Telecomunicaciones
Economía 30/12/2021

Las operadoras ya no podrán llamar a la hora de la siesta ni los fines de semana

Telefónica, Orange, Vodafone y MásMóvil renuevan su código de conducta

ARA
2 min
Vodafone prepara un ERO que afectaría unos 1.200 trabajadores

BarcelonaLas operadoras ya no podrán hacer llamadas comerciales en los momentos claves de descanso de los consumidores. El 1 de enero entrará en vigor el nuevo código de conducta pactado por MásMóvil, Orange, Telefónica y Vodafone —las cuatro compañías del sector de la telefonía con más cuota de mercado de España— con medidas como la prohibición de llamar entre las 15 h y las 16 h o los fines de semana. Este pacto también las compromete a evitar las llamadas comerciales antes de las 9 h y después de las 21 h, y aumentará las garantías para evitar el contacto con clientes inscritos en la lista Robinson, un registro con el cual los usuarios pueden rechazar explícitamente recibir publicidad.

Este acuerdo renueva así el primer pacto entre operadores al cual se llegó en 2010. Para controlar que se cumple el código, las partes mantendrán una reunión semestral en la que se abre la puerta a actualizar y adaptar el contenido. Entre las nuevas medidas, también se aumentará el control para que no se puedan obtener datos del consumidor ni respuestas interpretables como una aceptación a cambiar de operadora.

En materia de llamadas, las operadoras solo podrán llamar un máximo de tres veces a un cliente a lo largo de un mes y, en caso de que este rechace la oferta, estarán obligadas a esperar tres meses antes de hacer una nueva. Las compañías garantizarán que el teleoperador que hace la llamada pueda facilitar al usuario un número de teléfono para obtener información de cualquier otro producto o hacer cualquier otra gestión comercial o reclamación.

Reclamaciones más ágiles

Así mismo, el usuario tendrá que conocer siempre el número desde el cual le llaman, la marca comercial que lo está contactando, el motivo exclusivamente comercial de la llamada y la base de datos de la cual se extrae el nombre, así como la del call centre. Las empresas también se comprometen, según el texto inicial, a implementar un procedimiento común ágil para resolver las reclamaciones de los clientes que hayan podido ser víctimas de prácticas comerciales contrarias al código. Además, las compañías colaborarán entre ellas para poner en conocimiento y, si procede, denunciar ante los organismos competentes las prácticas fraudulentas o lesivas para los clientes.

stats