Juegos Olímpicos 2020
Deportes 25/07/2021

La España del incombustible Pedri salva los muebles a tiempo contra Australia (1-0)

Un gol de Mikel Oyarzabal en el minuto 80 permitirá a los de De la Fuente depender de sí mismos para jugar los cuartos de final

3 min
Oyarzabal tapándose la cara con la camiseta al partido contra Australia.

BarcelonaVictoria agónica de la selección española de fútbol contra Australia en Sapporo. Un gol de Mikel Oyarzabal en el tramo final del partido ha expulsado el fantasma de la eliminación en las primeras de cambio y sitúa a la roja al frente de su grupo y con las opciones intactas para colgarse una medalla. El día 28 España se jugará la primera plaza con Argentina, que ha derrotado a Egipto en la jornada de hoy (2-0).

Con una alineación con cinco novedades en relación al día del empate con Egipto, el conjunto de Luis de la Fuente ha dominado la pelota y la escena desde el primer minuto contra un oponente muy inferior, pero ha lamentado la falta de acierto en los metros finales, un mal endémico del combinado olímpico que también acusó la selección de Luis Enrique en la Eurocopa. En el minuto 20, Oyarzabal, héroe al final, ha tenido el gol a pocos centímetros, pero su chute entre duro y colocado se ha estrellado en el larguero de la portería Glover. El jugador de la Real Sociedad ha funcionado de entrada de falso delantero centro en una línea de tres atacantes con Puado y Olmo a ambos lados. Cucurella y Eric García han completado la presencia catalana en un once comandado desde la medular por el azulgrana Pedri, que con este suma 69 partidos oficiales en una temporada maratoniana. Ronald Koeman lo tendrá que gestionar con cabeza cuando vuelva de la cita olímpica para afrontar un nuevo curso con el Barça.

Australia, que ha cedido la posesión de la pelota en todo momento, ha resistido como ha podido hasta el descanso. Los verdugos de los argentinos (2-0) en la primera jornada del torneo de fútbol masculino han cerrado líneas alrededor de su área, en espera del error español para buscar de vez en cuando la portería de Unai Simón, pero su plan ha quedado circunscrito a la defensa propia. Además de la oportunidad de Oyarzabal, el valenciano Carlos Soler ha estado a punto de inaugurar el marcador en el minuto 42. El interior ha intentado sorprender desde segunda línea para aprovechar un buen pelotazo de Zubimendi desde los tres cuartos. Su chute final ha ido al lateral de la red. Esta ha sido de las pocas jugadas que España ha tramado por el lado derecho, en que Olmo y Óscar Gil no han estado tan presentes como Cucurella, Pedri y Puado en el lado contrario. La entrada de Marco Asensio en la segunda parte ha invertido la tendencia.

La gestión de los cambios, punto a favor para De la Fuente

La segunda mitad ha empezado con el mismo guion, con los de De la Fuente monopolizando la bola y las ocasiones y los australianos obstinados en cerrar pasillos y salir rápido a la contra para retratar a Eric García y Pau Torres en campo abierto. A pesar de alguna indecisión sin consecuencias, los dos centrales han controlado bien las emboscadas de los delanteros rivales. En el minuto 57, la roja ha puesto una marcha más gracias a la entrada del ágil Bryan Gil, que ha ofrecido más soluciones en estático que Puado. Australia ha reaccionado al uno contra uno del andaluz con un cambio de sistema (3-5-2 en lugar del 4-3-3 inicial) que ha complicado todavía más la fluidez ofensiva del equipo español, que poco a poco veía cómo sus intentos iban perdiendo claridad.

Con los rojos cada vez más abocados en ataque y los amarillos cada vez más cerrados detrás, De la Fuente ha sumado al citado Asensio a la causa y ha cambiado de dibujo cuando ha sacado a Óscar Gil para poner un ariete de referencia como Rafa Mir. Que el técnico ha acertado con las decisiones se ha demostrado en el minuto 80, cuando el extremo mallorquín del Madrid ha colocado un caramelo en forma de centrada de fuera hacia dentro y Oyarzabal, que es perseverancia en sí mismo, ha aprovechado que los centrales australianos vigilaban a Mir para rematar hacia la red de Glover. Con este 1-0 sudado hasta el último segundo, el equipo español dependerá de sí mismo en la última jornada del grupo C. Si empata o gana contra Argentina, jugará los cuartos de final contra Brasil, Alemania o Costa de Marfil.

stats