Cultura 30/07/2021

Un Festival Grec casi normal con cien mil espectadores

Francesc Casadesús es renovado dos años más, que dedicará a la creación europea

2 min
La inauguración del Griego con 'Carrer Robadors'

BarcelonaEl Festival Grec se había propuesto “dar la sensación de normalidad”: objetivo conseguido. A pesar de que en el backstage ha habido “un trabajo ingente” –para ampliar el aforo del 50% al 70% o para conseguir traer artistas africanos a Barcelona– los espectadores han encontrado un oasis donde la pandemia no era la protagonista. El segundo Festival Grec de la era covid, lejos del balance minúsculo del año pasado, ha logrado unas cifras insólitas, casi al nivel de un verano normal. 98.000 espectadores han asistido a algún espectáculo del Grec y prácticamente 10.000 personas más ha participado en alguna actividad (ensayos, talleres, clubes de lectura, Grec Pro, etc.), de forma que cifran en 107.888 las personas que han ido al festival presencialmente. La ocupación de las salas de la ciudad ha sido del 66%, y la de los teatros de Montjuic, del 83%.

Esto queda muy lejos de los 23.572 espectadores que asistieron al festival de 2020 –hay que tener en cuenta que fue uno de los pocos que se hizo en Europa en plena pandemia mundial– y, en cambio, queda mucho en la línea de los espectadores que asistieron en 2019 (137.737) o en 2018 (114.281). El director Francesc Casadesús lo atribuye al hecho que el festival ha tenido más fechas (empezó el 10 de junio) y que han participado más salas: “Quisimos hacer un festival más expansivo para apoyar a más gente”, afirmaba ayer, y aseguraba que el de 2022 no será tan largo. También ha habido más conciertos en el Teatre Grec y, sobre todo, más actividades en los museos de la ciudad: la exposición de Rimini Protokoll en el CCCB Urban nature ha reunido 5.000 espectadores solo en julio. 

Falta de curiosidad del público

La programación del Grec 2021 era exigente, con nombres de artistas africanos desconocidos en Barcelona, y algunas apuestas, como Samsó de Bret Bailey, no han cuajado. “El público de Barcelona tendría que ser más curioso y atreverse a ver más cosas que desconoce”, dice Casadesús. Su apuesta para los dos próximos Grecs, para los que ha sido renovado, será “poner Barcelona al nivel europeo” y “romper el aislamiento que hemos vivido respecto al teatro internacional”. Buscará propuestas artísticas “excepcionales y singulares de artistas que tienen que ser descubiertos aunque no llenen salas”. “Un festival más que nunca de creación”, dice Casadesús, que se centrará en la creación Europea. Los festivales de Viena, Bruselas y Montpellier serán los asociados para 2022.

stats