Mobile World Congress 2021
Economía 28/06/2021

El Mobile vuelve dos años después con una versión híbrida de mínimos

El congreso de telecomunicaciones se blinda contra el virus y espera entre 25.000 y 35.000 asistentes

3 min
Prueba PCR para entrar en  MWC en Barcelona

BarcelonaLa edición del 2021 del Mobile World Congress será anómala. Tanto por el número de asistentes (como máximo una tercera parte de las cifras habituales) como por el formato (muchos de los ponentes participarán por videoconferencia) o el impacto económico (la organización ni siquiera ha dado cifras). El congreso de telecomunicaciones vuelve este lunes al recinto de la Fira de Barcelona en l'Hospitalet de Llobregat, que acogerá hasta el jueves una versión de mínimos del acontecimiento después de que la pandemia forzara a cancelarlo en 2020.

La cita espera entre 25.000 y 35.000 asistentes, muy lejos de los más de 100.000 que congregó en la última edición, la de 2019. De hecho, la GSMA intentó –sin mucho éxito– animar al público local con entradas a 21 euros para atraer a profesionales de empresas españolas. Unas 700 compañías de todo el mundo volverán a participar con sus estands en la feria, mientras que unas 300 más lo harán de manera virtual sin poner los pies en Catalunya.

En los últimos meses el Mobile volvió a sufrir un goteo de bajas de empresas expositoras que decidieron anular su participación ante la situación sanitaria. Así pues, gigantes del sector como Ericsson, Nokia, Sony, Vodafone o Deutsche Telekom limitarán su presencia a las videoconferencias. Entre los que aparecerán a través de la pantalla, el fundador de Tesla, Elon Musk, que ofrecerá una charla el martes.

La edición también será más reducida en espacio. De los ocho pabellones que se ocupaban normalmente, solo se usarán tres con cerca de 100.000 metros cuadrados habilitados. El congreso se ha blindado con medidas antipandemia y exigirá a los asistentes que presenten un test de antígenos negativo antes de poder entrar en el recinto.

El protocolo sanitario ha hecho desaparecer una de las características más representativas del Mobile. Este año los congresistas no se pasearán por la capital catalana con sus acreditaciones colgadas en el cuello, porque tendrán solo formato digital y se tendrán que enseñar en el móvil en los diferentes puntos de acceso. Además, los visitantes tendrán que llevar obligatoriamente mascarillas FPP2 reglamentarias (nada de modelos corporativos), pasar controles de temperatura, usar gel hidroalcohólico y respetar la distancia de seguridad.

Las condiciones extraordinarias de esta edición también han unido bajo un mismo techo al Mobile y a su hermano pequeño, el 4YFN. El congreso paralelo para start-ups se celebrará en el recinto de Gran Via y participarán unas 400 empresas expositoras de todo el mundo. Aún así, no todos los acontecimientos paralelos se recuperan en 2021. El YoMo, el encuentro pensado para adentrar a los estudiantes en el mundo de la tecnología, no se ha convocado este año, como tampoco se ha llegado a estrenar la XSide, el certamen de música electrónica e innovación impulsado con el Sónar que tenía que arrancar el año pasado.

El interrogante del impacto económico

Aunque la GSMA no ha hecho sus propias previsiones, algunos sectores económicos ya han compartido su termómetro sobre el impacto que calculan para este Mobile. Los hoteles de 4 y 5 estrellas llegan a esta semana de cita tecnológica con una ocupación media del 45%, según datos de la promotora inmobiliaria 3Capital consultadas por Efe. El despacho apunta a que las tarifas de las habitaciones se han reducido a la mitad en un intento para ofrecer precios más atractivos para las empresas que sí viajarán a Barcelona. El director general del Gremio de Hoteles de Barcelona, Manel Casals, admite que poco más del 40% de los establecimientos de la capital catalana estarán abiertos la semana del congreso. Tampoco hay entusiasmo entre la restauración y el ocio nocturno, que no están registrando las reservas para cenas y fiestas de los congresistas a las que estaban acostumbrados en años anteriores.

El objetivo de la GSMA, sin embargo, no es ningún otro que superar las trabas pandémicas de esta edición y empezar a trabajar en una cierta normalidad para el 2022. "La gente me pregunta cuál será el éxito de esta edición. Es muy fácil: abrir puertas, que la gente entre y demostrar al mundo que el covid no nos vencerá", resumía el viernes John Hoffman, su consejero delegado.

stats