Internacional 22/11/2021

Alemania avisa: "Cuando acabe el invierno, los alemanes estarán vacunados, recuperados o muertos"

Bruselas llama a inmunizarse y señala la “pandemia de los no vacunados”

3 min
La comisaria de Salud , Stella Kyriakides, al pleno del Parlamento  Europeo de Estrasburgo

BruselasEl ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn, ha subido el tono en los últimos días. Si la semana pasada subrayaba que la pandemia “masiva” que está viviendo ahora Europa es “la de los no vacunados”, este lunes ha ido algo más allá y lanzaba un aviso especialmente contundente: “La mayoría de ciudadanos alemanes estarán o vacunados o recuperados o muertos cuando acabe el invierno”. Alemania es uno de los países de la Unión Europea que está encontrando una fuerte resistencia de una parte minoritaria pero importante de su ciudadanía a vacunarse. Según los datos del Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) el 67,5% de los ciudadanos alemanes están vacunados, una cifra que queda muy lejos del 81% de Portugal o del 74% de España. 

Por eso, son países como Alemania o Austria (64,4% de vacunados) los que están sufriendo un repunte de contagios más elevados y también un aumento de hospitalizaciones, lo cual ha puesto en alerta a las autoridades. 

Esta escalada de contagios en el Viejo Continente ha aguado este lunes el regreso a la presencialidad en el hemiciclo de la sede del Parlamento europeo. Y ante un pleno casi vacío ha comparecido la comisaria de Salud, Stella Kyriakides, para hacer una defensa enconada de la vacunación, de sus fundamentos científicos y de su eficacia en la lucha contra el virus ahora que, según ha dicho, “nos enfrentamos a una pandemia principalmente impulsada por los no vacunados”.

Del mismo modo que este fin de semana miles de personas han salido a las calles de Bélgica, Austria o los Países Bajos a protestar contra la vacunación y las restricciones, Kyriakides ha tenido que enfrentarse a los argumentos de algunos europarlamentarios que cuestionan la eficacia de las vacunas o del certificado digital. La comisaria chipriota ha reconocido que la alza de contagios está “desafortunadamente alimentando las dudas sobre las vacunas”, pero ha sido contundente: “La evidencia es clara, la vacunación funciona, es la herramienta más efectiva que tenemos para que la gente esté segura. No hay ninguna duda que es efectiva contra la enfermedad más severa, contra la hospitalización y contra la defunción”.

Baile de restricciones

La OMS advertía hace unos días que podrían morir medio millón de personas más en el continente si no se toman medidas y algunos países ya presentan una incidencia similar a la de los peores momentos de la primera oleada. Como consecuencia, las restricciones vuelven a estar sobre la mesa, como también ha vuelto a reavivar el debate de la vacunación obligatoria y el de la necesidad de aplicar o no la tercera dosis. Cada país lo está enfocando por ahora de manera diferente y Bruselas ve con preocupación un nuevo rompecabezas de medidas y restricciones que complicarán la movilidad y que, además, podrían dejar sin efectividad el certificado digital covid, la herramienta que ha permitido recuperar la movilidad y que muchos países (como Francia o Bélgica) han impuesto de manera obligatoria para entrar en bares, restaurantes o cualquier evento público. Austria es quien ha ido más allá y este lunes ha vuelto al confinamiento general. A partir de febrero, la vacuna será obligatoria.

Y Bruselas está preocupada por volver a un potencial lío de restricciones que pueda implicar que Francia, por ejemplo, exija tres dosis para entrar en el país y considerar el certificado digital válido a un turista español, donde las autoridades todavía no han optado por extender la dosis de refuerzo. Por eso, esta semana la Comisión Europea presentará una nueva propuesta de las recomendaciones europeas para la movilidad y el certificado, que buscan "coordinar" al máximo la gestión de cada socio europeo. Ahora bien, Kyriakides ha admitido que Bruselas puede hacer el máximo para intentar que los gobiernos consensúen al máximo los enfoques, pero las competencias, tanto de fronteras, como de restricciones, como sanitarias, son nacionales.

stats