Futbol
Deportes  /  Messi 23/06/2022

La espina que continúa clavada en Leo Messi

El argentino celebrará su 35.º cumpleaños lejos del Barça, motivado por el Mundial, pero con la desazón de no haberse despedido de la afición azulgrana

3 min
Leo Messi durante la eliminatoria de Champions contra el Real Madrid

BarcelonaLeo Messi ha vivido una temporada extraña en su primer curso en el PSG. Marchó a regañadientes del Barça, decepcionado con el presidente Joan Laporta por no conseguir lo que las dos partes querían: ampliar su vínculo como azulgrana. El argentino pasó de despedirse entre lágrimas el 8 de agosto en el Auditori 1899 del Camp Nou a recalar pocos días después en el club parisiense, rodeado por compañeros de la selección de su país y, también, de su amigo Neymar. La temporada de Messi en París no ha sido como él querría: el cambio de aires después de toda una carrera en el Barça, las lesiones y también el coronavirus dificultaron que lograra su nivel físico óptimo y pudiera disfrutar sobre el césped. La eliminación prematura de la Liga de Campeones en los octavos de final contra el Real Madrid también fue un golpe duro de digerir. Y, a pesar de que no hizo grandes exhibiciones públicas de alegría durante la celebración del título de la liga francesa con el PSG, el argentino valora haber sumado un trofeo más a sus vitrinas.

Pero cuando Messi recuperó la sonrisa fue al final de la temporada, levantando un nuevo título con Argentina después de derrotar con contundencia (0-3) a Italia en el duelo que enfrentaba a la selección campeona de Sudamérica con la vigente campeona de Europa. Pese a los problemas para encontrar un punto óptimo a principio de curso, el excapitán azulgrana llegó en forma al final de la temporada. Contra la selección transalpina fue decisivo, a pesar de no marcar, pero pocos días después, en un amistoso contra Estonia, el capitán de la albiceleste hizo los cinco goles de la manita de su país (5-0).

"Físicamente se encuentra muy bien. El Mundial (que se celebrará entre noviembre y diciembre en Qatar) es una gran motivación para él. Los cambios en el PSG (se ha echado tanto al entrenador, Mauricio Pochettino, como al director deportivo, Leonardo) también lo ilusionan. Quiere llegar bien al Mundial", explican al ARA desde su entorno. "Tiene un año más de contrato con el PSG y decidirá su futuro después del Mundial, no antes". La edad todavía no le pesa, al argentino, que cumple 35 años este viernes. Será su primer cumpleaños lejos del Barça en prácticamente dos décadas.

El homenaje del Barça, muy frío

Messi ya se ha rehecho de su dolorosa despedida del Barça, que llegó justo después de un año en el que se había tenido que quedar a la fuerza en el club. Cuando quiso continuar, sin embargo, quedó truncado . Lo que pesa todavía en el excapitán azulgrana es no haberse podido despedir de la afición azulgrana que durante tantos años se había entregado a sus exhibiciones de fútbol. "Messi tiene esa espina clavada. No haber tenido una despedida con la afición, con la gente". La semana pasada, durante la celebración de la asamblea extraordinaria en la que se consiguió el aval de los socios compromisarios para activar "las palancas económicas", Joan Laporta se refirió al tema después de que se pronunciara al respecto el expresidente Joan Gaspar. "Eso de Messi me entristece desde que pasó. En su momento las circunstancias nos llevaron a hacer lo que hicimos, pero esto no puede estropear el reconocimiento que le debemos. Espero que tarde o temprano, ojalá más pronto que tarde, le podamos hacer un homenaje a un jugador que nos ha dado tantos años de gloria".

Consultados por el ARA, tanto desde el entorno del futbolista como desde el Barça admiten que todavía no ha habido ninguna comunicación oficial y que no se ha avanzado ni en el formato de despedida en el Camp Nou ni ninguna fecha en concreto. Tal como con la junta, la relación del vestuario con el argentino también se ha enfriado, a pesar de que conserva una gran amistad con capitanes como Sergio Busquets y Jordi Alba. De hecho, a Messi le gustaría volver al Barça en un futuro y hacer tareas relacionadas con la dirección deportiva o la secretaría técnica. Son posiciones que le seducen más que la de entrenador.

Sin deudas con Messi

En cuanto a cuestiones económicas, el Barça no tiene ningún atraso económico con su excapitán. Solo queda pendiente el diferimiento durante tres años del salario fijo que Carles Tusquets, como presidente de la junta gestora, pactó a finales del 2020 con el grueso del vestuario. Según ha podido saber el ARA, los otros conceptos incluidos en el final del último contrato del argentino con el Barça ya están abonados. Este 24 de junio, Messi soplará 35 velas lejos de un Camp Nou que todavía no ha podido despedir su leyenda más contemporánea.

stats