Cultura 24/04/2022

Muere Josep Massot, historiador, monje y activista de la cultura catalana

Fue director de las 'Publicacions' de la Abadía de Montserrat, filólogo y escritor

2 min
Josep Massot en una imagen de archivo el 2012

El filólogo, editor e historiador mallorquín Josep Massot i Muntaner ha muerto este domingo a los 80 años, según la Abadía de Montserrat, donde era monje y donde dirigió las Publicacions. Massot publicó decenas de libros y artículos sobre la Obra del Cançoner Popular de Catalunya -del que fue conservador-, la Guerra Civil, la lengua, la literatura catalana y la Iglesia. Sabio y erudito, fue un símbolo de catalanidad y un activista cultural que impulsó trabajos de investigación, estudios filológicos y homenajes sobre autores históricos catalanes. En 2012 recibió el premio de Honor de las Letras Catalanas y en 1996, la Creu de Sant Jordi, entre otros galardones.

Josep Massot i Muntaner nació en Palma de Mallorca en 1941 en una familia acomodada y con un intenso bagaje cultural que le hizo amar los libros. Fue al colegio de los jesuitas Monti-sion de Palma y después Massot viajó hasta Barcelona para estudiar la carrera de Filosofía y Letras. A principios de los años 60, visitó el monasterio de Montserrat, que se había convertido en un símbolo de catalanidad. En 1962 ingresó en la orden benedictina del monasterio. “Como durante la primera visita me había sentido cómodo, seguí viniendo y pronto ya pensé que aquí me podría encontrar bien”, decía Massot, cuando le preguntaban por qué se había hecho monje. Durante aquellos años colaboró con editores como Josep Maria Casacuberta, de Barcino, cuando el abad Cassià Maria Just le propuso en 1971 revitalizar la editorial del monasterio de Montserrat. 

Un símbolo del catalanismo

Con su tarea como editor, ensayista e historiador, Massot se convirtió en una figura relevante al reivindicar la catalanidad y la cultura catalana. Fue uno de los monjes que acompañó el encierro de intelectuales en Montserrat de 1970, germen de la Asamblea de Catalunya, y se ocupó de esconder las agendas de muchos de los participantes para evitar que las interviniera la Guardia Civil. “He sido siempre antifranquista, defendiendo los derechos humanos y los derechos de los pueblos, pero nunca he tenido carné de ningún partido político -decía años más tarde en una entrevista en la revista Òmnium-. La Iglesia de Catalunya tuvo que hacer un trabajo de suplencia en ausencia de normalidad democrática".

A lo largo de su trayectoria, Massot publicó decenas de libros, entre los que destacan La Iglesia catalana en el siglo XX (1975), Los mallorquines y la lengua autóctona (1972), Los escritores y la guerra civil en las Islas Baleares (1990) y la serie Escritores y eruditos contemporáneos, iniciada en 1996. De 1977 a 1979 dirigió el Diccionario de Literatura Catalana. Era miembro de la Sección Histórico-Arqueológica del Instituto de Estudios Catalanes y de la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona. También fue el fundador de la Sociedad Catalana de Lengua y Literatura, y de la revista Randa.

Massot fue galardonado en numerosas ocasiones por su tarea a favor de la cultura catalana. En 1989 recibió el premio Francesc de Borja Moll de los Premios 31 de diciembre de la Obra Cultural Balear, en 1996 la Creu de Sant Jordi y en 1997 el premio Nacional de Cultura Popular. En 2012 se le otorgó el premio de Honor de las Letras Catalanas y en 2019 la Medalla de Oro de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares.

stats