Deportes 11/08/2021

"Messi se sentirá tan bien en París que se querrá quedar"

Euforia en la capital francesa, donde miles de aficionados se desplazan al aeropuerto y al campo del PSG para recibir al astro argentino

3 min
Leo Messi, saludando los forofos del PSG desde un hotel de París

París"Ici c'est Paris". Con este lema del PSG en la camiseta, el ex jugador del Barça Leo Messi ha aterrizado en el aeropuerto de Le Bourget de París y ha salido a saludar a los miles de aficionados que lo esperaban desde este martes por la mañana. Ya no hay marcha atrás ni maniobra de última hora que valga. Messi es del París Saint-Germain y los parisinos, claro, rebosan alegría. "Todavía no me lo puedo creer, tendré junto a casa al mejor jugador de la historia del fútbol", dice Said Faisal con los ojos como naranjas.

Este martes por la tarde todavía había más personas alrededor del Parque de los Príncipes que el día anterior, cuando se esparció el falso rumor de que la estrella argentina ya estaba dentro del campo. Esta vez, sin embargo, la llegada de Messi no ha sido una falsa alarma. Miles de aficionados y curiosos se han desplazado hasta el estadio después de que se supiera que ya estaba en el aeropuerto de El Prat con su familia preparado para embarcar hacia París, firmar el contrato millonario y pasar la revisión médica.

Al cabo de una larga espera, Messi no ha salido por la puerta principal del estadio, donde había desplegada una alfombra roja y los aficionados lo esperaban, sino por una salida lateral. Cuando la multitud se ha enterado, ha ido corriendo detrás del jugador, que los ha saludado solo durante unos segundos. Eso sí, con la camiseta de "Ici c'est Paris". Justo después, los guardias de seguridad del club, que acordonaban la zona junto con decenas de policías y furgonetas antidisturbios, han emplazado a los aficionados a volver este miércoles a mediodía, después de la rueda de prensa de presentación de Messi, a las 11 h de la mañana. "Ahora su casa es el Parque de los Príncipes", asegura Faisal de camino a casa. "No, no volverá al Barça para retirarse. Se sentirá tan bien aquí que se querrá quedar", añade su amigo Luka Beca. Ahora bien, las expectativas de los aficionados no son bajas. "Esta temporada tenemos que ganar sí o sí la Champions. Con Messi, Mbappé y Neymar, es una obligación", afirma Beca.

Antes de que el exblaugrana saliera a saludar, como si se tratara de una grada de animación de un día de partido, los aficionados han empezado a entonar cánticos a favor del club parisino y Messi y contra el Barça, que ha sido el blanco de la mayoría de insultos. Han encendido bengalas, se han subido por las vallas y farolas y han hecho ondear banderas del PSG con una euforia absoluta. También los hay que, para matar el rato, han organizado un pequeño torneo de fútbol sala junto al estadio.

En la tienda del PSG, que está delante de la entrada principal del estadio, había cola, a pesar de que todavía no se vendían camisetas con el dorsal de Messi. "He entrado para ver si ya  las había, pero nada, al final me he llevado una sudadera", dice Theo Nicolas, que asegura que no se esperaba poder ver al jugador argentino. También había muchos parisinos de origen argentino con la camiseta de su estrella. "Yo era del Barça y muchos amigos también, se habían vuelto fanáticos gracias a Messi, pero ahora creo que nos haremos del PSG. Este año, por primera vez, iré al campo", dice Ezquiel Díaz, que ha venido con su pareja. "La verdad, no sé como saldrá de esta el Barça. Es un golpe muy fuerte", añade.

stats