El clásico
Deportes 10/04/2021

Piqué se apunta al clásico

Koeman convoca al central y a Sergi Roberto, mientras que Zidane no podrá contar ni con Hazard ni Carvajal

3 min
Gerard Piqué en el entrenamiento de este jueves

BarcelonaCon los cuatro capitanes disponibles, el Barça se presentará al estadio Alfredo Di Stefano de Valdebebas con la voluntad de irse con los tres puntos y postularse como el principal favorito para el título liguero. Ronald Koeman ha rechazado calificar el clásico (21 h, Movistar LaLiga) como un partido decisivo en la lucha por el campeonato, pero no esconde un mismo sentimiento que une jugadores y forofos: “un victoria contra el Real Madrid supondría un gran impulso anímico”.

Sobre el papel, son tres puntos –que si bien son vitales para el devenir de la Liga, todavía quedarán ocho jornadas después de este partido–, pero en la parcela emocional el Barça saldría ampliamente reforzado del enfrentamiento si consigue imponerse tanto en el juego como en el marcador y clavar una estocada a un rival directo por el campeonato. Es por eso que Gerard Piqué, que ayer firmó el segundo entrenamiento consecutivo con el grupo –miércoles la plantilla tenía fiesta y él se ejercitó en solitario–, no se ha querido perder la cita y, finalmente, ha entrado en la lista de convocados donde también está Sergi Roberto.

Se hace difícil imaginarse que el central catalán sea titular –estos últimos entrenamientos no se ha mejorado del todo de las molestias en la rodilla y hace más de un mes que no juega, desde que recayó de su lesión en el retorno de las semifinales de la Copa el pasado 3 de marzo–, pero en la comparecencia de prensa previa al partido Koeman no lo descartó del todo. “Es una cuestión que depende del partido. Para mí un futbolista tiene que estar en perfectas condiciones físicas y mentales para poder jugar, pero por su importancia y, porque es uno de los capitanes, es importante que jugadores así estén en estos partidos. Pondremos el mejor once para obtener un buen resultado”, afirmó el holandés.

En todo caso, si se acaba confirmado la presencia de Piqué en el partido, el defensor azulgrana no estará exento de un riesgo de recaída. Jugar infiltrado paliaría las molestias en la rodilla, pero los riesgos continuarían estando ahí, especialmente con las características de su lesión. Desde un buen principio, cuando se lesionó por primera vez a finales de noviembre, optó por seguir un tratamiento conservador con los beneficios que esto supone –menos tiempo de baja y no tener que renunciar a lo que quedaba de temporada–, pero teniendo su rodilla condicionada porque la musculatura tiene que suplir buena parte del trabajo del ligamento cruzado anterior. También está el factor añadido de que se pueden ir desgastando otras estructuras de la rodilla, como los cartílagos o los meniscos.

Mensaje en el vestuario

En el caso de Sergi Roberto, no se espera que el futbolista de Reus sea titular después de estar más de dos meses fuera de combate. Pero tanto su regreso como el de Piqué en la lista son un impulso anímico para el vestuario. “Son jugadores importantes, no solo por su calidad, sino por su personalidad. Están sin ritmo de partidos, pero están bien físicamente. Ellos están muy ilusionados de ayudar al equipo y es importante para nosotros contar con el máximo de jugadores disponibles”, resolvió Koeman. En cambio, Zinedine Zidane no podrá contar finalmente ni con el lateral Dani Carvajal ni con Eden Hazard, que llegó al Madrid en condición de estrella hace dos temporadas y encadena lesión tras lesión. 

El técnico blanco también sigue teniendo las bajas por lesión de Sergio Ramos y de Varane (que dio positivo por coronavirus martes), pero la pareja formada por Nacho y Militao, así como todo el equipo, ya demostraron que están a un buen nivel contra el Liverpool (3-1). De hecho, la carta de presentación del Real Madrid para el clásico es este último duelo contra el conjunto inglés, mientras que el Barça sumó un triunfo tanto necesario como amodorrado contra el Valladolid (1-0) después de dos semanas de parada por el fútbol de selecciones. “Esta semana hemos podido estar juntos y recuperarnos. Es muy importante llegar frescos al tramo final de competición: nos espera un final liguero muy emocionante en el que los tres equipos de arriba podemos ganar el título. Y ya se vio con el Valladolid que si no estás fresco cualquier equipo te puede hacer sufrir”.

En todo caso, los dos equipos llegan el partido en claras dinámicas ascendientes en la disputa por el título liguero y con el objetivo de quitarle el primer lugar al Atlético de Madrid, que mañana visita al Betis. Por mucho que tanto Koeman como Zidane insistan en que el clásico no es decisivo, sacudirá la pugna por el campeonato. Pero el técnico azulgrana ha pedido seguir con la hoja de ruta que le está funcionando: “Mi mensaje al equipo es que seamos nosotros mismos, que no nos volvamos locos por el hecho de que se trate de un clásico”.

stats