Telecomunicaciones
Economía 23/07/2022

Orange y MasMóvil crean el primer operador de telefonía de España, por delante de Movistar

Será el grupo líder en móvil y banda ancha y reducirá a tres el número de compañías del sector

2 min
Consejero Delegado de la compañía resultante de la fusión entre Masmovil y Orange, Meinrad Spenger

BarcelonaFusión cerrada: Orange y MasMóvil, el segundo y el cuarto operador de telefonía de España, han llegado a un acuerdo para crear la empresa líder del sector. El nuevo grupo desbanca Movistar en número de clientes y se queda como número 1 en telefonía móvil (entre los dos suman 24,8 millones de usuarios) y banda ancha (7,1 millones). Aun así, Movistar sigue al frente en volumen de ventas. Vodafone será la tercera a bastante distancia. El acuerdo se firmó el viernes y se ha anunciado este sábado a primera hora.

A priori, la consecuencia más inmediata será una reducción de la competencia, puesto que el número de operadores del sector pasará de cuatro a solo tres. De hecho, el acuerdo todavía tiene que ser validado por las autoridades de competencia. Esta misma semana, el secretario de estado de Telecomunicaciones, Roberto Sánchez, aseguró que, en caso de producirse, una fusión ente estas dos empresas tendría "un alto impacto" que "posiblemente comportará revisiones regulatorias".

Aun así, las dos compañías han defendido en un comunicado conjunto que gracias a la fusión tendrán "capacidad financiera y escala suficiente" para "seguir invirtiendo" en infraestructuras como el 5G. Esto repercutirá, insistieron, "en un beneficio para los consumidores y las empresas".

Esta capacidad financiera que mencionan surgirá del ahorro que les permitirá la integración entre las dos compañías. Uno de los grandes beneficios de las fusiones es que se pueden eliminar todos aquellos servicios y puestos de trabajo que están duplicados, de forma que a la larga se rebajan los costes de la nueva compañía. El problema es que esto siempre comporta despidos de personal.

Según los cálculos de la nueva compañía, la fusión le permitirá ahorrar 450 millones de euros anuales a partir del cuarto año después de que se complete la integración.

Salida a bolsa a la vista

El acuerdo valora la empresa resultante en 18.600 millones (1.000 menos de lo que se dijo en marzo , cuando se iniciaron las negociaciones). De este importe, un 58% corresponde a MasMóvil y el resto a Orange. Esta última tiene menos valor porque las torres de telecomunicaciones que posee quedan fuera del acuerdo.

De todas formas, esta mayoría de MasMóvil es engañosa, puesto que la nueva operadora en realidad estará administrada en igualdad de condiciones por las dos compañías (tendrán igualdad en derechos de voto en el consejo de administración), según el comunicado.

Además, el acuerdo también incluye el derecho a sacar la nueva operadora a bolsa en un tiempo (que no han concretado). Lo más probable es que, cuando la empresa aterrice al parqué, los principales accionistas de MasMóvil vendan todas sus acciones, salgan de la compañía y dejen a Orange con una mayoría suficiente para controlar la operadora. Desde el 2020, MasMóvil está controlada por tres fondos anglosajones (KKR, Cinven y Providence), cuya naturaleza nunca es de permanencia en las empresas donde invierten, sino vender y hacer beneficios después de haber hecho aumentar el valor de su participación.

stats