Internacional 31/12/2021

¿Carnaval en verano? Los Países Bajos preparan un plan a largo plazo para adaptar la vida al covid

El gobierno reúne a 150 personas de varios sectores para intentar reducir las decisiones apresuradas

3 min
Els Països Baixos aplican un confinamiento nocturno para frenar los casos.

BarcelonaLa segunda Navidad seguida con restricciones, toques de queda y confinamientos ha generado una sensación generalizada de frustración que se suma a la fatiga de dos años de incertidumbre. Para reducir al máximo los giros de volante y el enojo de la población, el gobierno de los Países Bajos está trabajando en una estrategia a largo plazo que ayude los ciudadanos a adaptarse a una vida con el coronavirus presente. La misma Organización Mundial de la Salud (OMS) ha afirmado que, a pesar de que la fase más grave de la pandemia probablemente se acabará en 2022, el virus seguirá circulando . Por eso, el ejecutivo de Mark Rutte quiere transmitir el mensaje de que todo el mundo tendrá que aprender a adaptarse a esta realidad.

Según el diario neerlandés Telegraaf, el gobierno ha convocado a un grupo de personas procedentes de varios sectores de la sociedad para diseñar un plan a largo plazo que prevé presentar a finales de enero. Esta estrategia se combinará con una revisión del enfoque sanitario que también está en marcha.

Entre las ideas que hay sobre la mesa figura, por ejemplo, la recomendación de planear las reuniones familiares multitudinarias en verano, reservar los grandes espectáculos también para los meses más calurosos, y acostumbrarse a la enseñanza a distancia en caso de que sean necesarios confinamientos. La idea general es que toda la sociedad, y no solo el sistema sanitario y las empresas, tiene que aprender a adaptarse.

El primer paso son unas sesiones de lluvia de ideas con 150 personas de los sectores de la cultura, la hostelería, los deportes y otros ámbitos de la sociedad. De momento, las organizaciones de cada área todavía no están involucradas formalmente, sino que el primer contacto es con "mentes creativas y críticas", según consta en una invitación creada a través de Linkedin, que lo define como unas "sesiones exploratorias" para una estrategia a largo plazo sobre el covid-19.

¿Carnaval en verano?

El alcalde de la ciudad neerlandesa de Breda, Paul Depla, que también es el presidente del comité de impacto social del coronavirus de la Asociación de Municipios de los Países Bajos, ya trazó algunas ideas hace unas cuantas semanas. "Necesitamos un enfoque a largo plazo, porque el coronavirus no desaparecerá", dijo. Y lanzó algunas sugerencias: "¿Por qué las vacaciones de verano duran seis semanas y las de Navidad solo dos? Si sabemos que los riesgos de las oleadas del covid son más altos en invierno, por qué no cambiamos algunas semanas?"

También apuntó a la opción de que las ligas de fútbol se disputen entre marzo y octubre. "Es cierto que habrá que acostumbrarse. Pero, si podemos dejar de banda la tradición por el Mundial en el Qatar, por qué no por el coronavirus ?", argumentó. "O el carnaval. Sí, corresponde en febrero o principios de marzo, pero ¿por qué no hacemos un carnaval veraniego?", añadió.

Esta es la visión que tiene el gobierno neerlandés con la elaboración de este plan a largo plazo. El covid sigue irrumpiendo con fuerza durante el otoño y el invierno, por lo cual hay que pensar en reprogramar ciertas actividades para celebrarlas en verano, cuando el riesgo es más bajo.

La estrategia se centrará en tres ámbitos: en primer lugar, un paquete "básico" de normas que habría que tener en cuenta durante todo el año, como por ejemplo no darse la mano para saludarse y asumir que habrá que llevar mascarilla en ciertos espacios, como el transporte público. Un segundo paquete "dei nvierno", con sugerencias como por ejemplo reservar los grandes espectáculos y grandes estrenos para los meses de verano, y un paquete de medidas de emergencia para cuando las cosas vayan mal. El objetivo es evitar las decisiones apresuradas, como el confinamiento que el gobierno decretó justo antes de Navidad , que se alargará al menos hasta el 14 de enero. Desde el 19 de diciembre, solo pueden abrir las tiendas imprescindibles, como los supermercados, las farmacias o las gasolineras . El resto, todo cerrado, incluidos centros comerciales, restaurantes, ferias navideñas, cines, peluquerías, gimnasios y también los colegios y las universidades.

stats