Música
Cultura  /  Música 02/07/2022

El Barcelona Beach Festival se querellará contra la alcaldesa de Sant Adrià de Besòs

El Ayuntamiento ha denegado a la promotora Live Nation la licencia para realizar el festival este sábado

4 min
Una asistente en el Barcelona Beach Festival saludando la historia.

BarcelonaEl Ayuntamiento de Sant Adrià de Besòs ha denegado la licencia de actividad al Barcelona Beach Festival, que tenía que celebrarse este sábado 2 de julio en la playa del Fòrum. Tal como informa el consistorio, el festival no cuenta con el informe preceptivo y vinculante de la Dirección General de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos de la Generalitat.

Según el Ayuntamiento, la promotora del festival, Live Nation, presentó la documentación necesaria para pedir el informe fuera de plazo, el 22 de junio, "cuando la ley establece que se tiene que presentar como máximo 15 días hábiles antes del inicio de la actividad"; es decir antes del 10 de junio. "A pesar de esto, el Ayuntamiento de Sant Adrià con la voluntad de que se pudiera celebrar la séptima edición del Barcelona Beach Festival, hizo la petición del informe a la Dirección General de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos que finalmente ha denegado", añaden fuentes municipales. El Barcelona Beach Festival 2022 proponía doce horas de música electrónica de baile, con artistas como Armin van Buuren, Don Diablo y Marshmello, entre otros.

En un comunicado, Live Nation no comparte la versión municipal; de hecho, la "niega rotundamente", aunque no especifica qué día entregó la documentación a los técnicos municipales. "Ha sido el Ayuntamiento de Sant Adrià el que presentó la solicitud fuera de plazo, pese a tener en su poder el proyecto de la actividad con suficiente antelación", dice la promotora, que considera que la "denegación de la licencia sin causa justificada provoca un enorme perjuicio". "Live Nation anuncia que no tiene más remedio que interponer una querella criminal contra la alcaldesa de Sant Adrià de Besòs, Filomena Cañete Carrillo, y contra la primera teniente de alcaldía Ruth Soto García, e interponer también una reclamación de responsabilidad patrimonial ante el Ayuntamiento por los daños económicos y reputacionales fruto de su actuación", añade la promotora.

¿Por qué se deniega la licencia?

La clave de bóveda es quién asume la responsabilidad final en un evento para el cual se han vendido 25.000 entradas. Según explica al ARA la alcaldesa de Sant Adrià, Filo Cañete, "para revocar la derogación de la licencia" se necesita "un informe favorable de los bomberos": "la competencia es de ellos", añade. Los bomberos, es decir, la dirección general de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos, no emiten ningún informe porque la documentación se presentó fuera de los "parámetros indicados en el artículo 23 de la Ley 3/2010" (fuera de plazo).

Aun así, la propia dirección general, que depende del departamento de Interior, en un comunicado al cual ha tenido el acceso el ARA, informa al Ayuntamiento de Sant Adrià de que, "si las condiciones técnicas previstas en la edición actual del festival son las mismas que las consideradas e implantadas en las ediciones anteriores", los bomberos pueden "asumir que se garantizan las condiciones de seguridad en caso de incendio, dado que para las últimas ediciones ya se informaron favorablemente estas condiciones". Según Interior, y como la documentación se entregó fuera de plazo, "corresponde a los servicios técnicos municipales la verificación documental de la coincidencia de todas las medidas de seguridad previstas en la edición actual respecto de las implantadas en las ediciones anteriores, dado que para la edición de 2022 no se ha podido valorar por parte del personal de la dirección general de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos ninguna documentación técnica por no disponer de suficiente tiempo para poder efectuar la revisión adecuada y emitir el informe correspondiente". Joan Delort, director general de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos, en una carta enviada a Cañete, asegura que "no hay motivo" que impida la celebración del festival, "excepto que" los servicios técnicos municipales "fuesen conocedores de anomalías graves no enmendables en la planificación o previsión de ejecución".

La alcaldesa, sin embargo, no acepta esta propuesta e insiste en que el festival solo puede hacerse con un informe favorable de los Bomberos. "Es cierto que el promotor ha tardado en entregar la documentación y, por lo tanto, tiene parte de responsabilidad en todo este proceso –admite Cañete–. Nosotros hemos intentado hasta el último momento que el festival pudiera salir adelante, pero no podemos dar la licencia porque no tenemos una certeza para garantizar la seguridad de los usuarios del festival. Si pasa algo, hay responsabilidades penales y estas serían contra el Ayuntamiento y contra mi persona".

Este viernes por la noche, la promotora Live Nation seguía vendiendo entradas en la web del festival y mantenía abierto el punto de recogida de pulseras en las puertas del recinto, como si nada impidiera que este sábado se pueda celebrar el Barcelona Beach Festival. Live Nation no renuncia a la celebración del festival. Pero si no logran "una rectificación del Ayuntamiento de Sant Adrià de Besòs" se verá obligada a la cancelación del Barcelona Beach Festival. Si fuera el caso, piden "disculpas a los artistas y asistentes", que recibirían "la devolución del importe de las entradas".

Público del Barcelona Beach Festival haciendo cola este viernes 1 de julio para recoger la pulsera que da el acceso al festival
stats