Barça
Deportes  /  Barça 15/03/2022

El Barça cierra el patrocinio de Spotify para las camisetas y el Camp Nou

La empresa sueca firma un acuerdo con la entidad azulgrana que será vigente a partir de la próxima temporada

4 min
El Camp Nou ha visto pasar hasta cuatro directores de cumplimiento en el último año y medio.

BarcelonaYa es oficial. Después de meses de negociaciones, el Barça y Spotify unen sus caminos. La junta azulgrana, reunida de manera ordinaria este martes, ha dado luz verde para que la empresa sueca de reproducción de música y podcasts en formato streaming sea el nuevo patrocinador de la entidad catalana. A partir del próximo curso y durante las próximas cuatro temporadas, lucirá su logotipo al frontal de la camiseta de los primeros equipos masculino y femenino. El acuerdo también incluye que Spotify patrocinio las camisetas de entrenamiento de los dos equipos a partir del curso próximo y para las próximas tres temporadas. Además, y por primera vez en la historia, el Camp Nou tendrá un nombre comercial: pasará a denominarse Spotify Camp Nou. El Barça no ha hecho públicas las cifras del patrocinio, a pesar de que la suma final oscilará entre los 70 y los 75 millones, incluyendo la parte fija más la variable. Todo ello tendrá que ser ratificado por la asamblea extraordinaria del 3 de abril. Será una asamblea telemática.

El club también ha comunicado que el Barça y Spotify trabajarán para "utilizar los soportes y espacios audiovisuales del estadio para presentar y amplificar el trabajo de los diferentes artistas y conectar con las audiencias globales del Barça a través de la televisión", especifica el comunicado. Cuando la remodelación del Camp Nou esté completada con el proyecto del Espai Barça, Spotify estará muy presente en las instalaciones. "Nos sentimos muy orgullosos de poder anunciar una alianza pionera como esta con una entidad de referencia en todo el mundo como Spotify. Esta unión nos permitirá seguir acercando el club a sus fans y haciéndoles sentir, aún más, parte de la familia Barça a través de experiencias únicas, que nos permitirán combinar el entretenimiento y el fútbol haciendo posible que lleguemos, al mismo tiempo, a un mayor número de personas en todo el mundo", ha dicho el presidente Joan Laporta a los medios oficiales del club.

Un acuerdo que llega más tarde del previsto

Que el acuerdo sea oficial se ha celebrado con alegría en el Camp Nou. No ha sido una negociación fácil, pese a que el grueso del nuevo vínculo ya estaba avanzado a principios del pasado mes. Cuando el 6 de febrero los responsables de Spotify se tomaron una fotografía en el palco del Camp Nou con Juli Guiu, el vicepresidente de marketing del Barça, parecía que la firma del contrato con la marca sueca por el frontal de la camiseta de los primeros equipos masculino y femenino, por la parte trasera de la camiseta de entrenamiento y por los title rights del Camp Nou debía ser inminente. Pero la realidad ha sido diferente. "Hace días que el contrato fue enviado a Spotify, que todavía no lo ha firmado y está alimentando cierta inquietud", explicaban fuentes de la entidad azulgrana al ARA a mediados de febrero. Otra figura conocedora de las negociaciones transmitía entonces un mensaje de tranquilidad: "Estas cosas van lentas, es un contrato complejo".

La instantánea que capturó RAC1 en la zona noble del Camp Nou, tras la victoria ante el Atlético de Madrid (4-2), trajo cola en los despachos azulgranas. "Fue un gesto, es normal que vengan para conocer al Barça", aseguraba una fuente de las negociaciones a este diario. Pero que esa imagen saliera entonces a la luz no gustó a la cúpula directiva y ejecutiva, que seguía a la espera de cerrar los últimos detalles del acuerdo con los responsables de Spotify. De hecho, las negociaciones continuaron desde la distancia a un ritmo más lento de lo que hubiera deseado la cúpula azulgrana, que tenía muchas ganas de cerrar un patrocinio que se estaba cocinando desde noviembre, cuando el club recibió la primera oferta de la empresa dirigida por Daniel Ek. La compañía sueca, considerando que tenía la sartén por el mango, no tuvo problema en dilatar el acuerdo para intentar rebajar un poco las cifras. El ex director general del Barça, Ferran Reverter, era quien pretendía conseguir más dinero en la operación, pero quedando fuera en la ecuación final –dimitió el 8 de febrero–, Ek y sus colaboradores se empoderaron para seguir alargando las negociaciones.

Una necesidad imperiosa

Con el vínculo con Rakuten que finaliza al final de esta temporada, sellar el nuevo patrocinador era una necesidad imperiosa para el club. La entidad trabaja para cerrar el presupuesto correspondiente en este curso en positivo después de que la junta de Laporta contabilizara en más de 400 millones las pérdidas heredadas de la gestión de Josep Maria Bartomeu. Mientras se avanza en la planificación deportiva con los fichajes de Franck Kessié y Andreas Christensen ya ligados, el presidente azulgrana trabaja con otras vías para generar ingresos. Son el acuerdo con el fondo de inversión CVC y las ventas del 49% de Barça Studios y BLM (Barça Licensing & Merchandising). De estas tres vías, la más avanzada es CVC. Las otras dos están en fase embrionaria, todavía lejos de las expectativas de la entidad. Con CVC, como ya explicó el ARA , el trato para percibir entre 270 y 300 millones parte de la base que el dinero entre como capital, como pasa con los clubes que son sociedad anónima (SAD), y que ya han ingresado el líquido en el marco del proyecto LaLiga Impulso.

stats