Represión franquista
Cultura 19/10/2021

La justicia argentina quiere más pruebas para imputar a Martín Villa de 8 homicidios más

El equipo jurídico argentino espera un proceso muy largo pero confía que finalmente sea juzgado

3 min
A Gustavo Muñoz lo mató la policía el 11 de septiembre de 1978

BarcelonaNo ha sido nunca fácil ni se espera que lo sea a partir de ahora. Después de que el pasado viernes la juez argentina María Servini de Cubría dictara el auto de procesamiento del ex ministro Rodolfo Martín Villa, su equipo jurídico divisa un camino largo y muy complicado para que este procesamiento se haga efectivo: "El equipo de abogados de Martín Villa es muy poderoso –asegura la abogada argentina Julieta Bandirali en la rueda de prensa de la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina (Ceaqua)–. Ahora la pelota está en su campo y ellos se defenderán con uñas y dientes, pero tenemos que conseguir que esta orden sea firme y trabajaremos mucho para conseguirlo". La previsión es que, después de que los abogados del ex ministro hayan recurrido, todo se alargue más de un año.

El equipo jurídico argentino lamenta que el esfuerzo es mucho más grande por los obstáculos que pone la justicia española, por ejemplo, a la hora de conseguir pruebas. "Hemos de trabajar mucho más para conseguir más pruebas y más testimonios para poder imputar a Martín Villa de unos ocho homicidios más", asegura el abogado Eduardo Fachal. Servini pide prisión preventiva, a pesar de que no será efectiva, y un embargo de diez millones de euros.

De momento, Servini ha pedido procesar a Martín Villa por los homicidios, agravados por el hecho de incluirse en los crímenes contra la humanidad –es decir que no son hechos puntuales sino que forman parte de un ataque sistemático o generalizado contra la población civil–, de Pedro María Martínez Ocio, Romualdo Barroso Chaparro y Francisco Aznar Clemente (asesinados por las fuerzas de orden público durante la masacre del 3 de marzo de 1976 en Vitoria) y de Germán Rodríguez Saís (asesinado durante las fiestas de San Fermín de Pamplona el 8 de julio de 1978).

Represión durante la Transición

Fachal tiene clara la responsabilidad de Martín Villa: "En el caso de Vitoria él envió fuerzas represivas para provocar la masacre, y en declaraciones posteriores reconoció que lo había hecho para escarmentar a la población y evitar la subversión y el malestar social". El abogado argentino añade que en la Transición hubo muertos: "Las fuerzas represivas eran las mismas que las del franquismo". El abogado destaca que Servini ha sido extremadamente precisa y meticulosa en el auto, que tiene más de 900 páginas, para evitar que los abogados de Martín Villa paren el procesamiento.

Andoni Txasko, que perdió un ojo durante el ataque de la policía contra los obreros en Vitoria el 3 de marzo del 1976, espera que Martín Villa sea imputado por cinco muertos en Vitoria y no solo por tres. "El auto de procesamiento es una noticia excelente, nos hace mucha ilusión, pero nos la tomamos con cautela porque el estado español siempre pone dificultades". Txasko lamenta que el estado español ni juzga, ni deja juzgar.

Los tres votos del TC

Ceaqua y las víctimas del franquismo iniciaron todo este proceso hace más de 10 años, pero todas las querellas han sido rechazadas por los juzgados españoles por la ley de amnistía de 1977. En estos momentos, la entidad suma un millar de querellas y denuncias. El abogado español Jacinto Lara ha recordado que el pasado septiembre tres magistrados del Tribunal Constitucional se mostraron a favor de investigar y juzgar los crímenes del franquismo. Sus votos particulares no consiguieron que saliera adelante la demanda por torturas de Gerardo Iglesias, el ex secretario general del Partido Comunista, contra el ex policía franquista Pascual Honrado. Aun así, según Lara, es un pequeño paso adelante: "Es una advertencia que se tiene que dar respuesta a las víctimas de la represión y esta respuesta tiene que ser acorde al derecho internacional".

stats