El ataque contra Salman Rushdie
Internacional 16/08/2022

Irán ve cerca el acuerdo nuclear, pero pide "flexibilidad" a Estados Unidos

La tensión a raíz del intento de asesinato del escritor Salman Rushdie complica las negociaciones

ARA
3 min
Ali Bagheri Kani, principal negociador iraní, al palacio Coburg de Viena

BarcelonaIrán da por casi cerrado el acuerdo que limitaba su programa nuclear a cambio del levantamiento de las sanciones económicas, pero insiste que todavía quedan flecos y pide "flexibilidad" a Estados Unidos. Antes de la medianoche, las autoridades iraníes han respondido a la propuesta que presentó la UE para salvar el pacto nuclear del 2015 y esperan una nueva respuesta en dos días, según informan medianos iraníes y recoge EFE.

En su respuesta al alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, que ejerce de coordinador de las conversaciones, Irán expresó su opinión sobre tres cuestiones que quedan por resolver en las conversaciones, desde su punto de vista. "Hay diferencias en tres cuestiones, y Estados Unidos ha mostrado flexibilidad en dos, pero se tienen que incluir en el texto", asegura la agencia de noticias oficial IRNA. "La tercera cuestión está relacionada con las garantías del acuerdo", señala la misma fuente.

Según fuentes diplomáticas occidentales, la principal cuestión a resolver para Teherán es la garantía que Estados Unidos no abandonará nuevamente el acuerdo como hicieron a instancia del expresidente Donald Trump el 2018. Otra cuestión pendiente es la petición iraní de que se cierre una investigación del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) sobre el origen de las trazas de uranio encontradas en tres instalaciones que Irán no había declarado. A pesar de esto, sí que se han conseguido acuerdos en otros asuntos que hasta ahora impedían la negociación, como son las sanciones norteamericanas que pesan sobre la Guardia Revolucionaria iraní.

Negociaciones cruzadas

Irán negocia con Alemania, Francia, el Reino Unido, Rusia, China –y con Estados Unidos de manera indirecta– la restauración del acuerdo nuclear del 2015. El 2018, el entonces presidente norteamericano, Donald Trump, abandonó el pacto y volvió a imponer sanciones económicas contra Irán, que como respuesta aceleró un año después su programa atómico. Durante los últimos 16 meses, las potencias mundiales e Irán han negociado la restauración del acuerdo, hasta ahora en vano.

Borrell presentó a la última ronda de conversaciones, celebrada en Viena entre el 4 y el 8 de agosto, una nueva propuesta para cerrar el acuerdo que definió como "texto final".

Este lunes, el ministro de Exteriores iraní, Hossein Amir Abdolahian, anunció que respondería a la última propuesta de la UE, coordinadora de las conversaciones para salvar el acuerdo, y pareció indicar que la firma del acuerdo estaba cerca. Pero volvió a pedir a "flexibilidad" a los Estados Unidos. "Nuestra decisión es firmar el acuerdo si se respetan nuestras líneas rojas. Una de las razones por las cuales se ha prolongado tanto es porque no queremos atravesar estas líneas rojas", dijo Abdollahian.

El ministro incluso hizo referencia a las quejas del Parlamento iraní sobre el texto. "Dicen que ven problemas en la propuesta europea; bien, la otra parte también tiene demandas", dijo.

Un intento de asesinato que complica las negociaciones

Durante las últimas semanas, las ya difíciles relaciones de Occidente con Irán se han complicado después del ataque que sufrió viernes el escritor Salman Rushdie, contra quien el ayatolá Ruhollah Jomeini emitió una fatua pidiendo su asesinato en 1989. En la primera reacción oficial, el gobierno iraní culpó a Rushdie del ataque este lunes y rechazó toda responsabilidad. Además, Estados Unidos acusó la semana pasada a un miembro de la Guardia Revolucionaria iraní de planear el asesinato del exasesor de Seguridad Nacional norteamericano John Bolton, cosa que las autoridades iraníes calificaron de "ridícula".

stats