Aerolíneas
Economía 18/03/2022

Vueling admite la falta de pilotos especializados para volar a aeropuertos "complejos"

Vuelven a Barcelona el centenar de pasajeros atrapados en Islandia toda la semana

2 min
Un avión de Vueling al aeropuerto de Barcelona.

BarcelonaLa compañía aérea Vueling ha admitido la falta de pilotos especializados para el vuelo de Barcelona a Keflavík (situado cerca de la capital de Islandia, Reikiavik) cuando hay una situación climatológica adversa, como la que asegura que se ha producido esta semana y que ha provocado que un centenar de pasajeros hayan quedado atrapados en este país desde el lunes después de que se les cancelara el vuelo durante cuatro días consecutivos. "En Florencia, que es un aeropuerto difícil de operar por lo que se conoce como viento de cola, tenemos pilotos especializados, pero en Reikiavik, donde tenemos pocos vuelos y pocas veces tenemos inclemencias meteorológicas, no", han explicado al ARA portavoces de la compañía.

Si pasara cada día, han añadido los propios portavoces, se tendría que habilitar a estos pilotos en este vuelo o dejar de volar a este destino tal como ya hizo la compañía con Madeira. "En Florencia somos la aerolínea principal e Islandia no es un destino prioritario", han matizado. Además de la falta de especialización de pilotos, la aerolínea también asegura que los vuelos cancelados durante la semana no pudieron salir porque sus aviones no están preparados para volar cuando hace mucho viento a pesar de que el resto de las compañías operaban con normalidad. La aerolínea ofrece semanalmente tres vuelos de ida y vuelta de Barcelona a Reikiavik.

En cuanto a los 96 pasajeros que se han quedado atrapados en Islandia desde el lunes, han podido volver finalmente este viernes a Barcelona. Lo han hecho repartidos en dos vuelos: uno a las 15.30 (hora local) y el otro a las 18.30, y que se prevé que aterrice en el Prat pasada la medianoche. También han podido ir a Islandia los viajeros a los que se les había cancelado el vuelo desde Barcelona.

Víctor y su pareja, que han sido unos de los afectados, han confirmado este viernes que finalmente subían al avión. Desde el lunes han dormido en tres hoteles diferentes esperando que se les asignara un vuelo de vuelta. De hecho, una treintena de pasajeros están preparando una denuncia conjunta contra la compañía por las molestias, puesto que muchos no han podido ir a su puesto de trabajo y por la falta de información durante esta semana. Además de un trabajador de Vueling que encontraron en el aeropuerto el lunes y en el hotel el martes, el resto de los días se han enterado de la cancelación de los vuelos por las recepciones de los hoteles donde se alojaban o cuando abrían la aplicación de Vueling y veían que, sin previo aviso, se les había cambiado el día del trayecto.

stats