El Tiempo 13/06/2022

Espectáculo astronómico: dos superlunas y hasta cinco planetas visibles al inicio del verano

Tanto la luna llena de junio como la de julio se producirán en perigeo

3 min
La luna creciente este fin de semana desde Manlleu

BarcelonaLlega el verano, el momento del año que más invita a disfrutar del cielo nocturno, y este año hay varios incentivos para fijarse ya en estos meses de junio y de julio. En primer lugar, llegan dos lunas llenas seguidas que coincidirán con el perigeo, es decir, el punto cíclico en que la Luna y la Tierra están más cerca. Esto quiere decir que tanto la luna llena de junio como la de julio se verán más grandes que de costumbre.

Este mes de junio la luna llena se producirá el martes día 14 hacia las once y media de la noche, cosa que quiere decir que la luna más llena y completa será la de martes a miércoles. Hay que tener en cuenta que el martes por la tarde y al anochecer llegarán muchas bandas de nubes y esto puede dificultar la visión del plenilunio. La luna saldrá poco antes de las diez de la noche y se pondrá el miércoles cuando falten diez minutos para las siete. De madrugada antes de que salga el sol seguramente las nubes ya no serán tan espesas. La noche del miércoles al jueves la luna seguirá siendo casi llena, y en este caso el cielo estará más despejado de nubes. El miércoles la luna saldrá, eso sí, más tarde, poco después de las once de la noche.

La segunda superluna de este año será la del 13 de julio y técnicamente será, de hecho, el plenilunio de este año en que la Luna y la Tierra estarán más cerca, es decir, la luna llena del año que se verá más grande. Entre la luna llena y el perigeo de este 14 de junio habrá once horas de diferencia, mientras que el 13 julio la diferencia será de 9 horas. Una diferencia imperceptible a primera vista.

El término superluna no es académico y, de hecho, es un término que no propuso un astrónomo sino un astrólogo, Richard Nolle, y que mediáticamente se ha esparcido como la pólvora en los últimos años. Entre una luna llena en perigeo y una luna llena en apogeo, justo el momento opuesto, la distancia que nos separa de nuestro satélite llega a variar hasta 50.000 kilómetros, una cifra bastante significativa si se tiene en cuenta que de media la distancia entre la Luna y la Tierra es de 385.000 kilómetros. Esto explica que cuando hay una luna llena en perigeo se pueda llegar a ver un 30% más grande y hasta un 14% más brillante.

Cinco planetas a primera vista

Otro punto de interés de las próximas semanas se centrará en las madrugadas, justo antes de que salga el sol, momento en el cual son visibles hasta 5 planetas a primera vista. Hay que mirar entre el este y el sur, de forma que de más bajo a más alto en el horizonte se puede llegar a ver Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Los más brillantes y más fáciles de ver son sobre todo Venus y también Júpiter. Para ver Mercurio hay que tener muy buena visión del horizonte y Saturno y Marte son poco brillantes y requieren un cielo muy oscuro para poderlos identificar.

El mejor momento para ver los cinco planetas será alrededor de San Juan, sin embargo, dejando de lado Mercurio, el resto son visibles ya estos días. A partir del fin de semana y hasta más allá de San Juan la luna se interpondrá entre la fila de planetas de madrugada y añadirá todavía más atractivo.

stats