Crisis climática
Internacional 15/07/2022

La ola de calor en Europa desata incendios devastadores en Portugal, Francia, España y Marruecos

Las altas temperaturas han dejado también 238 muertos en Portugal y 84 en España, según las autoridades sanitarias

4 min

BarcelonaLa ola de calor extremo que atraviesa Europa está provocando estos días incendios devastadores en Portugal, España, Francia y Marruecos. Las altas temperaturas, combinadas con la sequía y los fuertes vientos, mantienen activos todavía 17 incendios en todo Portugal, donde ya se han quemado 10.000 hectáreas de terreno esta semana (en total este año 30.000 hectáreas, más de las 28.000 que se quemaron durante todo el año pasado entero).

El país lusitano está batiendo récords de temperatura en esta época del año, con hasta 47 grados registrados este jueves en Pinhao o los 46,6 en Lousã del miércoles. El gobierno prevé que las temperaturas vayan bajando en los próximos días, pero mantiene de momento el estado de contingencia –que decretó el lunes– hasta el domingo. Esto prohíbe en todo el país la quema de rastrojos, la pirotecnia y el uso de maquinaria en zonas forestales, entre otras cosas. El Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera (IPMA) mantiene la alerta roja en cinco distritos del interior del país, a pesar de que advierte que el riesgo es elevado en todo el país.

Las imágenes de un conductor huyendo de las llamas que lo rodean a ambos lados de la autopista se han hecho virales y han hecho regresar a la memoria de los portugueses la tragedia de Pedrogao Grande, que en 2017 dejó 66 víctimas mortales (y más de 260 heridos), muchas de las cuales murieron atrapadas en sus coches en una carretera que fue tragada por el fuego. Es justamente en esta misma zona, a unos 200 kilómetros al norte de Lisboa, donde se concentran de nuevo algunos de los peores incendios de esta semana, cerca de la localidad de Leiria (a solo 70 kilómetros de Pedrogao). Pero el incendio del que huye el conductor esta vez era más al norte, en la A1 a Aveiro. De hecho, era el reportero de una radio que probablemente cubría los incendios.

Incendio en Baiao, al norte de Portugal.

En Francia, decenas de miles de personas han tenido que ser evacuadas en la zona del suroeste, donde un millar de bomberos combatían dos grandes incendios. Al sur de Burdeos, más de 11.300 personas fueron evacuadas por uno de estos dos fuegos, que había consumido ya 7.600 hectáreas. El otro punto negro estaba en Landiras, donde se han quemado 4.500 hectáreas y se han evacuado al menos 1.300 personas, además de cortar varias carreteras.

La Unión Europea ha anunciado este viernes que asistirá con imágenes de satélite a Portugal, España, Francia, Albania y Croacia, para ayudarlos a controlar y combatir los fuegos. Pero en el mapa de la NASA de incendios activos destaca también Italia, con una gran cantidad de fuegos tanto al norte como al sur. El país vive, de hecho, la peor sequía que ha sufrido en 70 años, que está reduciendo el caudal del río Po en algunos puntos hasta la mínima expresión. La zona está experimentando el julio más caluroso desde el año 1800.

En el estado español también se contabilizan este viernes hasta 17 incendios, 11 de los cuales se encuentran en Galicia, que sufre una de las peores olas de incendios de su historia. Pero también en Castilla y León, cerca de la frontera con Portugal, se han tenido que evacuar a centenares de personas de varios pueblos amenazados por las llamas. En Ourense se ha llegado esta semana a los 44,1 °C de temperatura, a pesar de que el pico más alto del estado español se ha registrado en Talavera (Andalucía) con 44,9 °C.

Vecinos luchando contra un incendio en Alcazarseguir, al norte del Marruecos.

A la otra orilla del Mediterráneo, Marruecos también lucha contra el fuego que está arrasando los bosques del norte del país. Al menos mil hectáreas ya se han quemado desde el miércoles en Larache y Ouezzane, donde bomberos, soldados, policías y trabajadores de protección civil combaten las llamas. Marruecos también sufre una sequía intensa, que se añade a las temperaturas de hasta 45 °C de estos días en el país.

Muertos por altas temperaturas

Pero el fuego no es la única consecuencia de la fuerte ola de calor. En Portugal se calcula que ha habido un exceso de 238 muertos, que se atribuyen a las altas temperaturas, según las autoridades sanitarias. También en España se han contabilizado ya 84 muertos debido a las altas temperaturas, y esto solo en el periodo comprendido entre el 10 y el 12 de julio.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha alertado este viernes, además, que el aumento de temperaturas está contribuyendo también a la degradación de la calidad del aire, sobre todo en las ciudades, puesto que el calor retiene las partículas contaminantes en la atmósfera, según explicó en rueda de prensa el experto Roberto Labrador. "Esto se traduce en una degradación de la calidad del aire que respiramos y en efectos adversos para la salud, sobre todo para las personas vulnerables", dijo.

La OMM espera temperaturas de récord a principios de la semana próxima al oeste de Europa, en especial en el Reino Unido, donde el pico de calor podría provocar que por primera vez se llegue a los 40 °C (el récord actual está en los 38,7 °C de Cambridge el 2019). Londres podría llegar el próximo lunes a superar los 35 °C. "Esto son 10 grados más de la media en aquella ciudad en estas fechas", ha dicho Labrador. En Francia, los termómetros el lunes podrían superar de forma extensa los 40 °C, pero seguramente en París la temperatura más alta llegará el martes.

stats