El ataque ruso a Ucrania
Internacional 31/07/2022

Gazprom suspende el suministro de gas en Letonia

La corporación rusa señala que Riga "ha violado las condiciones de selección de gas"

Anna Reig
3 min
El consorcio gasístic ruso Gazprom, en una imagen de archivo

BarcelonaLa compañía rusa Gazprom ha anunciado la suspensión del suministro de gas en Letonia. "Hoy Gazprom ha suspendido el suministro de gas en Letonia en el marco de la solicitud de julio debido a la violación de las condiciones de selección de gas", señala la corporación rusa en un comunicado breve. Esto pasa un día después de que el país báltico anunciara la reanudación de las importaciones de gas ruso a través de una compañía mediadora que no ha querido identificarse para evitar tener que pagar en rublos, tal como exige el Kremlin. Según Gazprom, Letonia recibió más de 1.600 millones de metros cúbicos de gas anuales en 2019 y 2020.

La compañía de gas letona Latvijas Gaze (LG) ha sido criticada por comprar gas a esta nueva compañía. Aigars Kalvitis, presidente del consejo directivo, ha afirmado en un comunicado que están pagándolo "en euros, tal como lo requiere el marco regulador vigente en Letonia". Además, ha citado la ley de la energía que entró en vigor en el país hace dos semanas, según la cual se prohibirá comprar gas ruso a partir del 1 de enero de 2023. Hasta entonces, "el suministro está permitido". El anuncio ha causado ajetreo entre los ciudadanos, porque desde abril teóricamente se tenían que paralizar las importaciones de gas ruso. El Servicio de Seguridad del Estado Letón (VDD) declaró el viernes en los medios locales que era conocedor de los hechos, pero evitó hacer ningún más comentario. El Gobierno letón tampoco ha reaccionado ante el anuncio de Gazprom.

De todos modos, la ministra de Economía, Ilze Indriksone, ha afirmado que "Letonia dispone de suficiente gas natural para pasar el invierno". En estos últimos meses, la capital de Riga se ha preparado para el posible corte de suministro de gas ruso. Así pues, el operador de la red de gas natural de los países bálticos, Conexus Baltic Grid, ha almacenado gas en un depósito subterráneo e importado gas natural licuado (GNL) a partir de una terminal al puerto de Klaipeda (oeste). Además, las tres repúblicas bálticas cuentan con un gasoducto que las une (desde Estonia) con Finlandia, de forma que tienen un grado adicional de seguridad de suministro porque pueden compartir los aprovisionamientos si hay una crisis.

Anteriormente, Moscú ya había interrumpido el suministro de gas a otros países, como Polonia, Bulgaria, Finlandia, los Países Bajos o Dinamarca. Todos ellos se negaron a pagar con la moneda rusa. Además, Gazprom redujo este miércoles a una quinta parte el flujo de gas en Alemania, uno de los países más dependientes de la energía de Moscú. Así dejó al 20% la capacidad del gasoducto de Nord Stream 1. Según la compañía rusa, la disminución fue por "motivos técnicos", puesto que esperan recibir una turbina proveniente de Canadá que impide el funcionamiento total del conducto. Se trata de un procedimiento que se está alargando y que el Kremlin atribuye a las sanciones impuestas por la Unión Europea (UE) y el Reino Unido por la guerra. Desde Europa, sin embargo, están convencidos de que todo ello forma parte de una estrategia del Kremlin para hacer subir los precios y desestabilizar los países europeos. Alemania acusó al Kremlin este miércoles de utilizar el gas para amenazar y demostrar su poder.

El marzo pasado Putin anunció que los "países hostiles" a su gobierno, entre ellos Letonia, tenían que pagar en rublos el suministro de gas y petróleo. Aun así, la Comisión Europea pidió al grupo de los Veintisiete que continuaran pagando en la moneda que figuraba en los contratos previos a la guerra, dólares o euros en casi todos los casos. Lo justificó argumentando que pagar en rublos sería una manera de vulnerar las sanciones impuestas en Rusia por la invasión de Ucrania.

stats