Cultura 16/02/2021

Los Mossos detienen al rapero Pablo Hasél en la Universitat de Lleida

El músico se había encerrado con una veintena de manifestantes en el rectorado de la Universitat de Lleida

Imma González
3 min
L'interior del edificio del rectorado de la Universitat de Lleida, con los Mossos en el interior
Disponible en:

LleidaPablo Hasél ha entrado en prisión tras ser detenido esta mañana en la Universitat de Lleida por los Mossos. El músico, condenado a nueve meses de prisión por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona, ha ingresado en el Centre Penitenciari de Ponent. Durante la detención, Hasél no ha mostrado resistencia, solo ha lanzado gritos de "No nos doblegarán nunca" y en defensa de la lucha contra las instituciones. Era el final de una noche y madrugada en las que el músico y un grupo de manifestantes han esperado juntos para intentar impedir la intervención de los Mossos.

Hasél se había encerrado el lunes por la mañana en la Universitat de Lleida, donde ha pasado las últimas 24 horas. Esta mañana decenas de Mossos han entrado en el centro y han identificado a las personas que se han encerrado para acompañarlo. Los jóvenes no han mostrado resistencia. Pablo Hasél ha quedado rodeado de un último cordón de manifestantes para retardar la detención y mientras los Mossos esperaban para cogerlo hacía llamamientos a la "amnistía total". También se oían gritos de "Libertad Pablo Hasél" o "No podréis con todos los Pablos". La prensa ha podido entrar con la policía.

El rector de la Universitat de Lleida, Jaume Puy, ha dicho a Catalunya Ràdio que este final "significa un fracaso". "No se tendría que haber llegado nunca aquí. Un fracaso por parte de quien tiene responsabilidades en este asunto", ha dicho. Ha explicado que ayer hablaron con Hasél cuando se encerraron en la universidad y que esperaban poder llegar a un acuerdo. "No tengo ninguna autoridad sobre los Mossos, yo poco podía hacer", ha añadido. También ha apuntado: "Se nos hace difícil de entender que una persona que defiende la libertad entre en una universidad y ponga cadenas en las puertas. Aquí tiene que caber todo el mundo mientras use métodos pacíficos", ha dicho Puy, que ha lamentado las imágenes de la policía en la universidad. "Yo aposté por el diálogo. La situación es complicada. En la universidad la única arma que hay es la palabra y la palabra sirve para convencer, y no para vencer. Este es el camino que intentábamos".

Los Mossos han entrado este martes por la mañana en la Universitat de Lleida para detener a Pablo Hasél

Después de que el pasado viernes, 12 de febrero, se agotara el tiempo que se había dado al activista para entregarse voluntariamente al centro penitenciario de Ponent para cumplir una condena de nueve meses y un día de prisión por enaltecimiento al terrorismo e injurias contra la Corona, este martes por la mañana los Mossos han puesto en marcha un dispositivo para detenerlo.

Hasél este lunes a mediodía se encerró con una veintena de miembros de la plataforma a favor de su libertad en el edificio del rectorado de la Universitat de Lleida (UdL), con la intención de mostrar su oposición a la sentencia.

Los Mossos, este martes por la mañana, han montado un dispositivo para detener al rapero. Después de acceder al edificio del rectorado, los agentes han subido hasta la tercera planta, donde estaba Hasél. La intención de los Mossos ha sido sacar a los manifestantes uno a uno para poder identificarlos, a pesar de que desde la plataforma han hecho llamamientos para que se acercara más gente al edificio del rectorado a apoyar.

El rapero, consciente de que su detención era cosa de horas, este lunes por la noche ha hecho varios tuits: "No podemos permitir que nos dicten qué decir, qué sentir y qué hacer. Si lo hacemos, su represión habrá ganado, de locontrario, quedan debilitados. Están muy organizados para negarnos derechos y libertades, solo queda organizarnos mejor para conquistarlos", ha dicho, y ha añadido: "Me quedé aquí sin exiliarme para contribuir más a difundir el mensaje, a la movilización y sobre todo a la organización. Me encarcelarán con la cabeza alta por no haber cedido a su terror, por haber aportado mi grano de arena a lo que he dicho. Todos podemos hacerlo".

El rapero ha indicado en Twitter también que "las injusticias tienen unos culpables" y que él los ha "señalado alto y claro, con legítima y necesaria rabia". "Quieren impedir que expliquemos sus políticas criminales y enemigas de la clase trabajadora para evitar que se tome conciencia y por lo tanto la lucha organizada. No lo conseguirán", ha concluido.

stats