Deportes  /  Motor / Moto GP 19/03/2022

Àlex Rins: "No tenemos miedo de nadie, ya estamos entre los favoritos"

3 min
Àlex Rins, piloto de Suzuki

BarcelonaLa temporada más abierta de MotoGP ha empezado y cada cursa y cada entrenamiento presentan nuevas incógnitas y nuevos favoritos. En la pretemporada, Àlex Rins (Barcelona, 1995) sorprendió a todo el mundo con unos tiempos a los que Suzuki no nos tenía acostumbrados. Ahora, con la carrera de este domingo en Indonesia en el punto de mira, se muestra optimista en cuanto a sus opciones en el Mundial.

Nueva moto y nuevo motor. ¿Cómo te sientes? 

— Me siento muy cómodo. Estamos muy contentos por cómo ha trabajado Suzuki llevando este motor nuevo, que nos ayuda de cara a las rectas. Necesitábamos poder avanzar a pilotos en las rectas y ahora lo podemos hacer. Antes, todo lo que ganábamos en las curvas lo perdíamos en las rectas y ahora ya no. Es una muy buena noticia.

¿Mejor que el año pasado?

— Estoy igual de cómodo, pero esto es bueno. Al final, cuando cambiamos los motores, las respuestas acaban siendo un poco diferentes y hay que ajustar cosas. Una de las mejores cosas de la Suzuki es el paso por las curvas y no lo hemos perdido. No he notado nada en este sentido y esto es bueno. 

Àlex Rins, piloto de Suzuki

La temporada pasada la velocidad era de las Ducati, pero este año en la primera carrera tú marcaste la vuelta rápida e incluso marcaste la mejor velocidad punta. ¿Están cambiando las cosas? 

— No me esperaba hacer vuelta rápida ni tampoco que nos lleváramos la velocidad más rápida. Recuerdo que todos los japoneses estaban haciendo fotos a las teles [ríe]. ¡En la historia de Suzuki, no había pasado nunca! En la primera carrera del Mundial, a partir del sábado, no sé si por errores en la qualy, no pude mejorar el tiempo. La carrera me sorprendió mucho porque fui séptimo. No pude avanzar mucho, porque tuve problemas en el tren delantero que hacían que cuando paraba la moto se bloqueara el neumático. Los favoritos del año pasado acabaron la carrera detrás nuestro y la verdad es que en este campeonato tan igualado hay que ser muy constante.

¿Suzuki ha entrado en el grupo de equipos favoritos para ganar el Mundial?

— Creo que sí. La velocidad, la tenemos. He aprendido un poco de los errores del año pasado y podemos ser uno de los favoritos. Las armas, las tenemos. 

Àlex Rins dentro del box de Suzuki

¿Te sientes bien dentro del equipo? ¿Te has sentido demasiado como el segundo piloto en algún momento, como cuando Joan Mir ganó el Mundial en 2020?

— Me he sentido secundado en todo momento. Entré en Suzuki en 2017 y en 2020 Joan se llevó el campeonato. Fue una temporada un poco extraña, sin sacarle mérito a él porque fue muy constante. Me siento parte del campeonato de Joan. Al final, estamos evolucionando la moto desde 2017 y quiere decir que las cosas las hemos hecho bien, y que yo he ayudado en este proceso. El año pasado sufrimos bastante en el momento de las carreras porque parecía que no habíamos mejorado del todo, pero esta temporada hemos dado un paso adelante.

¿Quién es el rival que batir? 

— No tenemos miedo ni respeto por nadie. Con la igualdad que hay es complicado decir: "Iremos contra Fabio [Quartararo] o Pecco [Bagnaia]". Tal como están las cosas, lo único que tenemos claro es que tenemos que ser constantes. Es un campeonato muy largo, con 21 carreras, así que intentaremos quedar cuanto más arriba mejor en todos los Grandes Premios.

¿Cómo afrontas el calendario más largo de la historia de MotoGP? 

— Será complicado, pero soportable. Estoy en el Mundial desde 2021 y, quieras o no, estamos acostumbrados a estar fuera de casa. Pero es cierto que este campeonato, con 21 carreras, será muy físico. La primera parte de la temporada estamos fuera de Europa y después volvemos, y, a medida que vayan pasando carreras y se acerque el final, volvemos a irnos lejos: Japón, Australia...

Has sido padre hace muy poco. ¿Se afronta diferente la temporada?

— Con el niño en casa será más complicado irme, pero al final es trabajo. Ahora tiene seis meses y lo llevo más o menos bien. Lo echo mucho de menos, pero hacemos videollamadas cuando tengo un momento y esto lo resuelve un poco.

¿Cómo es la vida a distancia de la familia? 

— Lo llevo bien. Mi mujer se ha adaptado increíblemente. Al final no es fácil tener a tu marido fuera de casa casi cada fin de semana. Cuando estoy en casa intento pasar el máximo de tiempo con ellos, pero también me tengo que entrenar dos veces al día en el gimnasio... No es fácil, pero lo llevamos bastante bien.

stats