Barça
Deportes 01/09/2021

Alba y Busquets renuncian a variables fáciles y difieren un 60% de su salario

Esta rebaja desencalla la inscripción del Kun, mientras que el caso de Roberto depende de la renovación del futbolista

2 min
Jordi Alba y Sergio Busquets

BarcelonaEn un día frenético en los despachos del Camp Nou, además de abordar las últimas operaciones de mercado, el Barça ha hecho oficial la rebaja salarial de dos capitanes más. Se trata de Jordi Alba y Sergio Busquets, que renuncian alrededor de un 25% del salario perdonando variables de fácil cumplimiento, como por ejemplo que el club supere la fase de grupos de la Liga de Campeones y vaya avanzando eliminatorias en la competición. Por otro lado, los dos futbolistas también han acordado con la entidad azulgrana diferir alrededor del 60% de su salario de esta temporada y cobrarlo el próximo curso (2022-2023). Cerrar este acuerdo con el lateral del Hospitalet y el centrocampista de Badia del Vallès ha permitido inscribir al Kun Agüero en la Liga y ampliar el límite del fair play financiero estipulado por la patronal del fútbol. 

De este modo, Alba y Busquets se suman a Gerard Piqué como los primeros tres futbolistas de la plantilla que, además de diferir ya parte de su salario la temporada pasada, renuncian ahora a una parte de su sueldo y aceptan un nuevo diferimiento. La rebaja del central barcelonés fue determinante antes del inicio de la Liga para que Memphis, Eric Garcia y Rey Manaj –que se ha marchado cedido al Spezia italiano– pudieran ser entonces inscritos. El caso del cuarto capitán, Sergi Roberto, es diferente y más complicado porque el centrocampista de Reus acaba contrato al final de esta temporada y, por lo tanto, se tiene que negociar un nuevo vínculo con el jugador. 

El caso de Sergi Roberto, aparte

Desde el entorno de Roberto aseguran que no hay ningún problema para aceptar un diferimiento salarial y renegociar las primas cuando el Barça y el centrocampista rubriquen un nuevo vínculo contractual. La voluntad, tanto del jugador como del Barça, es la de renovar. En este sentido, las dos partes se han emplazado a seguir negociando los términos de una renovación en la que el principal obstáculo es llegar a un entendimiento respecto a la nueva remuneración del centrocampista formado al plantel. Por parte del jugador, entienden y aceptan que el Barça proponga una renovación a la baja, pero consideran que las cifras propuestas actuales son “muy” bajas.

Actualmente es un tema que sigue encallado, pero la voluntad de las dos partes es llegar a un entendimiento. De hecho, Roberto ya dejó claro que no quiere marcharse del Barça y siente que se tiene que apretar el cinturón para ayudar al club. Así lo expresó él mismo en una entrevista en La Vanguardia: “Nosotros queremos colaborar desde el primer minuto, pero se ha hablado mucho sin saber nada y nos han caído varapalos que no entendemos”.

stats