Economía 08/04/2021

CCOO alerta de los casos de acoso sexual y accidentes entre los 'riders'

El sindicato recoge testimonios de mensajeros que se han expuesto a situaciones de riesgo mientras repartían

2 min
Un repartidor de Glovo.

"Me dijo: «Eres muy guapa, dame tu número de teléfono, por favor ». Le respondí: «¿Qué te pasa? ¿De qué vas? Soy una trabajadora». Él me puntuó mal y dijo que no le había entregado el paquete". Esta es la situación con la que se encontró una repartidora después de entregar un pedido mientras trabajaba para una plataforma digital. El sindicato CCOO de Catalunya ha presentado este jueves un estudio que recoge las experiencias de 18 riders y alerta sobre riesgos menos evidentes que sufre este colectivo, como los accidentes de tráfico y los casos de acoso sexual.

La organización ha percibido que es habitual que las mujeres mensajeras no repartan en determinadas zonas por miedo a exponerse a situaciones de inseguridad. "Se han producido robos a chicas y esto ha hecho que limiten los pedidos en algunas áreas urbanas. Muchas veces tienen menos ingresos por el hecho de rechazar estos encargos", ha explicado Carmen Juares, responsable de nuevas realidades del trabajo del sindicato. Aún así, admiten que no hay datos sobre el fenómeno y que se basan en experiencias recogidas de varios testimonios. "Es poco frecuente, pero el problema es la situación y la posibilidad de que esto pase", ha insistido Dani Garrell, del Centre d’Estudis i Recerca Sindicals de CCOO de Catalunya. 

De las entrevistas a riders que trabajan con Glovo, Deliveroo, UberEats y Stuart el sindicato extrae que estos profesionales están expuestos "constantemente al peligro de accidente de tráfico". Uno de los testimonios del estudio explica que llegó a caerse siete veces de la bicicleta en un año y que la reparación del vehículo le costó 200 euros, que, como autónomo, pagó de su bolsillo. "Lo más grave fue el choque de un compañero nuestro de Deliveroo en Aragó con Meridiana, que fue grave –estuvo en coma y todo–. Gracias a Dios ya está bien, pero la plataforma no tuvo ningún tipo de respuesta con él", asegura en el informe otro repartidor.

Menos ingresos con la pandemia

CCOO denuncia nuevamente que los ingresos de los riders dependen del volumen de pedidos recibidos y que este modelo les genera una presión excesiva. Según los testimonios analizados, en el caso de migrantes en situación irregular que tienen que realquilar las cuentas en las plataformas, estos ingresos se situaban entre los 600 y 900 euros mensuales. Aún así, con la llegada de nuevos mensajeros y los cambios en la demanda provocados por la pandemia, la situación financiera de los riders ha empeorado, ha concluido Juares.

Los sindicatos fueron uno de los principales impulsores de la ley rider que finalmente aprobó el consejo de ministros en febrero y ahora aseguran que velarán para que las aplicaciones cumplan la normativa al 100%. "Intentarán huir del derecho del trabajo por la puerta trasera, pero estamos trabajando con Inspección del Trabajo para evitar que esto pase", ha avisado Juares.

stats