Deportes 06/05/2021

La lesión de Ansu Fati: recaídas, reproches, silencio y la intervención final de Jorge Mendes

El delantero será intervenido este jueves por el médico de la selección portuguesa

3 min
Ansu Fati, el día que se lesionó.

BarcelonaSeis meses después de caer lesionado en la primera parte de un partido liguero contra el Betis, Ansu Fati pasará este jueves por cuarta vez por el quirófano. El joven atacante del Barça no volverá a jugar este curso. Verá las cuatro últimas jornadas del campeonato con muletas y se perderá la Eurocopa, una cita que le hacía mucha ilusión después de la confianza que Luis Enrique le había demostrado. La culpa de esta baja de larga duración la tiene una rotura del menisco de la rodilla izquierda provocada por una entrada de Aïssa Mandi, pero también una serie de diagnósticos y pautas de readaptación poco afortunados. De hecho, el futbolista se pondrá en manos del médico de la selección portuguesa, lejos de los especialistas que normalmente trabajan con el club, para acabar de una vez con el calvario que le ha arruinado la campaña. A instancia de Jorge Mendes, su agente, Fati será intervenido en Oporto por José Carlos Noronha, el mismo médico que en su día trató a Cristiano Ronaldo, Pepe, Radamel Falcao o Fábio Coentrao, todos miembros de Gestifute, la multinacional del representante portugués.

Jorge Mendes en una imagen de archivo.

Esta información, destapada hace dos días por Mundo Deportivo, supone un giro contundente en el proceso de recuperación de una de las máximas esperanzas de futuro del Barça. Mendes, que hasta ahora había dejado hacer a los servicios médicos culés, ha decidido intervenir por su cuenta después de que tres operaciones en medio año no hayan servido para erradicar las molestias de Fati. La secuencia de los hechos no deja muy bien parado al remedio que los médicos del club y Ramon Cugat propusieron desde el primer día: la reconstrucción del menisco roto mediante sutura interna, con un pronóstico de cuatro meses de ausencia. En noviembre se llevó a cabo la primera intervención, en enero se volvió a abrir la zona afectada para reparar una alergia a la sutura y a finales de marzo, según avanzó el diario As, el delantero, que no soportaba las cargas que le planteaban los recuperadores, volvió al quirófano para someterse a una artroscopia diagnóstica que tampoco ofreció respuestas positivas. La desazón inicial con la involución de la lesión ha derivado en reproches internos, con el departamento de comunicación de la entidad silenciado por expreso deseo de los médicos y del jugador, que ha acabado dejándose aconsejar por su representante después de buscar otros diagnósticos por voluntad propia.

Una renovación balsámica

Mendes, igual que el Barça, ha puesto muchas esperanzas en la carrera profesional de Fati, que acaba contrato en 2022 y es, hoy por hoy, uno de los jugadores que menos cobra de la plantilla. Antes de lesionarse, el delantero, que solo tiene 18 años, obtuvo ficha del primer equipo, y el club, a cambio de una modesta compensación económica, subió su cláusula de rescisión hasta los 400 millones para asustar el interés de rivales que le ofrecían condiciones de estrella y estaban dispuestos a pagar cantidades prepandémicas en concepto de traspaso. Consciente de este boom, Mendes agendó reuniones con la dirección deportiva para negociar un contrato sénior desde cero, coherente con el valor de mercado del jugador (más de 80 millones, según Transfermarkt). Aun así, entre la lesión y el proceso electoral, los contactos se pararon. Ahora, con Joan Laporta en la presidencia, y ante la que tendría que ser la operación definitiva de Fati, las conversaciones se tienen que retomar. De hecho, según ha podido saber el ARA, el Barça valora pasar pantallas en este sentido y anunciar un acuerdo como gesto de confianza incluso antes de que el hispanoguineano reciba el alta médica.

No sería la primera vez que la institución amplía el contrato de un jugador lesionado de larga duración. En 2015, después de romperse el ligamento cruzado en un partido en Roma, Rafinha firmó hasta el 2020 a pesar de que le esperaban unos cuantos meses de recuperación. A Fati, que será sometido en Portugal a una meniscectomía con extirpación parcial del menisco, se lo espera ya de cara a la próxima pretemporada. El tiempo de baja posterior a esta cuarta intervención podría, ahora sí, aparecer en un comunicado oficial del Barça parecido al que se publicó después de que Coutinho fuera intervenido por segunda vez en Brasil (también de una lesión en el menisco).

stats