Italia
Internacional 14/07/2022

Draghi presenta su dimisión, pero Mattarella no se la acepta

El presidente fuerza al primer ministro a volver al Parlamento para verificar los apoyos con los que cuenta

3 min
El primer ministro de Italia, Mario Draghi, durante una sesión en el Senado .

RomaEl primer ministro italiano, Mario Draghi, ha anunciado su dimisión este jueves después de que el Movimiento 5 Estrellas (M5E), el principal partido en la coalición gubernamental que encabezaba el expresidente del Banco Central Europeo desde febrero del 2021, rechazara votar en el Senado un importante decreto con ayudas económicas para paliar los efectos de la inflación y el aumento del precio de la energía. “Quiero anunciaros que esta noche presentaré mi dimisión ante el presidente de la República”, ha comunicado Draghi al consejo de ministros reunido en Roma. “La votación de hoy en el Parlamento es un hecho muy significativo desde el punto de vista político. La mayoría de unidad nacional que ha sostenido este gobierno desde la creación ya no existe y ha acabado el pacto de confianza que basaba la acción del gobierno”, ha añadido.

Draghi se reunió con el presidente de la República, Sergio Mattarella, antes y después del consejo de ministros para comunicarle su decisión, pero el jefe del estado no aceptó la renuncia del primer ministro y lo invitó a presentarse la semana que viene ante el Parlamento para verificar los apoyos con los que cuenta.

La decisión de Draghi llega después de semanas de desavenencias económicas con los grillini, que habían desafiado al primer ministro para intentar recuperar un poco el consenso perdido, primero con el envío de armas en Ucrania y más tarde con un polémico decreto económico en que el gobierno había incluido un proyecto de construcción de un incinerador de basura para Roma, al que los grillini se oponen.

"El M5E ha dado su apoyo a este gobierno desde el principio", pero “si se fuerza para que normas contra la transición ecológica entren en un decreto que no tiene nada que ver, nosotros no lo votaremos”, justificó Giuseppe Conte. El líder del Movimiento 5 Estrellas había avanzado la noche anterior que el partido se abstendría durante la votación de este decreto y cumplió su amenaza.

El texto fue presentado este jueves a la cámara alta, que tenía que convertir el decreto en ley, en forma de moción de confianza, una estrategia muy habitual en Italia para medir los apoyos de que dispone un gobierno y evitar el temido voto secreto, así como acelerar la tramitación parlamentaria y evitar la presentación de enmiendas. Durante la votación la semana pasada en la Cámara de los diputados, el M5E votó la confianza en el gobierno, pero se abstuvo de votar el mismo decreto. En el Senado las reglas son diferentes y por eso tenían que votar tanto la confianza como el texto.

Un desafío de los 'grillini'

A pesar de que los grillini no abandonaron oficialmente la coalición, la abstención fue interpretada como un desafío al gobierno, cosa que trajo al primer ministro a presentar su dimisión. “Estos días por mi parte ha habido el máximo compromiso para seguir un camino común, incluso tratando de entender las exigencias que las fuerzas políticas me han avanzado. Como evidencian el debate y la votación hoy en el Parlamento, este esfuerzo ha sido insuficiente”, lamentó Draghi ante sus ministros.

La renuncia del primer ministro quedó congelada hasta la semana que viene en un intento del presidente Mattarella de ganar tiempo para evitar la convocatoria anticipada de elecciones en otoño, unos meses en que el ejecutivo tendrá que aprobar la ley de presupuestos y concluir las reformas exigidas por la UE para acceder a los fondos Covid.

Draghi, que precisamente sustituyó a Conte en el palacio Chigi en febrero del 2021 para intentar solucionar otra crisis política que amenazaba con hundir la entonces coalición gubernamental formada por los socialdemócratas del PD y el M5E, se presentará la semana que viene ante el Parlamento para explicar su decisión y será responsabilidad de los partidos renovar su confianza en el economista o poner fin a su experiencia al frente del gobierno italiano. Draghi cuenta todavía con los números para seguir adelante, incluso sin los grillini, pero el economista confirmó recientemente que no encabezará ningún ejecutivo en el que no participe el M5E.

“El gobierno tiene que seguir adelante por el bien del país”, aseguró el líder del PD, Enrico Letta, mostrando su apoyo a Draghi, mientras que la Liga de Matteo Salvini dejó la puerta abierta a un retorno a las urnas: “Nadie tiene que tener miedo de devolver la palabra a los italianos”. La pelota ahora está en el tejado del Movimiento 5 Estrellas, que podrían votar a favor de un eventual nuevo gobierno encabezado por el expresidente del Banco Central Europeo.

stats