Energía
Economía 02/08/2022

Restricciones energéticas: "No es lo mismo una peluquería que una tienda de congelados"

Asociaciones de comerciantes critican las medidas del gobierno para ahorrar luz

3 min
Una mujer mirando escaparates, en Barcelona

BarcelonaCon resignación y críticas. Así ha recibido el sector del comercio el paquete de medidas a las empresas anunciado este lunes por el gobierno central. Entre las principales novedades, las restricciones a la temperatura (la calefacción a un máximo de 19 grados y el aire a un mínimo de 27), pero también escaparates con luces apagadas a partir de las 22 horas de la noche y puertas cerradas para mejorar el aislamiento térmico. Todo ello para intentar ahorrar luz y reducir el consumo de gas en un 7%, para ayudar así los países europeos más dependientes de Rusia.

"Las medidas no nos gustan, pero entendemos que las tenemos que acatar en una situación de emergencia climática y energética", explica Gabriel Jené, presidente de Barcelona Oberta, en declaraciones al ARA. Jené, que también apunta que estas nuevas normas del ejecutivo central ayudarán a combatir una inflación que afecta directamente al sector, afirma que ve "improvisación" en las medidas. "Hay plazos imposibles de cumplir, pero no las podemos rechazar", explica.

En su crítica a las resoluciones anunciadas por el gobierno este lunes, Jené explica que "no es lo mismo una ciudad húmeda como Barcelona que una de seca del interior de Castilla. En cuanto a la iluminación, el presidente de Barcelona Oberta recuerda que "los escaparates iluminados también son un factor de seguridad, y me cuesta de imaginar el Eixample completamente a oscuras". "Harán falta medidas compensatorias de seguridad", ha añadido.

Jené ha afirmado que no teme que estas medidas afecten las ventas del sector: "Talvez habrá un desajuste a corto plazo, pero a la larga, no, porque esto nos afecta a todos por igual y la gente no dejará de comprar".

Cuenta atrás para las puertas

Lo que sí que le preocupa más es la obligación de poner puertas en las tiendas para minimizar los escapes de aire acondicionado, un requisito que las tiendas tendrán que llevar a cabo antes del 30 de septiembre. "Nos preocupa porque es un periodo muy breve", ha dicho. "En la costa hay muchas terrazas que no separan limpiamente el interior del exterior y poner puertas sin subvenciones es muy complicado", concluye.

En la misma línea se expresa Salva Vendrell, presidente de Barcelona Comerç. En declaraciones a este diario, lamenta que la medida es "demasiado generalista" y no tiene en cuenta las tipologías de tiendas. "Tiene un punto populista. No nos gusta cómo está planteada, porque no es lo mismo una peluquería, donde con los secadores puede hacer mucho calor, que una tienda de ropa, donde puedes dejar sudado lo que te quieres probar, o una de congelados". Vendrell añade que hay el riesgo para algunas tiendas de que se esté mejor en la calle que dentro y critica que la medida no se ha consensuado con el sector.

Ayuso: "Madrid no se apaga"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha sido la primera en avisar que no cumplirá las medidas, que el gobierno obligará a aplicar a las comunidades, aplicando sanciones, si hace falta. Ayuso publicaba ya durante la noche de lunes su intención de mantener el gasto energético:

Esta mañana, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha avisado a Ayuso que el plan de ahorro y eficiencia energética se tiene que cumplir y le ha reprochado que "siempre demuestra egoísmo y falta de solidaridad". A su vez la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha llamado a la "responsabilidad de quien está al frente de una institución para decidir si se rebela contra las normas o los compromisos europeos". Ribera también ha matizado que las normas anunciadas el lunes no se aplicarán en centros sanitarios, asistenciales o educativos.

stats