Juegos Olímpicos
Deportes 01/08/2021

Eslovenia complica el camino hacia las medallas de España (87-95)

La selección de Luka Doncic empuja el combinado de Sergio Scariolo a una eliminatoria difícil

2 min
Luka Doncic y Ricky Rubio

BarcelonaLa selección española masculina de baloncesto perdió contra Eslovenia (87-95) y como penitencia tendrá que jugar los cuartos de final del torneo olímpico contra Estados Unidos, Francia o Australia. El equipo entrenado por Sergio Scariolo derrochó una diferencia de 12 puntos contra un rival que supo descifrar la estrategia defensiva del técnico italiano en una segunda parte muy diferente a la primera.

Luka Doncic, que continúa sin haber perdido nunca con la selección eslovena, se quedó a una asistencia del triple-doble. El jugador de Dallas Mavericks sumó 12 puntos, 14 rebotes y 9 asistencias en un partido muy incómodo para él puesto que tuvo que superar un puñado de defensas mixtas y la asignación de defensores del nivel de Víctor Claver, Usman Garuba, Alberto Abalde o Àlex Abrines. Descolocado durante un primer cuarto en que cometió tres faltas personales, el esloveno supo mantenerse en un discreto segundo plano y traspasarle la responsabilidad ofensiva a compañeros como Mike Tobey, Vlatko Cancar o Klemen Prepelic. La táctica funcionó y España comprobó que Eslovenia es mucho más que su estrella de la NBA.

Después de que España fuera incapaz de gestionar una diferencia de 12 puntos al inicio del tercer periodo (55-43), el partido llegó igualado al tramo final, donde Eslovenia tuvo las ideas más claras. Con 87-90 en el marcador y 10 segundos para jugar, Ricky Rubio falló un triple y el rival supo sentenciar el combinado español. El base de Masnou sumó 18 puntos y 9 asistencias, pero no pudo repetir la buena puntería en el tiro exterior otros días. Alberto Abalde y Rudy Fernández se convirtieron en sus aliados más regulares durante un partido en que el juego interior no compitió a su nivel habitual.

Queralt Casas

Triunfo del combinado femenino (66-76)

La selección española femenina continúa con su buena línea en los Juegos Olímpicos. El combinado entrenado por Lucas Mondelo derrotó a Canadá (66-76) en un partido más duro de lo que indica el marcador y disputará en los cuartos de final. “Estoy muy feliz porque el equipo ha ganado los tres partidos, estamos clasificados para cuartos y estamos dando muy buena imagen, demostrando que España está en una fase de crecimiento todavía. Como en 2012-2013, miramos hacia el futuro, pero también competimos y estoy muy orgulloso por eso”, analiza el técnico catalán, que acentuó el protagonismo de Queralt Casas saliendo desde el banquillo. Después de quedarse sin jugar contra Serbia, la jugadora de Bescanó fue una pieza clave en el partido con 8 puntos, 5 asistencias y 3 rebotes. “El otro día no jugué ni un minuto. Es complicado cuando estás acostumbrada a tener un papel muy importante en el equipo, pero estaba concentrada, esperando la oportunidad y han salido las cosas bien. Podrían no haber salido bien, pero las ganas y el esfuerzo lo he puesto. Cuando una no tiene confianza es más difícil que te salgan las cosas, pero ahora estoy llorando porque me he quitado la tensión de dentro”, reconoce Casas. El peso principal volvió a recaer en la base Cristina Ouviña, que sumó 15 puntos y 7 asistencias, y las pívots Astou Ndour, que llegó a 35 créditos de valoración, y Laura Gil.

stats