Internacional  /  Europa 27/05/2022

Las tropas rusas "progresan palpablemente" en el Donbás

Fuerzas prorrusas de la región aseguran que controlan ciudades clave de las dos provincias

3 min
Vista de las ruinas de un silo de gra a la ciudad de Sivers'k, al Donbass

Londres¿Ha cambiado definitivamente el curso de la guerra en el Donás, la parte más oriental de Ucrania? En los últimos días y horas hay evidencias de que así podría ser. Lo afirman desde fuentes militares de Kiev hasta aliados tan entusiastas del presidente Volodímir Zelenski como el primer ministro británico, Boris Johnson, que este viernes ha asegurado en una entrevista con Bloomberg que Rusia está haciendo un "lento pero palpable progreso". La situación, de hecho, es tan comprometida que los invasores estarían muy cerca de rodear completamente una de las ciudades clave de la zona, Severodonetsk, la más grande de la provincia de Lugansk, de 150.000 habitantes, que la artillería rusa está convirtiendo en una segunda Mariúpol. Kiev, de hecho, admite que el 90% de la provincia de Lugansk está ya en manos de los rusos.

La ciudad de Limán, a unos 40 kilómetros de Severodonetsk, un núcleo ferroviario muy importante, estaría en gran parte bajo control ruso. A pesar de que Kiev dice que sus fuerzas todavía luchan contra los agresores, el ejército de la autoproclamada república de Donetsk ha dicho en su canal de Telegram que las fuerzas rebeldes, con el apoyo de los invasores, "han liberado y tomado el control total de 220 asentamientos de la zona, incluido Limán". Aun así, el gobernador ucraniano de la región lo ha desmentido, también en su canal de Telegram: "Los rusos no podrán conquistar la región de Lugansk en los próximos días, tal como han pronosticado los analistas. Tendremos fuerza y recursos suficientes para defendernos. Aun así, es posible que para que no nos rodeen nos tengamos que retirar" en dirección sur, hacia Bakhmut.

A pesar de las diferentes valoraciones, de lo que no cabe más duda es de que Ucrania está sufriendo muchos contratiempos en el este del país. Incluso las valoraciones de Volodímir Zelenski sonaron la noche del jueves, en su habitual mensaje en vídeo, más desoladoras. El presidente afirmó que Rusia está reduciendo a cenizas las ciudades del Donbás. Y a principios de esta semana puso cifras a la tragedia asegurando que entre cincuenta y cien soldados perdían la vida en el frente cada día.

¿Cansancio de Occidente?

Ucrania está siendo superada por los implacables bombardeos de artillería de los rusos, que este viernes han llegado de nuevo a Járkov, ciudad liberada, la segunda del país, que vuelve a sufrir ataques en el centro.

Por otro lado, en zonas concretas del Donbás los rusos superan por siete a uno los ucranianos, según Aleksandr Stupun, portavoz del estado mayor de las fuerzas armadas de Ucrania. La situación militar ha llevado a Zelenski a pedir más artillería de largo alcance, demanda que ha compartido con Johnson, pero la televisión estatal rusa ha advertido a Estados Unidos, que sopesa la posibilidad de enviar a Ucrania lanzacohetes múltiples de largo alcance, que atravesaría una línea roja si suministrara estos sistemas.

Las dos o tres semanas próximas serán claves para el decurso de la guerra en el Donbás. Moscú cuenta con mucha más artillería y munición, y en el Kremlin dudan que Europa y Estados Unidos puedan sostener económicamente y militarmente mucho tiempo más el esfuerzo hecho hasta ahora. En este sentido, y según publica hoy la web Meduza , un medio ruso independiente crítico con Vladímir Putin y que opera desde el extranjero, Rusia "planifica una victoria a gran escala en Ucrania para el otoño". Según esta información, fuentes próximas al Kremlin y dentro de la misma administración Putin creen posible una victoria a gran escala en Ucrania antes de finales de año, incluida la caída de Kiev.

stats