Deportes 05/08/2021

Las semifinales de waterpolo tienen acento catalán

La selección femenina luchará este jueves para estar en la final

2 min
Las jugadoras de la selección española durante el partido de cuartos

BarcelonaLa piscina del centro acuático de Tokio acogerá un momento histórico. Por primera vez desde que el waterpolo femenino compite en los Juegos, nunca las dos selecciones estatales habían conseguido pasar a la vez a la penúltima ronda de la competición. En las semifinales que empiezan este jueves, el conjunto dirigido por Miki Oca se enfrentará a Hungría (12.50 h), mientras que viernes será el turno del equipo masculino, que se disputará la plaza en la final contra Serbia (12.50 h), actual campeona olímpica.

Desde que en Sydney empezó a disputarse también el torneo femenino, España nunca había tenido a la vez las dos selecciones en unas semifinales de una cita olímpica. En los Juegos disputados en 2000 en la ciudad australiana, el equipo masculino despidió a Manel Estiarte, entre otros, con un cuarto lugar después de perder en semifinales ante Rusia (8-7) y en el partido por el bronce ante Yugoslavia (8-3). La selección femenina no se clasificó para aquellos Juegos, como tampoco para Atenas 2004 ni para Pekín 2008, pero su irrupción fue estelar en Londres 2012, donde consiguió llegar a la gran final después de ganar a Hungría en semifinales (10-9). Estados Unidos, sin embargo, fueron más fuertes y se llevaron el oro por 8-5.

Resiliencia ante EE.UU.

El último equipo a clasificarse fue el conjunto de David Martín después de vencer a Estados Unidos (12-8) para plantarse, veintiún años después, en una semifinal olímpica. El buen papel defensivo del conjunto español no acabó de dar frutos en los primeros minutos de partido, en que los de Martín no consiguieron saber cómo contener a los jugadores norteamericanos, especialmente en las situaciones de inferioridad. Esto llevó al equipo español, formado por siete jugadores catalanes, a iniciar el segundo cuarto por debajo en el marcador (4-3).

La reacción, sin embargo, llegó después del descanso. Con un control absoluto del enfrentamiento, los españoles se hicieron fuertes y consiguieron anular la gran estrella de su rival, Hanner Daube. El conjunto español empezó a abrir realmente brecha a poco más de cinco minutos para la conclusión al transformar Alberto Munarriz la pena máxima con la que fue castigado el equipo norteamericano cuando uno de sus jugadores volvió a la piscina antes de cumplir íntegramente su tiempo de castigo. España no desaprovechó este error para situarse con una renta de dos goles que el boya Roger Tahull aumentó un minuto más tarde con el gol (7-10) que acabó sentenciando definitivamente el triunfo del equipo español. A pesar de un esfuerzo extra de los norteamericanos en los minutos finales, el equipo de Martín será quien luche este viernes para pasar a la anhelada final ante Serbia. "Este era un partido que llevábamos esperando desde hace mucho tiempo, desde hace casi cinco años, y siempre hay esta presión, estos nervios", admitía el técnico después del enfrentamiento.

Antes, sin embargo, el equipo de Miki Oca ya puede estar en la final. Contra Hungría, el conjunto integrado por 11 catalanas busca volver a repetir la gesta y plantarse en la final olímpica. La última vez que las españolas se clasificaron para la ronda previa a la gran final, consiguieron el billete al partido para el oro precisamente ante Hungría. Ahora las de Oca quieren volver a repetir el mismo guion y luchar para colgarse el oro.

stats