Internacional 24/01/2022

La OTAN se pone "en alerta" y refuerza su presencia militar en el este de Europa

La Comisión Europea anuncia un paquete de ayuda financiera de 1.200 millones para Ucrania

3 min
La fragata Blas de Lezo zarpa del Arsenal Militar de Ferrol para dirigirse al mar Negro ante la escalada de tensión entre Rusia y Ucrania

BruselasA pesar de los esfuerzos diplomáticos que hace semanas que duran, Rusia no ha rebajado la presión militar en la frontera de Ucrania y la OTAN ha optado por dar un paso adelante. Los aliados han anunciado este lunes que envían más barcos y aviones de combate a Europa del Este. El objetivo, según el comunicado de la Alianza, es "disuasivo y defensivo", pero admite que las fuerzas se están poniendo "en alerta" ante la posible intervención militar de Moscú en el país de la antigua Unión Soviética.

"En los últimos días una serie de aliados han anunciado despliegues actuales o futuros", dice el comunicado. Uno de estos países es España, que anunció la semana pasada que enviaba la fragata Blas de Lezo y el cazaminas Meteoro hacia el mar Negro. En realidad, parte de estas operaciones ya estaban previstas, pero el gobierno español ha decidido avanzarlas teniendo en cuenta la situación. Además, según la ministra de Defensa española, Margarita Robles, se estudia un despliegue aéreo en Bulgaria en el que España también se implicaría.

Pero no es solo España. Dinamarca ha enviado una fragata al mar Báltico y tiene previsto desplegar aviones de combate en Lituania para apoyar la misión de vigilancia aérea de la OTAN en la región; también Francia se ha mostrado dispuesta a enviar tropas a Rumanía, y los Países Bajos han planificado enviar dos aviones de combate a Bulgaria en abril y también pondrán un barco y unidades terrestres "en alerta". Todo ello añadido a los Estados Unidos, que ya han repetido en varias ocasiones que estudian incrementar la presencia militar en la zona.

"Siempre responderemos a cualquier deterioro de nuestro entorno de seguridad, también a través de fortalecer nuestra defensa colectiva", dice el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. En 2014, cuando Rusia se anexionó ilegalmente Crimea, la OTAN aumentó su presencia militar en el flanco oriental europeo. La Alianza tiene preparados para el combate cuatro batallones multinacionales, concretamente en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia.

Bruselas aumenta la ayuda financiera a Ucrania

Al mismo tiempo, la Comisión Europea ha anunciado a través de una declaración en vídeo de la presidenta, Ursula von der Leyen, que eleva la ayuda financiera a Ucrania de 1.200 millones de euros. Una parte será en préstamos y la otra en subvenciones, pero la presidenta no ha dado más detalles. "La UE está junto a Ucrania", ha dicho la mandataria comunitaria.

El clima, pues, se mantiene tenso a pesar de que el Kremlin insiste en que no habrá ataque. De hecho, los aliados occidentales ven cada vez más probable este escenario y por ejemplo Reino Unido ya ha anunciado que retiraría personal de la embajada que tiene en el país ante la posible invasión. Los Estados Unidos ya ordenaron a los familiares del personal diplomático de la embajada de Kiev que abandonaran el país y ha pedido a sus ciudadanos que no viajen a este destino. Rusia lo considera una decisión "rara y poco inteligente", en palabras de la portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores, Maria Zajárova. "No dan una", ha dicho en referencia a las informaciones de algunos medios norteamericanos, que aseguraron que Putin estaba ordenando la evacuación de su embajada en la ex república soviética. También Kiev ha considerado que la decisión de los Estados Unidos es "prematura". De momento el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, ha dicho que su departamento no tiene previsto seguir los pasos de los Estados Unidos en esta medida.

Todo ello mientras los ministros de Exteriores de la Unión Europea están reunidos en Bruselas con esta cuestión en lo alto de la agenda. En el marco de este encuentro, mantendrán una reunión con el secretario de Estado de los Estados Unidos, Anthony Blinken, durante la comida, a pesar de que será virtual. La Unión Europea, los Estados Unidos y el Reino Unido hace semanas que discuten un posible paquete de sanciones y este lunes los ministros de Exteriores vuelven a hablar de ello, pero los aliados mantienen en máximo secreto los detalles de estas represalias, que esperan no tener que activar si Rusia no da el paso definitivo.

stats