Crisi energética
Internacional  /  Europa 28/09/2022

Dinamarca y Suecia creen que los escapes de gas en el Báltico son fruto de "acciones deliberadas"

Los dos gasoductos Nord Stream han quedado afectados por dos fuertes explosiones y crece la inquietud en Europa

Marta Casagolda / Núria Vila Masclans
4 min
Escape de gas al mar Báltico, cerca de la isla danesa de Bornholm

Copenhaguen / BarcelonaTres misteriosos escapes en los gasoductos Nord Stream y Nord Stream 2 en el mar Báltico han disparado todas las alarmas y han puesto en alerta a las autoridades de varios países europeos. La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, ha sido contundente: "Son acciones deliberadas, no un accidente", ha dicho en una rueda de prensa este martes al atardecer. Por la mañana ya había apuntado hacia esta hipótesis: "No se puede descartar un sabotaje", ha dicho desde Polonia, donde participaba justamente en la inauguración de un nuevo gasoducto que tiene que enviar gas desde Noruega hasta Polonia pasando por Dinamarca. La primera ministra de Suecia, Magdalena Andersson, también ha hablado de "acto deliberado", y la policía sueca ha abierto una investigación por un presunto caso de sabotaje.

También las autoridades alemanas sospechan de esta causa. Y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha avisado de que las instituciones europeas responderán: "He hablado con la primera ministra Frederiksen sobre la acción de sabotaje en el Nord Stream. [...] Cualquier interrupción deliberada de la infraestructura energética europea activa es inaceptable y comportará la respuesta más contundente posible", ha escrito en Twitter.

Las alertas saltaron este lunes por la noche, cuando el operador del Nord Stream 2 informó de una caída repentina de la presión e indicó que podría haber algún escape, y este martes se han confirmado dos escapes más en el gasoducto Nord Stream 1, cerca de la isla danesa de Bornholm. "La destrucción que se ha producido el mismo día simultáneamente en tres cadenas de los gasoductos offshore del sistema Nord Stream no tiene precedentes", ha dicho el operador de red.

Los dos gasoductos afectados por los escapes han sido el centro de la guerra energética entre Europa y Rusia. Los dos van de Rusia a Alemania atravesando el mar Báltico por Suecia y Dinamarca, y actualmente ninguno de ellos estaba en funcionamiento. El Nord Stream 1 dejó de funcionar en septiembre, cuando Putin cerró el grifo por las sanciones europeas, y el Nord Stream 2 nunca ha estado operativo porque el gobierno alemán no lo autorizó por la invasión de Rusia a Ucrania. Pero, a pesar de no estar activos, los gasoductos estaban llenos de gas, que se tiene que mantener a una presión constante.

Tanto Frederiksen como Andersson han argumentado que se sospecha que ha sido un acto intencionado después de comprobar que hubo dos explosiones submarinas, que han detallado que se produjeron en el espacio económico sueco y danés pero en aguas internacionales, por lo que no lo consideran un ataque a estos dos países. El ministro de Energía y Clima danés, Dan Jorgensen, ha explicado que el tamaño de los agujeros de las cañerías indica que no se trata de un accidente, porque son gasoductos que están a una profundidad de entre 70 y 90 metros, rodeados de capas de acero y de cemento. "Se han detectado temblores que solo se pueden percibir cuando se trata de explosiones, y no terremotos", ha dicho, y ha augurado que hasta dentro de una semana no se pararán las filtraciones de gas al exterior.

El Centro Nacional de Sismología de Suecia, el Servicio Geológico de Dinamarca y el Centro Geológico Alemán detectaron alteraciones en los sismógrafos este lunes. El primer temblor, de 2,3 en la escala de Richter, tuvo lugar la madrugada del lunes, y el segundo, de 2,1, por la mañana. El organismo danés ha confirmado que los zarandeos registrados se parecen más a los provocados por explosiones que por terremotos. "No hay duda de que son explosiones", ha dicho Björn Lund, experto del Centro Nacional de Sismología de Suecia, a la cadena pública sueca SVT, que ha indicado que hasta 30 estaciones de medición de movimientos sísmicos de Suecia lo registraron, incluso a más de 300 kilómetros de distancia. Las fuerzas armadas danesas han publicado varias fotografías y un vídeo en el que se ven grandes burbujas que surgen en la superficie del mar y han indicado que el escape más grande ha afectado a una superficie de más de un kilómetro de diámetro.

Como medida de precaución, Dinamarca ha elevado el nivel de emergencia energética en el país, de manera que las empresas eléctricas y de gas danesas han reforzado la seguridad en todas las instalaciones e infraestructuras consideradas clave para garantizar el suministro en el país. Noruega también ha tomado la misma decisión y ha anunciado que reforzará la seguridad en sus instalaciones gasísticas y petroleras.

La marina danesa ha emitido una orden que prohíbe la navegación en un radio de ocho kilómetros alrededor de las zonas donde se han detectado los escapes y también ha vetado los vuelos en una área de un kilómetro. Con todo, la Agencia de Gestión de Emergencias danesa ha asegurado que la medición de la calidad del aire en la isla de Bornholm ha demostrado que los escapes de gas representan "poco o ningún riesgo" para la salud pública.

El Kremlin no descarta "ninguna opción"

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha considerado que los escapes de gas en el mar Báltico son "noticias muy preocupantes", que afectan a la seguridad energética de "todo el continente". Lo ha dicho en su rueda de prensa telefónica diaria, y cuando los periodistas le han preguntado si la causa podía ser un sabotaje, Peskov ha contestado que "ahora mismo no se puede descartar ninguna opción".

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, se ha mostrado convencido de la causa: "Hoy nos hemos enfrentado a un acto de sabotaje, no conocemos todos los detalles de lo que ha pasado, pero vemos claramente que es un acto de sabotaje", ha dicho, y ha sido el único que, a pesar de que no ha mencionado directamente a Rusia, sí ha asegurado que este incidente está "relacionado con el siguiente paso de escalada de la situación en Ucrania".

stats