Juegos Olímpicos
Deportes 01/08/2021

La escalada deportiva llega a la cumbre del olimpismo

Esta nueva modalidad se estrena esta semana y tendremos campeones el día 6

Joan Carol
4 min
Lo escalda deportiva se estrena a unos Juegos Olímpicos

BarcelonaLa escalada deportiva será tan breve como intensa en los Juegos Olímpicos de Tokio. La primera jornada masculina será el martes 3, y la femenina, miércoles 4. Jueves 5 un hombre será el primer campeón olímpico en esta disciplina, mientras que viernes 6 será coronada la primera mujer.

De necesidad a deporte olímpico 

No hay muchos registros antiguos sobre la escalada, pero empiezan a haber bastantes a partir del siglo XV. En 1492 el francés Antione de Ville inició la historia de la escalada al subir a la cumbre de Mont Aiguille, de la cordillera de los Alpes. Tres siglos después, nació el predecesor de la escalada moderna. En 1786 se completó el primer ascenso a Mont Blanc, una cumbre de casi 5.000 metros de altitud que marcó un hito histórico en la escalada. Desde entonces, la popularidad de la escalada creció desmesuradamente, pero con el objetivo de conseguir cumbres, no focalizada en la actividad de escalar como tal.

A finales del siglo XIX, se inició un cambio en la actitud de los escaladores. Gracias a las nuevas cuerdas y anclajes que hacían la escalada mucho más segura, alpinistas de toda Europa empezaron a crear la escalada deportiva. W. P. Haskett Smith es conocido como el padre de la escalada de rocas, por haber llegado en 1886 a la parte más alta de Napes Needle, la cumbre más destacada del Great Gable.

La década de 1950 fue testigo de una explosión en la popularidad de la escalada. Las nuevas técnicas y equipamientos ayudaron a llevar al deporte una nueva dimensión. En 1960 se construyó la primera pared interior de escalada en el Ullswater School de Inglaterra. Desde entonces, la escalada deportiva no ha parado de crecer a un ritmo desenfrenado, hasta llegar a convertirse en el que promete ser uno de los deportes más divertidos de ver en los Juegos Olímpicos.

Una combinación de habilidades

La escalada se ha adaptado al olimpismo creando tres categorías diferentes dentro de la misma competición; velocidad, boulder y lead. Esta nueva competición es la encarnación del lema olímpico: "Citius, altivos, fortius", es decir, más rápido, más alto, más fuerte. Todos los escaladores tendrán que pasar por las tres pruebas diferentes, y el ganador será el que obtenga un mejor resultado total. Así pues, 20 hombres y 20 mujeres competirán en esta variedad de disciplinas para coronar los primeros campeones olímpicos de escalada deportiva.

En la prueba de velocidad, dos escaladores compiten a la vez para ver quien llega antes a la parte más alta de una pared de 15 metros, con una inclinación de 95 grados. Los dos caminos hacia la cumbre son exactamente iguales, y la salida es el punto clave. Un primer paso en falso puede comportar la descalificación.

Boulder es la prueba en que los escaladores tienen cuatro minutos para intentar recorrer el máximo número de caminos hasta la parte más alta de esta construcción de cuatro metros y medio. Cada ruta está marcada con unos colores diferentes, y tienen diferentes dificultades. Este reto se tiene que asumir sin cuerdas de seguridad, y los escaladores pueden volver a intentar una vía si se caen. Se trata de un extraordinario ejercicio mental y físico, puesto que un error de cálculo o perder demasiado tiempo haciéndolo puede acabar con toda aspiración de éxito.

Por último, el lead es la prueba más reconocible. Los atletas tienen seis minutos para intentar escalar una pared de más de 15 metros. Los escaladores cuentan con una cinta de seguridad que ellos mismos van colocando a medida que van avanzando. Si durante el recorrido caen, su resultado es la altura donde ha colocado la cinta de seguridad por última vez.

Un sistema complicado

Una de las características más particulares de la escalada olímpica es el sistema con el que se otorgarán las medallas. La prueba de velocidad tiene un formato eliminatorio, el boulder se hace con una clasificación por puntos y en el lead cada nuevo adelanto vale un punto (el atleta que escala más alto es el que obtendrá más puntuación).

Una vez se hayan hecho todas las pruebas, los resultados se multiplicarán y el atleta con el número más bajo será el ganador del primer oro olímpico en escalada deportiva. De este modo, si el atleta A queda tercero en boulder, segundo en velocidad y cuarto en lead, tendría un global de 3x2x4=12, mientras que si el atleta B quedara segundo, primero y tercero, tendría una puntuación de 2x1x3= 6, cifra que lo convertiría en ganador.

La escalada por el oro

En el cuadro femenino hay una clara favorita, Janja Garnbret. La eslovena, con tan solo 22 años, lo ha ganado todo. Será ella la escaladora a batir por todas las rivales, como la japonesa Akiyo Noguchi, que representa una gran amenaza para Garnbret gracias a su combinación de habilidades. Japón confía también en Miho Nonaka, el actual número uno del mundo.

España tendrá representación masculina gracias a Alberto Ginés. Con tan solo 18 años, participará en el debut olímpico del deporte que empezó a practicar cuando tenía solo tres. Ginés ha adaptado su vida a la manera como el COI ha implantado la escalada. Ha alternado semanalmente la vida en Sant Cugat y Pamplona para poder entrenar en las mejores condiciones cada una de las disciplinas.

En cuanto a los hombres, se trata de una categoría muy abierta. El checo Adam Ondra se convirtió en 2014 en el primer escalador que consiguió dos títulos mundiales en categorías diferentes, haciendo muestra de su versatilidad. Tomoa Narasaki parte como el favorito del país local, mientras que el austríaco Jakob Schubert es el favorito para dominar en la disciplina de lead.

stats