Los escándalos de Boris Johnson
Internacional  /  Europa 07/07/2022

¿Y ahora qué? Los 'tories' decidirán el relevo de Johnson

Como el primer ministro dimisionario, su sucesor no pasará por las urnas

3 min
El primer ministro británico, Boris Johnson.

LondresEl Reino Unido no convocará automáticamente elecciones para que los ciudadanos decidan quién tiene que ser el sucesor de Boris Johnson. Esto es porque el sistema electoral británico no es presidencial. Al primer ministro no lo escoge ni siquiera el Parlamento. Lo escogen los partidos a través de la elección de un líder. El líder se convierte, de facto, en el inquilino del número 10 de Downing Street. El sistema de elección de los diferentes partidos no es idéntico, pero en todos los casos son los números 1 los que acaban como premier.

¿Qué pasa si el líder del Partido Conservador renuncia a la dirección?

Se desencadena una carrera por un nuevo liderazgo de manera automática. Según la BBC, Johnson ha optado por una dimisión en diferido: dimite como líder del partido, pero no como primer ministro, y continuará en el cargo hasta que los tories elijan a un nuevo premier, en el congreso del próximo otoño. Es lo mismo que pasó con Theresa May en 2019 y David Cameron en 2016.

¿Qué pasará hasta el congreso tory?

El Reino Unido tiene gobiernos provisionales de facto durante los periodos electorales, pero no durante la elección de un nuevo líder. Durante este periodo, el Gobierno y la función pública funcionan sin cambios. El primer ministro tendría todos sus poderes habituales, siempre y cuando decida que continúa.

¿Cómo inician los diputados conservadores la carrera por el liderazgo?

Los diputados del Partido Conservador pueden poner en marcha una moción de censura contra el líder cuando el 15% (54 diputados) de los parlamentarios conservadores escriben al presidente del Comité de 1922 del partido, que representa a los diputados de segunda fila, comunicándole que han perdido la confianza en el líder. Es lo que pasó a principios de junio. Malherido, Johnson sobrevivió. La moción presentada contra Theresa May se celebró el 12 de diciembre de 2018, el día siguiente que se le comunicara que se había logrado el umbral del 15%. May necesitaba 159 diputados y ganó la votación por 200 a 117. Johnson la ganó por 211 votos contra 148 (59% a 41%). Según las reglas actuales, si más del 50% de todos los diputados conservadores (180 diputados) votan a favor del primer ministro, puede continuar como líder y no se puede activar ninguna nueva moción durante doce meses. Sin embargo, el comité puede cambiar las reglas. O bien, si queda claro que más del 50% del grupo parlamentario está contra el líder y no se puede celebrar una moción de confianza porque todavía no hace un año de la última, le presentará la realidad de la situación y las alternativas. El cambio de reglas o la visita de rigor son las dos opciones que ahora, ante la situación de descontento con Johnson, pueden pasar.

¿Cómo ha elegido líderes el Partido Conservador en el pasado?

Antes de 1965, los líderes del Partido Conservador se elegían después de la discusión entre los diputados de Westminster, más que a través de una elección. En 1965, el líder del partido, Alex Douglas-Home, introdujo un proceso según el cual los futuros líder tendrían que ser elegidos por votación de los diputados conservadores. Para tener éxito en la primera vuelta, un candidato tendría que obtener más del 50% de los votos y tener el 15% de ventaja sobre el segundo clasificado. Si nadie lo consiguiera, las elecciones continuarían hasta que un candidato consiguiera más del 50% de los votos. Aun así, las reglas actuales son ligeramente diferentes y fueron introducidas en 1998 por William Hague, entonces líder tory, después de la derrota del partido a las elecciones generales de 1997. Ahora, los dos más votados por los parlamentarios se presentan a una elección ante la militancia. Así es como Johnson fue designado todavía no hace tres años.

¿Hay otras maneras de iniciar un reto de liderazgo contra un líder del Partido Conservador?

No hay ningún otro método formal para iniciar un desafío al liderazgo. Aun así, hay maneras para que el resto del partido manifieste la falta de confianza en el líder. La Convención Nacional Conservadora (NCC) es un órgano que representa el ala voluntaria del partido, formada por presidentes de asociaciones, oficiales de área y regionales y grupos como por ejemplo Jóvenes Conservadoras y la Organización de Mujeres Conservadoras. En abril de 2019, más de 65 presidentes de la Asociación Conservadora firmaron una petición pidiendo una reunión general extraordinaria del NCC en la que se plantearon las preocupaciones sobre el liderazgo del Partido Conservador de Theresa May.

stats