Energía
Economía 07/09/2021

Las eléctricas no prevén una rebaja del precio de la luz hasta mediados del 2022

El gobierno español mantiene que la factura de finales del 2021 será la misma que la del 2018

4 min
La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecologica, Teresa Ribera, atribuye el aumento del precio al encarecimiento del gas y del CO2.

Hasta ahora, las principales empresas energéticas de España han pasado de puntillas por encima del debate alrededor de la espiral alcista de los precios de la luz de las últimas semanas. Este martes, sin embargo, sí que ha hablado el consejero delegado de Endesa, José Bogas, que ha vaticinado que el precio de la luz no empezará a bajar hasta el segundo trimestre del año que viene y, a la vez, ha defendido que ni el gobierno español ni las empresas eléctricas "son responsables" del incremento del precio de la luz.

Bogas ha asegurado que el precio actual de la luz en España es similar al de otros países de Europa. "En el resto de Europa se está pagando la luz igual que en España. Es más: durante los meses de verano algo más en España pero esto es típico porque utilizamos mucho más el aire acondicionado", ha asegurado el consejero delegado de Endesa en una entrevista este martes en Telemadrid.

El principal responsable de Endesa (la primera energética de España) ha recordado que el problema principal que explica el incremento disparado de los precios es la cotización del gas y los derechos de emisión de CO₂, que han disparado el coste de producción eléctrica. Es por eso que ha apelado a adoptar medidas "valientes" que vayan a la raíz del problema y que tienen que ver, precisamente, con la tecnología del gas. Un mensaje que se dirige, en parte, a Bruselas, a quien la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, también ha pedido una reforma del mercado eléctrico mayorista.

De hecho, en la misma línea se ha pronunciado el consejero delegado de Enel (principal accionista de Endesa), Francesco Starace, que ha pedido "abordar la reforma del mercado eléctrico". El máximo responsable de Enel, sin embargo, también ha mandado un mensaje al gobierno español: "Si pones un sistema que no gusta, los inversores se marchan", ha expresado en una entrevista en Expansión, en relación al anteproyecto de ley sobre las hidráulicas y las nucleares que el gobierno español ha trasladado al Congreso de los Diputados.

Aun así, si se observa la evolución media de los precios por país, se constata que, a pesar de que este ha sido el agosto más caro en todo Europa, el impacto no ha sido el mismo en todas partes y las razones trascienden el uso del aire acondicionado. Uno de los principales motivos es que algunos países dependen menos del precio del gas gracias al despliegue de energías renovables, en el caso de Alemania, y de la energía nuclear e incluso del carbón en Francia, que sitúan el megavatio hora (MWh) por debajo del de España.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) calcula que la media de la factura mensual de este 2021 será de unos 68,46 euros, lejos de los 56,28 euros del año pasado, un incremento que la misma Ribera ha admitido. Ahora bien, la promesa de Sánchez, a diferencia de lo que ha vaticinado Bogas, es que la media del precio se acerque a la del 2018, año en que el precio de la factura mensual fue de 67,21 euros, según la OCU. Aun así, solo este mes de agosto ya ha cerrado con un precio medio de la luz superior a los 100 euros y este martes Facua ha advertido que, si todo continúa igual, septiembre cerrará con una factura media de 105 euros.

Mientras tanto, las presiones de la oposición, pero también del socio de coalición (Podemos), no paran. El Partido Popular ha registrado este martes en el Congreso de Diputados una norma con medidas principalmente fiscales para recortar hasta 9.000 millones el coste de la luz.

El aumento no se para

Mañana miércoles el precio medio de la electricidad en el mercado mayorista volverá a crecer hasta los 135,65 €/MWh. A las diez de la noche, la luz se pagará a un precio de récord de 152,36 euros. Desplegar más energías renovables y no depender tanto del gas es un objetivo a largo plazo que el gobierno español persigue. De hecho, estima que en 2030 un 74% de la generación eléctrica total será procedente de las renovables. Ahora bien, la problemática radica en el mientras tanto y en un incremento de los precios día tras día que por ahora no tiene freno. En este sentido, la portavoz del gobierno español, Isabel Rodríguez, ha apuntado que se aprobarán de forma "immediata" las medidas a corto plazo en las que trabaja el Estado.

En concreto, el ministerio de Transición Ecológica estudia que las empresas con un peso importante en el sector vendan energía renovable a pequeñas comercializadoras o a empresas industriales a un precio que se fije por subasta de energía primaria, de forma que menos energía se vea arrastrada por el precio del pool, es decir, del mercado mayorista determinado por el precio de la tecnología más cara.

Además, Ribera también quiere fortalecer la cobertura del consumidor vulnerable, aprobar un suministro vital energético (una medida que se planteó en 2019), potenciar el autoconsumo y las comunidades energéticas (una iniciativa que, de hecho, se recoge en el plan de recuperación enviado en Bruselas) y también la modificación de la tarifa regulada o tarifa PVPC, que ahora es muy volátil, puesto que se indexa al precio diario y por horas del megavatio.

De hecho, Portugal (que comparte con España el Mercado Ibérico de la Electricidad) ha conseguido esquivar algo mejor el encarecimiento de la tarifa regulada porque la fija anualmente y se revisa trimestralmente. Toda esta retahíla de medidas se añaden a las ya aprobadas hasta ahora, como la rebaja del IVA o la suspensión temporal del impuesto eléctrico, que, aun así, todavía no han conseguido parar la vorágine de unos precios sin precedentes.

stats