Moda
Estilo 26/08/2021

Proximidad y sostenibilidad en la moda catalana

Se han expandido en todo el mundo y quedan fuera de la ropa de bajo coste, apostando por la ética a la hora de trabajar y producir

5 min
Un vestido  de la marca Gale

Así son las prendas de ropa de estas marcas: relativamente asequibles, duraderas y sostenibles. Repasamos las firmas y diseñadores catalanes que trabajan con criterios de proximidad y sostenibilidad y que quieren que dejes de lado la moda rápida sin acabar pelado.

Rita Row

Hace 7 años que Rita Row nació en Figueres y hoy está en todo el mundo: tiene 160 puntos de venta, varios en los Estados Unidos y otros en lugares tan remotos como Japón y Corea del Sur. El equipo está formado por cinco mujeres, capitaneadas por Xènia Semis e Imma Serra, amigas de toda la vida que vivieron juntas en Barcelona mientras estudiaban y que después "se reencontraron en Figueres con ganas de crear una nueva marca de ropa”, recuerda Irene Pérez, responsable de comunicación de la marca. 

Su musa es una mujer ficticia bautizada como Rita Row, a la que imaginan como una persona “moderna, a la que le gusta ir cómoda y que valora los detalles”, explican. Su ropa es para cada día, con un toque de tendencia que la hace atemporal y especial. Para abaratar costes y acceder a más clientela han hecho una línea de básicos de algodón orgánico, y a pesar de que no son partícipes del fast fashion, hacen rebajas: “Es el momento que hay gente que se puede permitir un Rita Row”, dice Pérez.

Un vestido de Rita Row

Las colecciones están totalmente producidas en el Estado, especialmente en Catalunya, y Portugal, con tejidos de Italia, Francia y locales mayoritariamente orgánicos y reciclados. “Cada año visitamos las fábricas en las que producimos”, aseguran desde Rita Row. Lo hacen para tener un control de calidad y trazabilidad de lo que defienden.

Dónde se puede comprar: En su web y en las tiendas de Barcelona Ivori (Mirallers, 7) y VlancStore (Passatge Valeri Serra, 23).

Gale

Es la más nueva de todas. Gale nació hace seis meses, en plena pandemia, y sus responsables son Tatiana Cortés, Arnau Abril y Gaby Pujol. Abril y Cortés vieron cómo su mundo profesional, el de la música, desaparecía “de un día para el otro”, mientras que Pujol había abandonado el sector después de haber tenido una marca propia de ropa y punto de venta durante más de 15 años en la calle Avinyó de Barcelona. Llegada la emergencia sanitaria, lo dejó todo y se volvió a Argentina. De esta derrota salió Gale, que significa vendaval. Eligieron el nombre en referencia a la situación actual y por una canción de Andrew Weatherall, productor muerto el año pasado, muy conocido porque trabajaba con Primal Scream: Fail we may, sail we must, sobre un joven marinero que se encuentra inmerso en una tormenta de fuerza 9. 

Mono de Gale

“La pandemia ha sido una gran tormenta para nosotros. Pero ante todas las adversidades hemos sacado lo mejor de nosotros, por eso también hacemos una ropa de estampados vibrantes y alegres”, comenta Cortés. Pujol es quien lleva las riendas del patronazgo, no hacen nunca más de 10 ejemplares de cada patrón y hacen upcycling de telas, puesto que utilizan restos de fábricas y stocks descatalogados. “De algunas solo hemos conseguido 15 metros, de otras 30, y como máximo 50. Por eso la tirada es tan limitada y exclusiva”, apuntan. Además, están confeccionadas en un taller de Barcelona.

Dónde se puede comprar: En su web o por mensaje a su Instagram

Victor Von Schwarz

Hace menos de 9 años que se dedica a la moda y ha vestido a Rosalía, La Mala Rodríguez, Bad Gyal y Fergie de Black Eyed Peas, entre otros artistas de primer nivel. Habitual de la 080 Barcelona Fashion Week, Victor von Schwarz elabora una colección por año, tanto para hombre como para mujer, sin hacer mucha distinción de género. Nacido en Sabadell, ha vivido en Taipeh (Taiwán) y ahora tiene el centro neurálgico en el barrio de Gràcia de Barcelona, donde lo confecciona “todo, todo, todo”, explica. Ahí tiene el taller, donde se encarga del patronazgo, el corte y también la confección de las piezas de tul. El resto lo encarga a otros talleres del barrio. 

Bañador Victor von Schwarz

Este año por primera vez ha presentado ropa de baño, una colección que ha costado conseguir: “Hacía mucho tiempo que tenía ganas, pero era muy difícil encontrar a profesionales que me hicieran una producción pequeña”. El problema lo ha solucionado gracias a unas chicas en Gràcia que trabajan tejidos de baño y le hacen la producción. Todas las telas que utiliza son compradas en el Estado o en Corea, y si bien su nombre, Víctor de negro, según la traducción, remite a la "oscuridad de donde ha salido cada colección”, esta última “es la única que no, porque después del confinamiento me apetecía hacer una cosa algo más divertida, y he rememorado nuestra época de post adolescencia y el brit pop”, explica Von Schwarz.

Dónde se puede comprar: En su web

CUS

Adriana Zalacain, diseñadora de CUS, estudió ciencias políticas, pero debido a un batacazo de la vida no pudo ejercer. Contra todo pronóstico empezó a interesarse por el color, el diseño de moda y la sostenibilidad, y creó su propia marca. “Me he sentido desde impostora hasta cómoda en el mundo del diseño de moda", confiesa. Durante años desarrolló CUS en el Estado pero operando para Centroeuropa, donde la preocupación por la sostenibilidad ya estaba muy desarrollada y extendida en la sociedad. Para profundizar en estos valores la marca acabó virando hace un año, buscando la acción más local –a pesar de que online venden mucho al extranjero– con la creación de un taller propio, en el barrio de Gràcia y a la vista de todo el mundo que pase por la calle de Sèneca. 

Vestido  de CUS

El taller se combina con una tienda en el mismo espacio, que solo abre los miércoles y que sirve para enseñar y vender los modelos nuevos. No tienen stocks, de forma que cuando se encarga una pieza la hacen expresamente y tardan entre 4 y 13 días en entregarla a la persona que la ha comprado. Utilizan, básicamente, algodón orgánico y Tencel, y algunas de las piezas se mantienen a lo largo de las colecciones con pequeñas variaciones, porque son básicas, atemporales y perdurables.

Dónde se puede comprar: En la web y en la calle de Sèneca número 8 los miércoles de 10 a 20 horas.

stats