Barça
Deportes 19/10/2021

Ansu Fati rechaza la Premier para hacer carrera en el Barça

El hispanoguineano firmará en los próximos días la renovación como azulgrana

3 min
Ansu Fati celebrando su segundo gol esta temporada, el del empate.

BarcelonaLa principal esperanza de futuro del Barça, Ansu Fati, firmará en los próximos días su nuevo contrato, el primero como mayor de edad. El club se asegura la continuidad del delantero hispanoguineano con un acuerdo hasta el 30 de junio de 2027 que prevé una mejora muy sustancial de condiciones –a la altura de un valor de mercado que se ha resentido poco a pesar de haber estado diez meses lesionado– y una rescisión valorada en 1.000 millones de euros, según ha informado el diario Sport, la misma cantidad con la que recientemente se ha blindado a Pedri González.

En los despachos del Barça admiten que la negociación "no era nada fácil" porque Ansu tenía propuestas económicamente superiores a las que podía ofrecerle el club en el contexto de crisis actual. El atacante de La Masia, representado por Jorge Mendes, tenía ofertas de equipos de primer nivel de la Premier League –el Liverpool y el Manchester United eran los más interesados– que lo cubrían de oro, pero ha preferido seguir en el Camp Nou y liderar la reconstrucción con el 10 de Messi en la espalda. Ya se ha visto que el reto no lo asusta.

Fuentes del Barça reconocen al ARA que en los últimos días se había avanzado mucho en una negociación que ha encabezado el director de fútbol Mateu Alemany, que tiene una relación estrecha con Mendes. Mundo Deportivo ha informado de un encuentro relámpago del ejecutivo mallorquín en Oporto para verse con el representante y dejar encarrilado el acuerdo para garantizar la continuidad de Fati, que verá multiplicados los ingresos a corto plazo. El delantero está ahora mismo en la parte baja de la escala salarial y después de la firma remontará algunas posiciones.

Ahora bien, a medida que pasen las temporadas, y siempre que su rendimiento acompañe, la cifra anual del contrato irá aumentando, de acuerdo con la recuperación que se espera que haya en materia económica. Se tiene que recordar que ahora mismo el Barça está excedido en el fair play y que el vicepresidente Eduard Romeu presupuestó 147 millones de ahorro en sueldos deportivos. Por lo tanto, tanto esta ampliación de Ansu como la de Pedri hace algunos días se tienen que englobar en el paradigma negociador que Alemany y Reverter imponen para no hacer peligrar la viabilidad del proyecto.

El Barça recupera la iniciativa

La renovación de Ansu Fati es estratégica en muchos sentidos. Con el acuerdo, Mendes se asegurará una jugosa prima de renovación que no vería si, como se interpretaba no hace mucho en los despachos del Camp Nou, el contrato tuviera dos años más ejecutables unilateralmente por el Barça. Y la cosa más importante: con la firma de un nuevo contrato, la institución azulgrana da una alegría a los socios y vuelve a tener la sartén por el mango en cuanto a la situación de uno de los activos más valiosos que tiene actualmente. Porque, con el 30 de junio de 2022 como fecha de fin del compromiso vigente, no se podía ni promocionar la marca Barça con el hispanoguineano como abanderado ni tampoco se podía aspirar a venderlo por una suma millonaria en caso de que hiciera falta. Una salida, por cierto, que tuvo adeptos dentro del club como solución para poder renovar a Messi.

Con Pedri y Ansu ligados, la dirección deportiva del Barça sigue encarando el futuro de otros integrantes de la plantilla. Con Sergi Roberto, que acaba el contrato el verano que viene, ha habido un frenazo en las conversaciones para renovarlo a la baja. Con Dembélé hay la voluntad de negociar con su representante, que hoy por hoy da largas. Y después están las carpetas de jóvenes como Gavi y Araujo, a los que se quiere premiar con una mejora de condiciones que se corresponda con su importancia en el césped.

stats