RCD Espanyol

Darder vuelve a marcar el camino a seguir al Espanyol

El mallorquín firma un gol y reparte una asistencia en el derbi, donde vuelve a ser el periquito más destacado

3 min
Darder marcó un gol y repartió otro al derbi

Cornellà de LlobregatSergi Darder sabe qué son los derbis, vividos desde el prisma del Espanyol desde los catorce años. Quizás por eso el centrocampista de Artà, que ya fue uno de los jugadores blanquiazules más destacados en el partido de la primera vuelta en el Camp Nou, volvió a ser el mejor de los de Vicente Moreno en Cornellà-El Prat. El mallorquín mostró el camino a seguir y firmó un partido bastante completo que redondeó con un gol y una asistencia. 

Darder es el alma del Espanyol. El equipo nota mucho cuando el centrocampista aparece; sonríe cuando tiene un contexto que le permite decidir cómo mover el equipo y también sufre cuando el equipo no lo sabe encontrar. Pocas veces juega mal, y en muchos partidos, como el de ayer, se impone y se sobrepone a un escenario que no lo acompaña. Keidi Bare, Yangel Herrera o Tonny Vilhena son buenos escuderos, perfiles más bien físicos que aportan trabajo y despliegue físico pero que sufren bastante cuando les toca dar continuidad al equipo con la pelota en los pies. 

En escenarios como en el derbi de ayer, en el que Vicente Moreno prioriza el equilibrio y cerrar espacios, Darder se siente bastante solo a la hora de crear juego en corto. El Espanyol se protegió bien cuando le tocó defender, pero sin socios con buen pie Darder se siente solo y el equipo se encuentra huérfano de motores capaces de dinamizar el juego con pases en corto. 

Los blanquiazules cometieron bastantes pérdidas por la buena presión del Barça en zonas de riesgo. Solo con un centrocampista creativo es difícil progresar. El Espanyol sufrió cuando el primer pase no lo hacía Darder, jugador que interpreta como pocos cuál es el pase o la maniobra correcta. El de Artà solo erró dos de los dieciocho pases que intentó en el primer tiempo. 

Cinco asistencias este curso

Poco antes del descanso, Darder dio vida al Espanyol después de inventarse un preciso chut enroscado que Pedri desvió ligeramente, haciendo inútil el intento de pararlo de Ter Stegen. En la reanudación, los blanquiazules volvieron a ceder la iniciativa al Barça rifando demasiadas pelotas. No habían hecho nada los blanquiazules para volver a amenazar la portería rival cuando, de la nada, Darder puso luz a la oscuridad del Espanyol con la pelota en los pies y regaló una asistencia precisa a RDT, al que dejó a solas ante el portero alemán del Barça. Quinto pase de gol de esta temporada de Darder, quien más ha repartido este curso. Que el segundo sea De Tomás, con tres, confirma que el equipo necesita más hombres capaces de servir el último pase. 

Vicente Moreno dejó claro cuál era el plan del partido que buscaba: resistir durante una hora de juego y situar después a hombres para defender el marcador con la pelota. Por instantes, el planteamiento le salió bien. El técnico de Massanassa tardó en mover ficha y, cuando lo hizo dando entrada a Morlanes y Melamed, el equipo consiguió respirar un poco más en campo contrario. El impacto de los dos cambios, sin embargo, fue reducido, porque ninguno de estos dos centrocampistas acabó el partido: Morlanes se retiró lesionado y Melamed fue expulsado en el tiempo añadido. El Espanyol acusó las dos bajas, especialmente, en cuanto a la posesión. Se resintió un Darder que, en el segundo tiempo, solo pudo completar ocho pases. El Espanyol, sin herramientas para retener la pelota, acabó siendo castigado en el tramo final por no haber mantenido la posesión como hacía falta. Una lección de cara al futuro. Defendiendo sin pelota no basta. Hay que acompañar bien a Darder.

"No se les ha escapado nada, sino que han ganado un punto", ha apuntado el mallorquín al final del partido. Darder ha defendido que ha sido el Espanyol el que ha dejado escapar dos puntos. "No puede ser que se nos escape un partido en el que hemos hecho lo que teníamos que hacer en prácticamente todos los minutos. Hemos sido fuertes después de encajar un gol pronto. Merecíamos los tres puntos, pero hay que ser realistas, el Barça te somete", ha añadido. El balear ha admitido que el desgaste físico les ha pasado factura: "Llevábamos 100 minutos sobre el césped, son situaciones en las que uno ya no puede más, influyen el cansancio y la suerte", ha comentado sobre el empate final.

stats