Salario mínimo
Economía 07/02/2022

El gobierno español quiere aumentar hasta los 1.000 euros al mes el salario mínimo

Sindicatos, patronales y ejecutivo se reunirán de nuevo este miércoles para cerrar el incremento de este 2022

3 min
La vicepresidenta segunda del gobierno español, Yolanda Díaz, al Senado

MADRIDEl voto erróneo del diputado del PP Alberto Casero, que permitió salvar la reforma laboral en el Congreso, dejó un sabor de boca agridulce entre las filas de la cartera de Trabajo, con Yolanda Díaz al frente, que hasta última hora buscó a los socios de investidura para sacarla adelante y esquivar, así, la vía Cs. Ahora, sin embargo, otra medida en materia laboral puede hacer reavivar los ánimos dentro del ministerio: incrementar hasta los 1.000 euros al mes y de manera retroactiva (aplicable desde el 1 de enero) el salario mínimo interprofesional (SMI) este 2022.

Esta es la propuesta que el ejecutivo ha trasladado a los agentes sociales este lunes por la mañana, en una reunión convocada en el ministerio de Trabajo que ha sido presidida por la propia Díaz. "A mí me gustaría que fueran 1.000 euros", ha dicho claramente la ministra en la rueda de prensa posterior a la reunión. Primero, los sindicatos habían anticipado un aumento hasta los 996 euros, pero fuentes del ministerio de Trabajo aclaran que la cifra se podría redondear.

Si la propuesta sale adelante, el salario mínimo aumentaría en 35 euros y pasaría de los 965 al mes actuales en 14 pagas a los 1.000, un crecimiento del 3,5%. El gobierno español no quiere dilatar las reuniones como ha pasado en ocasiones anteriores y sostiene que el aumento se aplicará este mes. De hecho, la próxima reunión con los agentes sociales será este mismo miércoles para que "cuanto antes mejor se puedan desplegar sus efectos", ha sostenido Díaz.

Las patronales, contrarias

El gobierno español ha lanzado su propuesta partiendo del informe sobre el SMI encargado al grupo de expertos el verano pasado. Con el aumento de los 35 euros al mes, el gobierno español se sitúa, más o menos, en el segundo escenario de la comisión de expertos, que aconsejaba un aumento de 31 euros al mes. La propuesta del ministerio de Trabajo iría de la mano con lo que pedían los sindicatos mayoritarios. CCOO y UGT, que ahora trasladarán la propuesta a los órganos directivos, mantienen aumentar el SMI hasta los 1.000 euros al mes en 14 pagas. De hecho, cuando se negoció el aumento de 15 euros al mes en 2021 (hasta los 965 euros al mes en 14 pagas), el compromiso del ejecutivo con los dos sindicatos fue el de lograr esta cifra a cambio de su visto bueno. "CCOO ya dijimos que había que llegar a los 1.000 euros, esta ha sido nuestra reivindicación", ha expresado a la salida de la reunión la secretaria de acción sindical y ocupación del sindicato, Mari Cruz Vicente, que ha anticipado que "con acuerdo o sin él" en la reunión del próximo miércoles con el gobierno ya se daría por cerrado el tema.

Las patronales, de momento, se han mostrado contrarias. De hecho, el acuerdo para aumentar el SMI en 2021 no fue tripartito. La patronal se desentendió y todo apunta que la imagen se repetirá este año. El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha sostenido estos días que un nuevo aumento del SMI "destruirá ocupación". "Escucharé a todas las partes hasta el miércoles y ojalá seamos capaces de llegar a un punto de encuentro", ha expresado Díaz este lunes, mostrándose optimista. Por eso, todavía hay dudas sobre si el incremento será de 1.000 euros o no. "Los sindicados quieren más y los empresarios menos, y yo hago un equilibrio", ha reiterado la titular de Trabajo. Aun así, a diferencia de otras negociaciones como la de la reforma laboral y las pensiones, la del salario mínimo es meramente consultiva, ha recordado Díaz.

60% del sueldo medio

El objetivo es que a finales de legislatura el SMI se sitúe entre los 1.011 y los 1.049 euros mensuales, es decir, logre el 60% del salario medio en España. La cifra, sin embargo, está abierta y puede variar en función del sueldo medio que se registre el año que viene en España, como ha recordado Díaz y también matizaron los expertos en su informe, si bien estos últimos también plantearon tres incrementos diferentes para el año 2023. "No pondremos ningún obstáculo con nada que tenga que ver con lograr el 60%", ha dicho la ministra, que no ha concretado si este lunes ya se han anticipado unas cifras de cara al año que viene.

Los aumentos de los últimos años del salario mínimo han consolidado a España en la séptima posición entre los países europeos con un SMI más elevado. Ahora bien, la escalada de posiciones solo ha sido de un escalón porque la mayoría de socios europeos también han aumentado su SMI. De hecho, este año solo dos países lo han mantenido congelado, Bulgaria y Letonia, y, de momento, España. Una situación, sin embargo, que se revertirá este febrero.

stats