Huelga de transportistas
Economía 22/03/2022

Danone, San Miguel y Heineken, contra las cuerdas por la huelga de transportistas

La movilización se intensifica y los piquetes cortan el acceso al puerto de Barcelona

3 min
Una de las fábricas de Danone al Estado ./ DANONE

BarcelonaLa huelga de transportistas, que este martes comienza su noveno día, empieza a incidir en el funcionamiento de las empresas de alimentación, algunas de las cuales ya se están planteando interrumpir su actividad. Es el caso de Danone, que esta misma mañana ha anunciado que si la movilización sigue 24 horas más se verá obligada a interrumpir la producción en sus cuatro plantas de lácteos, como la de Parets del Vallès, y las tres embotelladoras de agua en España, entre ellas las de marcas como Font Vella.

Según ha concretado la multinacional en un comunicado, si no se llega a un acuerdo en las próximas horas, se verá obligada a interrumpir el proceso de recogida de leche y, como consecuencia, el proceso de producción de sus fábricas y posterior traslado a las cadenas de distribución alimentaria, tanto en cuanto a los productos lácteos como al agua mineral.

La situación "de inestabilidad y la agravación de los parones ya está empezando a afectar el aprovisionamiento de materias primeras esenciales para los productos, como la leche entera o la nata", dice Danone. En este sentido, la empresa muestra su "profundo malestar por esta situación y por las graves consecuencias de fuerza mayor que están provocando no solo entre todos los agentes y colectivos implicados, sino a la sociedad en conjunto".

Heineken también ha anunciado esta mañana que si la huelga continúa no podrá servir sus productos en superficies comerciales, bares y restaurantes. Además tampoco puede aprovisionarse de materias primas debido a los "violentos piquetes" que impiden las operaciones habituales de la compañía. Ante esta situación la empresa reclama "activamente" la implicación de las administraciones públicas para que se garantice la libertad de movimientos de los transportistas que quieren seguir trabajando.

La tercera en hacer públicos sus problemas es Mahou San Miguel, que ha reconocido en declaraciones a Europa Press que está operando "con dificultades". La compañía, propietaria de Mahou, San Miguel, Solán de Cabras o Alhambra, entre otras marcas, tiene ocho plantas de elaboración de cerveza en España —una de ellas en Lleida— y cuatro plantas de envasado.

La semana pasada fue Estrella Galicia la que anunció que a partir de aquel viernes paralizaría las plantas porque hacía algunos días que no recibía materias primas ni suministros básicos. Además, el stock en algunos de sus centros logísticos ya estaba al límite.

Accesos al puerto cortados

La huelga de transportistas se ha intensificado este martes en Catalunya, después de una semana muy discreta. Lo hace con un centenar de piquetes que impiden la entrada de camiones para recoger las mercancías y después distribuirlas. De momento son pocos los transportistas que intentan acceder, y lo hacen bajo una importante presencia policial. Desde el puerto se asegura que se está en contacto con los cuerpos de seguridad "para garantizar que se pueda trabajar en las terminales y para asegurar la cadena de suministro".

A la huelga, convocada por la minoritaria Plataforma por la Defensa del Transporte, se ha sumado este martes la federación de asociaciones de transportistas, Fenadismer, que representa a pequeñas y medianas empresas, después de que consideraran insuficiente el anuncio del gobierno español de este lunes por la tarde de ofrecer 500 millones de euros al sector para hacer frente al aumento de los precios de los carburantes.

Precisamente la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ha pedido este martes a los camioneros que abandonen el parón. "Estamos de acuerdo con sus reivindicaciones; este gobierno se ha sentado a negociar, hemos anunciado medidas sin precedentes", ha dicho en una entrevista a Telecinco. En este sentido, Sánchez ha asegurado que el ejecutivo central "concretará tan pronto como sea posible" las medidas anunciadas ayer con la patronal de los transportistas Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC).

La ministra ha rechazado una rebaja del IVA del gasóleo profesional porque los transportistas ya se lo desgravan, y por lo tanto sería una medida "ineficaz". Además, ha recordado que España es el país de la UE con una fiscalidad más baja de los carburantes, y las directivas europeas impiden que se pueda reducir todavía más. "No se puede pedir rebajas en los impuestos de los hidrocarburos porque esto no tendría ningún efecto sobre el sector", ha dicho.

En este marco, la ministra ha recordado que su ejecutivo trabaja en un plan de respuesta a la crisis que se aprobará al consejo de ministros del 29 de marzo, y también ha justificado que el gobierno central no siente a negociar con la Plataforma de Defensa del Transporte de Mercancías (PDTM) porque a su entender la CNTC son los representantes "legítimos" de los transportistas.

stats