Deportes 07/08/2021

Gloria olímpica para Dani Alves a sus 38 años y plata para la España de Pedri

Brasil supera a España en la final (2-1) el día en que Pedri ha jugado su undécima prórroga y su 73 partido del curso

4 min
Pedri y Dani Alves

Veintiún años después de su última final olímpica, la selección española de fútbol se ha vuelto a quedar con la miel en los labios. La joven generación de futbolistas estatales, comandados en esta ocasión por un Pedri que ha disputado su partido número 73 del curso y su undécima prórroga, volverá de Japón con la medalla de plata. El oro sigue siendo para Brasil, que defendía el metal olímpico más preciado que habían conseguido Neymar y compañía en Rio 2016, y que ahora ya puede lucir también Dani Alves, el futbolista con más títulos de la historia: 45. Barcelona 1992 continuará como máximo triunfo en unos Juegos para la selección estatal olímpica después de caer en la prórroga contra el conjunto brasileño con un gol del exazulgrana Malcom (2-1).

Para la final, el seleccionador español Luis de la Fuente ha vuelto de inicio a sus certezas, pero la canarinha ha sido un rival superior. Después de dar la titularidad a Rafa Mir en las semifinales premiando su actuación crucial después de hacer un hat-trick en los cuartos de final a pesar de haber entrado en terreno de juego en el minuto 90, el técnico ha vuelto hoy a su plan A. Esto quiere decir que, de entrada, Mikel Oyazarbal volvía a la posición de delantero centro mientras los lados se los repartían entre Dani Olmo y Marco Asensio. A pesar de volver a sus certezas y convicciones, el dominio del duelo ha sido para Brasil, que ha golpeado primero a las puertas del descanso.

Después de unos primeros 45 minutos marcados por la prudencia y el tacticismo, con un fútbol poco vistoso, una centrada de Claudinho que parecía destinada a quedar en el olvido la ha acabado prolongando el incombustible Dani Alves con una llegada al segundo poste y su asistencia hacia atrás la ha recogido Matheus Cunha anticipándose sorprendentemente a Pau Torres y a Eric García para abrir la lata con un remate a quemarropa (1-0, 45'+2').

A pesar de las pocas ocasiones claras en la primera mitad, Brasil se habría podido avanzar después de un penalti de Unai Simón, que había llegado tarde a rechazar una centrada en el corazón del área y, sin tocar la pelota, ha acabado obstaculizando a un omnipresente Cunha. El colegiado australiano Chris Beath silbó la pena máxima después de revisar la acción en el monitor y Richarlison, de los futbolistas más activos de la canarinha junto con el mismo Cunha, Claudinho y Antony, ha enviado la pelota a las nubes.

La oportunidad más clara del primer tiempo por parte del combinado estatal había llegado en los primeros quince minutos de juego, en una acción en la que Cucurella, ganando la partida a Alves después de una centrada de Asensio, había servido una pelota al área pequeña en que Diego Carlos ha tenido que actuar de forma providencial. Si el central del Sevilla no llega a cortar la pelota, el delantero catalán Dani Olmo ya tenía la caña a punto. El primer gol de España, sin embargo, no llegaría hasta la reanudación.

España manda dos pilotas al poste

El camino de la selección olímpica española de fútbol no se explicaría sin una clara cuota de protagonismo de sus revulsivos. Si contra Costa de Marfil fue la entrada de Rafa Mir en el minuto 90 y, contra Japón, la presencia de Marco Asensio después de entrar en duelo también en las postrimerías, hoy el turno ha sido para Carlos Soler, que ha saltado al terreno apenas cuando ha empezado la segunda mitad junto con Brayan Gil. Después de un gran susto de Richarlison, que si no marcado su sexto gol en los Juegos ha sido porque entre la pierna de Unai Simón y el larguero han hecho que una gran jugada individual del delantero de Everton quedara en nada, ha llegado el turno de Soler y de Mikel Oyazarbal. El centrocampista del Valencia ha servido una centrada desde la banda derecha que, con un remate magistral en el segundo poste, el futbolista vasco de la Real Sociedad ha convertido en el empate (1-1, 61').

El gol ha bajado un poco los humos a Brasil, que se sentía dominador, pero que no conseguía imponerse durante la segunda mitad. Si bien Soler ha sido crucial para hacer la centrada que Oyazarbal ha convertido en un gol tanto bello como vital, Carlos Gil, primero, y Brayan Gil, después, se habrían podido vestir de héroes de su equipo, pero los dos han topado con el larguero en un partido condenado a la prórroga.

Malcom, determinante

El seleccionador brasileño André Jardine, que hasta el tiempo extra no ha movido el banquillo, ha dado entrada al exazulgrana y actual jugador del Cénit, Malcom, que ha revitalizado el lado izquierdo del ataque carioca, con el lateral Arana proyectándose en ataque. España ha visto como el partido se le ponía cuesta arriba en el tiempo extra, sacando agua del barco hasta que, precisamente Malcom, ha superado como ha querido al madridista Vallejo en una acción de contraataque y, con un chute cruzado, ha marcado un gol que vale su peso en oro (2-1, 108'). Si hasta la final los revulsivos habían definido el camino del combinado estatal, Brasil se ha servido de la misma receta para llevarse el torneo. Con esta plata en fútbol, la delegación olímpica estatal suma 17 medallas, las mismas que en Río 2016.

stats