Bàsquet
Deportes 14/08/2021

La negra intrahistoria tras la selección femenina de baloncesto

Dos jugadoras, Anna Cruz y Marta Xargay, han destapado los desagradables métodos del seleccionador Lucas Mondelo

Joan Carol
4 min
Lucas Mondelo

BarcelonaEl día 8 de agosto Marta Xargay, leyenda de la selección española de baloncesto, explicó en El País los motivos de su retirada definitiva. Xargay confesó haber sufrido bulimia, y apuntó directamente al ahora ya ex seleccionador Lucas Mondelo. A las confesiones de Xargay se le han sumado las de Anna Cruz. La jugadora del Casademont Zaragoza anunció el 11 de enero de este mismo año su retirada de la selección española, con una carta en la que, sin dar ningún nombre, ahora podemos saber que estaba llena de referencias a Mondelo.

Capítulo 1. La primera piedra

La caja de Pandora la ha abierto durante los últimos días Marta Xargay, pero fue puesta en el escenario por Anna Cruz. En la carta en que comunicó que dejaba la selección confesó haber vivido faltas de respeto y dignidad. "Creo totalmente innecesario seguir tolerando actos que van en contra de mis principios. Yo también tengo poder, el poder de decidir para quien trabajo y para quien no". De esta contundente manera, Cruz dejaba caer lo que se ha destapado con la confesión de Xargay: el abuso de poder del seleccionador Lucas Mondelo.

Capítulo 2. Explicar para ayudar

Marta Xargay se sinceró con El País justo antes de los Juegos de Tokio, en una entrevista en la que exponía negativamente a Lucas Mondelo. La dureza de las declaraciones era tal que la Federación Española de Baloncesto (FEB) pidió atrasar la publicación, para no alterar la concentración del equipo. El relato de la gerundense cae sobre la figura de Mondelo. "Hay límites que no se tienen que traspasar y él a mí me llevó a un límite muy heavy. He tenido problemas con la comida por culpa de esta persona".

Xargay relata que en la etapa en que coincidió con Mondelo en el Dinamo Kursk, la temporada 2018-2019, el acoso era extremo. "Nos dijo que nosotras no teníamos postres porque estábamos gordas", explica. A pesar de encontrarse bien físicamente, los comentarios de Mondelo le generaban inseguridad dentro y fuera de la pista.

Pero Xargay tiene claro que no quiere ser recordada por eso. La máxima anotadora de la final del Europeo 2019 se ha abierto con el objetivo de ayudar a las futuras generaciones, y no como una forma de victimizar su brillante carrera. "Lo explico porque creo que puede ayudar a muchas chicas que están pasando por lo mismo".

Capítulo 3. El poder sobre el poder

La FEB apoyó a Xargay, a la vez que se lavaba las manos: "No teníamos conocimiento de los hechos". Aún así, la FEB admite saber que la relación entre Mondelo y las jugadoras estaba desgastada, hecho que ha tenido en cuenta para acabar la etapa del seleccionador antes de tiempo. El presidente de la FEB, Jorge Garbajosa, ha reiterado el desconocimiento de los hechos por parte de la Federación, y ha marcado los actos de Mondelo como un "comportamiento abusivo".

Capítulo 4. Morir matando

"Soy del Hospitalet y muero matando", decía Lucas Mondelo a sus jugadoras. Unas palabras que se ven reflejadas en su comunicado. Por eso, buscando salvar su honor, recuerda algunas palabras de Xargay sobre él: "Tenemos una buena relación porque nos gusta ganar". También intenta tumbar a Garbajosa, recriminando que el presidente todavía no se ha puesto en contacto con él, y que se han dado por verdaderas unas palabras que "para a nada se ajustan a la realidad", según Mondelo.

Después de atacar, pasa a la defensiva. El ex seleccionador justifica sus métodos, alegando que ni ningún club, ni la Federación, ni las jugadoras le han advertido nunca de ningún problema. También delega las responsabilidades, justificando que toda su planificación y los métodos de trabajo que ha utilizado han sido aprobados por la dirección deportiva. Mondelo, para acabar, hace una lavada de manos, barriéndolo fuera de su terreno: "La responsabilidad sobre la alimentación de las jugadoras no corresponde al entrenador, sino a los servicios médicos".

Capítulo 5. Ojalá el último

Ocho meses después de escribir la primera página de esta historia, Anna Cruz ha vuelto a hablar. La escolta ha explicado a El País que Mondelo utilizaba el peso como una estrategia de presión y acoso. "Ha hundido a muchas jugadoras".

"No todo vale para ganar y ganar no lo puede justificar todo", dice Cruz. En un inicio el equipo estaba unido contra Mondelo, pero la competitividad que creó el seleccionador fue totalmente insana. "Si no le reías las gracias pasabas a llevar la etiqueta de problemática".

Cruz fue perseguida por Mondelo en sus últimos días en la selección, y llegó a sufrir ataques de ansiedad. Después del anuncio de una prematura retirada por parte de Xargay, Mondelo hizo un tuit en que lamentaba que la gerundense dejara el baloncesto. Cruz, en un acto de valentía, hizo muestra del problema que había en la selección, respondiendo a Mondelo públicamente: "Podríamos haber intentado tratar mejor a la persona cuando la teníamos al lado, en lugar de intentar quedar bien".

Después del oro en el mundial de 2019, la selección ha perdido un trío de estrellas. Laura Nicholls, Anna Cruz y Marta Xargay. Nicholls anunció su retirada este mes de mayo; confesaba haber vivido situaciones inverosímiles y expresaba que sentía que "la familia y la salud son lo primero". Con estas palabras, Nicholls dejaba entrever lo que podría ser el siguiente capítulo de esta negra historia que ha ensuciado el legado de una generación que habrá que recordar siempre.

stats