Barça
Deportes 08/11/2021

Xavi: "Me dejaré la vida para que esto funcione"

El técnico explica que el suyo es un proyecto a "medio y largo plazo" y Laporta le garantiza "confianza si las cosas no van bien"

4 min

BarcelonaCasi 10.000 aficionados y aficionadas han querido acompañar a Xavi en su vuelta a casa. Acompañado del presidente Joan Laporta, el exjugador ha firmado en el césped del Camp Nou su nuevo contrato, que lo vincula como entrenador del Barça hasta el 2024. "No me querría emocionar, pero estoy muy ilusionado. Muchas gracias, solo os quiero decir una cosa: somos el mejor club del mundo. Viva el Barça y viva Catalunya", han sido sus primeras palabras antes de dedicar un tiempo a hacerse fotografías con su familia y de saludar a la afición presente, que le ha mostrado mucha estima coreando su nombre, y firmar algunos autógrafos.

"Me dejaré la vida para que esto funcione. Aquí no vale el notable, aquí tenemos que ser excelentes. Esto es el Barça, aquí no vale ni empatar ni perder, solo ganar. Estoy muy emocionado por el recibimiento de la afición. Se lo tenemos que devolver con esfuerzo y sacrificio y también por el respeto por los valores que identifican al club". También estaba emocionado Laporta, que, además de animarse a cantar con la afición, ha afirmado que "hoy es un día que marcará la historia del club".

Después de volver a pisar el césped del Camp Nou, Xavi ha atendido a la prensa. "La exigencia será máxima. Sé que el equipo no está en su mejor momento, pero la premisa es jugar bien y, así, llegarán los resultados", ha explicado el de Terrassa, que ha calificado que lo comparen con Pep Guardiola como "un éxito", por todo lo que técnico de Santpedor "ha dado al club". Sobre su receta, Xavi ha dicho que no cree en la mano dura, pero que "tiene que haber normas en el vestuario, cuando las hemos tenido, las cosas han ido bien y, cuando no, no hemos competido", y que hablará con el presidente Laporta para "poner orden" en el área médica y la de prevención física porque "tantas lesiones me preocupan a mí y al club, a todos". El técnico de Terrassa también ha querido dejar claro que su llegada simboliza un proyecto "a medio y largo plazo".

Exigir a los capitanes y amigos

Xavi también ha hablado de Messi, al que siempre había dicho que le habría hecho ilusionar entrenar: "Tengo amistad con él, me ha escrito, me ha deseado suerte y ha hecho broma. Claro que me gustaría poderlo entrenar. Y a Eto'o y a Ronaldinho... Pero no están y tenemos que ser competitivos con los que somos". Y, en cuanto a los jugadores con los que compartió vestuario -Piqué, Alba, Busquets, Roberto y también Ter Stegen-, ha dicho que son a los que "apretará más": "Son los capitanes. Tienen que tirar del carro. Son los primeros a los que tenemos que exigir. No sé si soy muy positivo pero, para mí, conocerlos, que sean amigos míos, es una ventaja. Pero no busco un único líder. Es importante que haya diferentes liderazgos. No puede ser que haya un único líder".

El técnico catalán ha dejado claro que en su libro de entrenador es innegociable jugar con "extremos abiertos" y ha dicho que en la plantilla hay jugadores que pueden desarrollar este rol y se ha referido concretamente a Ansu y ha defendido que "renovaría ahora mismo a Dembélé". "Bien trabajado, tiene condiciones para ser el mejor en su posición. Depende de su mentalidad, pero si se lo cuida y si se lesiona poco, puede ser determinante. Tiene que estar feliz, cómodo y a gusto. Su renovación es prioritaria", ha explicado respecto al futbolista francés, que acaba contrato este curso. "Valoraremos con el club si podemos fichar en invierno, pero se tiene que estar atento al mercado, que siempre ofrece oportunidades", ha añadido. Respecto a la bajada de nivel del equipo en los últimos años, Xavi ha dicho que no puede entrar a valorar lo que pasaba, porque no estaba, pero ha insistido en la necesidad de poner normas en el vestuario. "No sé cómo se entrenaba aquí, pero sí sé cómo entrenamos nosotros".

Joan Laporta y Xavi, acompañado de su familia, saludan a la afición

Dos negativas a Bartomeu

Xavi habría podido aterrizar en el Barça con Josep Maria Bartomeu ya en dos ocasiones. Cuando se echó a Valverde en enero del año pasado y en verano, también del año pasado, antes de la llegada de Koeman. "Primero, en enero, fui honesto conmigo mismo, y era demasiado pronto. Tanto para mí como para mi familia. Y, después, en verano, antes de un año de elecciones, tampoco creí que era el momento. Con Jan tenemos una muy buena relación y cuando me llamó consideraba que ahora sí era el momento".

Por su parte, Laporta, que ha recuperado su vínculo con Xavi después de que durante el periodo electoral se hubiera enfriado, ha querido defender que "siempre" ha dicho que el exjugador sería entrenador del Barça. "No era una situación fácil, porque quisimos dar un margen de confianza a Koeman y esto le trasladamos a Xavi". "Sabe que tendrá toda nuestra confianza, también cuando las cosas no vayan bien", ha añadido el máximo dirigente azulgrana. El técnico también ha confesado que se le ofreció ir a trabajar con Tite, el seleccionador brasileño, y después del Mundial de 2022, heredar el equipo nacional de Brasil, pero que su sueño "siempre ha sido volver al Barça".

"Puertas abiertas con el Al-Sadd"

Laporta, que no quiere que se lo vincule con Catar, no viajó a Doha para negociar la salida de Xavi, que finalmente se tuvo que sellar con el importe de la cláusula de cinco millones de euros para liberar al entrenador. El máximo dirigente azulgrana ha preferido no revelar cómo se abonará esta cantidad, pero ha dicho que "todas las partes, Xavi incluido", han hecho esfuerzos para rescindir su contrato. "Las puertas con el Al-Sadd han quedado abiertas. Hay un Mundial en Catar el año que viene y estamos abiertos a hablar, pero todavía no se ha materializado cómo pueden ser estos acuerdos".

stats