Economía 24/06/2021

La muerte en Brians II de John MacAfee el día que le tenían que extraditar sorprende a su abogado

El magnate del antivirus fue encontrado muerto miércoles en su celda de la cárcel catalana

ARA
3 min
John McAfee, en una imagen del 2012.

BarcelonaEl abogado del magnate norteamericano John McAfee, que fue encontrado muerto este miércoles en su celda de la cárcel de Brians II, ha asegurado que no detectó ninguna señal que apuntara a que su cliente se podía suicidar. La Audiencia Nacional aprobó el mismo miércoles que el creador del conocido antivirus que lleva su apellido fuera extraditado a los Estados Unidos, donde la justicia lo acusa de fraude y evasión fiscal, pero su cuerpo fue encontrado sin vida por los funcionarios del centro penitenciario.

En declaraciones a la agencia Reuters, Javier Villalba, letrado de McAfee, negó haber percibido ningún indicio que apuntara a que el magnate tenía intención de quitarse la vida. "Tenia contacto telefónico constante con él. En ningún momento mostró ninguna preocupación o indicación que nos hiciera pensar que esto podía pasar", ha indicado el abogado. Villalba ha asegurado que "no estaba justificado bajo ninguna circunstancia que este hombre estuviera en prisión".

McAfee llevaba años evadiendo la justicia de los EE.UU., donde tenía que hacer frente a dos procesos diferentes. Uno, en un tribunal de Tennessee por evasión fiscal, y el otro en el estado de Nueva York por un presunto fraude de 23 millones de dólares con operaciones de criptomoneda. Antes, también había tenido problemas con la justicia de Belice, país del que huyó en 2012 al ser investigado -pero nunca acusado- por la muerte de un disparo a la cabeza de su vecino. También fue expulsado de la República Dominicana por tenencia ilícita de armas en 2018 y fue juzgado en 2015 en los EE.UU. por conducción y posesión de armas bajo los efectos del alcohol.

El magnate, que fue el inventor del primer programa antivirus comercial, era muy activo en las redes sociales, sobre todo en Twitter, donde tenía una gran cantidad de seguidores, a los que daba consejos sobre inversiones. Durante los meses de confinamiento, intentó hacer creer que huía viajando por varios países del mundo cuando en realidad estaba instalado de forma permanente en un antiguo hotel de Cambrils, donde pocos años antes los Mossos habían encontrado una granja de criptomonedas.

Con el levantamiento de las restricciones fronterizas, McAfee intentó salir de España con un vuelo desde El Prat, donde fue detenido el 3 de octubre a raíz de una orden de arresto internacional emitida por las autoridades norteamericanas. Ingresó en prisión provisional en Brians II, donde estuvo recluido hasta miércoles, cuando la Audiencia Nacional dio luz verde a su extradición a los EE.UU.. Aquella misma tarde fue encontrado sin vida en su celda. Según Reuters, McAfee estaba solo en el momento de la muerte a pesar de que compartía celda con otro interno.

Fuentes del departamento de Justicia de la Generalitat indicaron miércoles que, en principio, el suicidio parece la causa más probable de la muerte, a pesar de que no lo confirmaron a la espera de los resultados de la autopsia.

Rusia y el hijo de Trump alimentan la conspiración

McAfee tenía un carácter excéntrico que mostraba en las redes sociales. Además, a menudo tuiteaba mensajes relacionados con teorías de la conspiración alimentadas por medios y grupos de extrema derecha, y decía que era un objetivo del gobierno de su país. En 2016 intentó infructuosamente ser elegido como candidato del Partido Libertario -un partido minoritario a la derecha de los republicanos- a la presidencia de los EE.UU.

En 2019, McAfee aseguró que las autoridades norteamericanas le amenazaban, y que si aparecía muerto por un supuesto suicidio se trataría en realidad de un asesinato. Ya en Can Brians, el empresario publicó un nuevo mensaje en Twitter en la misma línea: "Todo va bien. Sabed que si me cuelgo, como Epstein, no será culpa mía", dijo el 15 de octubre pasado. Jeffrey Epstein es el financiero norteamericano que se quitó la vida al ser acusado de pederastia, a pesar de que grupos de extrema derecha norteamericanos aseguran que fue asesinado para proteger a otros personajes influyentes que estaban involucrados en una supuesta red de abusos de menores y satanismo.

A raíz de este suceso, Donald Trump Jr., hijo del expresidente de los EE.UU. Donald Trump, ha preguntado esta madrugada a sus seguidores si creían que la muerte de McAfee se debe realmente a un suicidio o si ha sido "epsteinizado".

En un tono más moderado, el exespía norteamericano refugiado en Rusia Edward Snowden lamentó la muerte del gurú de los antivirus, de quien dijo que se había quitado la vida para evitar la crueldad de la justicia de los EE.UU., pero avisó que el fundador de Wikileaks Julian Assange podría ser la próxima víctima. Por su parte, una portavoz del ministerio de Exteriores ruso también expresó dudas sobre la causa de la muerte de McAfee y pidió que "no se tarde 50 años" en aclararlo.

stats