Internacional 11/05/2022

Al Jazeera acusa al ejército israelí de asesinar de un disparo en la cabeza a una veterana periodista palestina en Yenín

Shireen Abu Akleh, de nacionalidad palestina y norteamericana, cubría una ofensiva en un campo de refugiados

4 min
Una captura de imagen de un video distribuido por la televisión Al-Jazeera, muestra una periodista reaccionando (D) mientras un hombre no identificado intenta levantar el cuerpo de la  periodista  Shireen Abu Aqleh asesinada de  un disparo a Jenin, en Cisjordania ocupada, el 11 de mayo de 2022

JerusalénSe llamaba Shireen Abu Akleh, tenía 51 años y era una veterana periodista de la cadena de televisión catarí Al Jazeera. Este miércoles por la mañana ha muerto de un disparo en la cabeza a manos del ejército israelí, afirma la cadena, mientras cubría los enfrentamientos entre soldados israelíes y palestinos armados en la ciudad de Yenín, en la Cisjordania ocupada. En el momento de los hechos, Abu Akleh iba identificada claramente como periodista y llevaba casco y chaleco antibalas. La cadena ha acusado al ejército israelí de haberla asesinado "a sangre fría". Abu Akleh era todo un icono del periodismo en el mundo árabe y cubría la situación en los territorios ocupados palestinos para la cadena desde el año 2000, cuando estalló la segunda Intifada.

"Éramos cuatro periodistas, todos llevábamos chalecos, todos íbamos con casco", ha asegurado la reportera palestina Shatha Hanaysha, que estaba con Abu Akleh en el momento del tiroteo. "El ejército de ocupación no ha parado de disparar, incluso después de que ella ya hubiera caído. Ni siquiera he podido sacarla de allí debido a los disparos. El ejército continuaba disparando a matar", ha añadido Hanaysha, convencida de que los reporteros eran un "objectivo" de los soldados.

La cadena ha emitido las imágenes del momento del tiroteo: se puede ver a la periodista con el equipo de protección tirada en el suelo y cómo no podían ayudarla porque continuaban los disparos.

El gobierno israelí ha confirmado los enfrentamientos entre milicianos palestinos y el ejército en la zona, donde ha llevado a cabo operaciones militares en los últimos días, pero ha negado ser responsable de la muerte de la reportera: "Según la información que hemos recogido, parece que palestinos armados –que disparaban de manera indiscriminada en aquel momento– han sido los responsables de la desafortunada muerte de la periodista", ha asegurado el primer ministro Naftalí Bennett en un comunicado.

Testigos del tiroteo lo niegan. Ali Samoudi, otro reportero de Al Jazeera que estaba en el lugar de los hechos y que ha resultado herido de un disparo en la espalda, ha indicado a la cadena catarí que, en el momento del ataque, "no había ninguna resistencia militar palestina en la zona". "Íbamos a filmar la operación del ejército israelí y de repente nos han disparado sin pedirnos que nos fuéramos o dejáramos de filmar", ha dicho Samoudi, que está estable y fuera de peligro. "Es un asesinato premeditado del ejército de ocupación", ha afirmado, por su parte, el director de la oficina de Al Jazeera en Palestina, Walid al-Omari.

Intercambio de acusaciones

El presidente palestino Mahmoud Abbas ha afirmado este miércoles que hacía "completamente responsable" a Israel de la muerte de la periodista, mientras que el primer ministro Mohammad Shtayyeh ha condenado la muerte de Abu Akleh afirmando que ha sido asesinada "mientras cumplía su deber periodístico de documentar los horribles crímenes cometidos por los soldados ocupantes" contra el pueblo palestino.

Por su parte, Bennett ha acusado a Abbas de hacer "acusacions infundadas" y ha compartido un vídeo en el que milicianos palestinos aseguraban haber abatido a un soldado israelí, "pese a que ningún soldado ha resultado herido". "Esto incrementa la posibilidad de que terroristas palestinos fueran quienes han disparado contra la periodista", ha añadido. La ONG de derechos humanos israelí B'tselem ha estudiado con sus investigadores de Yenín el vídeo y ha llegado a la conclusión de que era imposible que desde el emplazamiento donde se ha grabado los milicianos pudieran disparar contra la periodista.

"Si realmente hemos sido nosotros quienes la hemos matado, asumiremos la responsabilidad, pero no parece que sea el caso", ha afirmado el portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF), Ran Kochav. El embajador de Estados Unidos en Israel, Tom Nides, que ha confirmado que la periodista palestina tenía también ciudadanía norteamericana, ha exigido una "investigación exhaustiva sobre las circunstancias de su muerte". La delegación de la Unión Europea en Palestina también ha pedido una "investigación independiente" y que "se lleve a los autores ante la justicia".

La periodista de Al Jazeera Shireen Abu Akleh en el suelo después de ser tiroteada
Los periodistas escoltan el cuerpo de Shireen Abu Aqleh, en el hospital de Yenín

Bennett ha asegurado que el ejército investiga los hechos y ha informado de que había propuesto que delegados de la Autoridad Nacional Palestina participaran, pero que se había negado. "El criminal no puede investigar sus propios crímenes", ha afirmado un portavoz del gobierno palestino en declaraciones a la radio local Ashams.

Más de treinta palestinos muertos

La muerte de Abu Akleh se produce el mismo día que otro palestino, un chico de 18 años, ha muerto de un disparo al corazón en un incidente en Ramala en choques con soldados israelíes, en plena escalada de la tensión por una oleada de atentados contra Israel y una contundente respuesta militar israelí en Cisjordania. Según el ministerio de Salud palestino, más de treinta palestinos han muerto a manos del ejército israelí desde finales de marzo y dieciocho israelíes han sido asesinados en atentados durante el mismo periodo. Los últimos tres, el 6 de mayo en un ataque con hacha y arma de fuego en la localidad ultraortodoxa de Elad.

Organizaciones como Reporteros Sin Fronteras y la Federación Internacional de Periodistas han condenado la muerte de Shireen Abu Akleh, han exigido una investigación y han alertado de la situación de la profesión en el país. La última muerte de periodistas debido a acciones israelíes fue en 2018, cuando dos reporteros palestinos fueron tiroteados por soldados en la frontera con Gaza. Aun así, el ataque israelí más sonado contra medios de comunicación fue la destrucción, hace cerca de un año, del edificio que alojaba las oficinas de Associated Press y también de Al Jazeera en la ciudad de Gaza.

stats