Deportes 28/02/2022

La FIFA y la UEFA echan a Rusia y sus equipos de las competiciones internacionales

La selección rusa no podrá jugar el Mundial de Qatar, mientras que la Euroliga de baloncesto también ha suspendido los equipos rusos

3 min
La selección de Rusia, durante la Eurocopa del 2021

BarcelonaHan tardado, pero finalmente la FIFA y la UEFA han decidido conjuntamente este lunes que todos los equipos rusos, sean selecciones o equipos de clubes, quedan suspendidos de participar en las competiciones internacionales hasta "nuevo aviso". La decisión ya es oficial y llega después de la recomendación hecha este lunes por el Comité Olímpico Internacional a las federaciones y a los organizadores de las competiciones deportivas porque "no inviten ni permitan la participación de deportistas o dirigentes rusos o bielorrusos" en ninguna de ellas. La medida planteada por el COI pretende "proteger la integridad de las competiciones deportivas mundiales y la seguridad de todos los participantes".

La presión de todos los países europeos a raíz de la invasión de Ucrania ha sido determinante para que la FIFA y la UEFA atiendan la posición de Polonia, país contra el cual Rusia tenía que jugar el 24 de marzo el partido de ida de la repesca para el Mundial de Qatar de finales de año. Cuando estalló el conflicto, los polacos no tardaron en posicionarse y anunciar que se negaban a jugar el partido. También se veían implicadas las selecciones de Suecia y de la República Checa, los otros dos conjuntos nacionales que compiten en la repesca por la plaza europea para el Mundial y que quizás se habrían enfrentado en el camino de Rusia. La selección de los Países Bajos ya ha anunciado que no jugará partidos contra Rusia o Bielorrusia "hasta nuevo aviso". De este modo, el combinado nacional oranje se suma a otras federaciones internacionales de fútbol –la mencionada Polonia, así como Inglaterra, Albania, República Checa, Dinamarca, Irlanda, Noruega, Escocia, Suiza, Francia y Gales– que también habían evidenciado el rechazo a enfrentarse a estos dos países.

La expulsión también afecta a la selección rusa femenina, que este verano tenía que disputar la Eurocopa, que se celebrará en Inglaterra. Este lunes también se había posicionado la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (Fifpro). Mediante un comunicado, este colectivo había pedido a la FIFA que se suspenda inmediatamente la Federación Rusa de Fútbol en solidaridad con Ucrania. Esto en cuanto a los combinados estatales, pero la UEFA ha determinado también que todos los equipos rusos de fútbol inmersos en competiciones europeas sean excluidos. Esta medida afectará el Spartak de Moscú, clasificado para los octavos de final de la Europa League y que se tenía que enfrentar al RB Leipzig.

La medida también tendrá consecuencias más allá de la faceta estrictamente deportiva: Alexander Dyukov, presidente del consejo de administración de Gazprom Neft, gigante petrolero ruso, es también (desde el año pasado) miembro del comité ejecutivo de la UEFA, además de expresidente del Zenit de San Petersburgo. La UEFA y Gazprom mantienen un importante acuerdo de patrocinio desde 2012 y con vigencia hasta 2024. De hecho, la multinacional rusa está muy presente en el mundo del fútbol y ya vio como, la semana pasada, el club alemán Schalke 04 daba por finalizado el patrocinio. Dyukov, además, es un buen amigo del presidente de Rusia, Vladímir Putin. De hecho, Gazprom ya estuvo involucrada en fuertes sanciones, precisamente por el conflicto en Ucrania, en 2014.

La Euroliga suspende los equipos rusos

Más allá del fútbol, la Euroliga también ha anunciado este lunes por la tarde que el CSKA de Moscú, el Unics Kazán y el Zenit de San Petersburgo están suspendidos de forma oficial. También se ve afectado el Lokomotiv Kuban de Krasnodar, equipo que milita en la EuroCup. Si la situación no evoluciona de manera favorable, se anularán todos los partidos de la temporada regular contra equipos rusos por reconfigurar la clasificación.

El COI retira la Orden Olímpica a Putin

La directiva del COI también ha acordado retirar su máxima condecoración, la Orden Olímpica, a todos los miembros del gobierno ruso que la tengan. Esta decisión afecta, entre otros, a Vladímir Putin, su viceprimer ministro Dmitry Chernyshenko, que estuvo a cargo de los Juegos de Invierno disputados en Sochi en 2014, y el jefe de gabinete adjunto de la Oficina Ejecutiva del Presidente, Dmitry Kozak. El COI también "insta las federaciones deportivas internacionales y los organizadores de pruebas deportivas en todo el mundo a hacer todo lo que esté en sus manos para garantizar que no se permita la participación de ningún atleta o dirigente deportivo de Rusia o Bielorrusia con el nombre de Rusia o Bielorrusia". En caso de que no sea posible excluirlos, el COI pide que "los ciudadanos rusos o bielorrusos, sea como individuos o como equipos, tienen que ser aceptados únicamente como atletas o equipos neutrales. No se tienen que exhibir símbolos, colores, banderas o himnos nacionales".

stats