Cultura 10/06/2021

El Síndic pide una "investigación exhaustiva" sobre el Institut del Teatre y apunta a más casos

Ribó ve "evidente" que ha habido "abuso y acoso" y pide que el centro sea proactivo para buscar más víctimas y atienda a las del pasado

3 min
Los estudiantes del IT y otros centros de artes escénicas protestante por las calles de Barcelona este pasado febrero
Disponible en:

BarcelonaEl Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha sido muy contundente a la hora de valorar los acosos sexuales y abusos de poder en el Institut del Teatre que destapó el ARA en febrero: "Es evidente que se han producido situaciones de abuso de poder, acoso sexual e incluso abuso sexual”. De hecho, Ribó ha explicado que el Institut del Teatre tiene que "promover una investigación exhaustiva" porque los hechos son "més amplios de lo que se ha presentado hasta ahora" y ha recomendado que el Institut investigue los casos de los exalumnos que presentaron denuncias y que el protocolo actual no permite investigar. "Habría que dar un alcance más amplio, incluir al alumnado anterior y las responsabilidades atribuibles a los profesionales", ha concluido Ribó, que considera que ha habido "carencias" por parte del centro a la hora de "protegir" a los alumnos.

En este sentido, Maria Jesús Larios ha pedido que el Institut tenga una actitud "proactiva" a la hora de investigar todos los posibles casos que ha habido a lo largo de décadas en el centro, yendo a buscar a las posibles víctimas que no han dado el paso de ponerse en contacto con el Institut durante los últimos meses. “No tiene sentido que las personas que no están en la institución no entren en la investigación", ha dicho Larios, que ha puesto un ejemplo para definir cómo podría actuar la institución: "La administración tiene la lista de todos los alumnos".

Ribó ha puesto el foco en la institución, pero también en algunos docentes que tenían conocimiento de las situaciones que se daban en el Institut y no hicieron nada para pararlo: "Durante años había una situación de conocimiento e incluso algunos casos se produjeron en público, y fueron comunicados por los alumnos a los docentes". Así pues, a pesar de que parte del claustro tenía conocimiento de estas situaciones "que vulneraban los derechos del alumnado de manera continuada en el tiempo", algunos profesores "no actuaron de acuerdo con el derecho que tienen los alumnos a ser protegidos", ha explicado el Síndic, que también ha reconocido que no se "actuó de oficio con la diligencia debida" y que este incumplimiento de la protección de los estudiantes puede "constituir violencia institucional". El deber de la administración cuando hay indicios de acoso o abusos sexuales "no puede quedar supeditado a la existencia de denuncias formales", ha añadido Ribó.

Reparación moral y económica

Larios ha insistido en que se tiene que buscar la manera de recuperar la "confianza" en la institución y que esto pasa por poder reparar el daño que sufrieron los alumnos que sufrieron el acoso y los abusos: "Lo que recomendamos es una reparación. Puede ser económica o moral, implica reconocimiento de los hechos, pedir perdón y atención psicológica".

El Síndic ha trasladado tanto al Consorcio de Educación de Barcelona como a la Diputación de Barcelona –de quien depende el Institut del Teatre– una serie de recomendaciones para mejorar la respuesta a las situaciones denunciadas. El Consorcio ve con buen ojos los puntos que le ha transmitido el Síndic y ha respondido que las asume plenamente, mientras que la Diputación todavía no se ha pronunciado.

En la comparecencia Ribó también se ha referido al caso de abusos sexuales del Aula de Teatre de Lleida, que también destapó el ARA hace un año. En este caso, según el Síndic, el Ayuntamiento de Lleida y el centro sí han intentado dar respuesta a las necesidades de los alumnos que sufrieron los abusos.

stats