Internacional 20/10/2021

¿Por qué está reviviendo la pandemia en el Reino Unido?

Johnson cierra los ojos ante el nuevo estallido del covid, mientras que los responsables sanitarios piden restricciones

4 min
Un vagón de la línea Victoria del metro de Londres, el pasado 8 de octubre. Lo os de la mascarilla  es del todo anecdótico

LondresEs la táctica de la avestruz: meter la cabeza bajo tierra para ignorar lo que pasa alrededor. Y es lo que está haciendo, una vez más, el gobierno británico de Boris Johnson ante el espectacular crecimiento de contagios de covid de las últimas semanas. Una subida que, de acuerdo con la interpretación que hace para el ARA el catedrático de farmacología de la Universidad de Oxford Daniel Prieto-Alhambra, es causada por "un incremento muy grande y rápido de casos en niños de 12 a 15 años, que no han sido vacunados". "Los niños pasan la infección a sus padres y familiares, y volvemos a estar otra vez igual".

La situación empieza a ser tan alarmante que la entidad que representa a las diferentes organizaciones de hospitales y centros sanitarios de Inglaterra, la confederación de la NHS, ha pedido este miércoles la reintroducción de medidas restrictivas para combatir la pandemia para evitar el riesgo de una nueva crisis sanitaria como la del invierno pasado, cuando en el mes de enero se registraron más de mil muertos diarios de media.

Matthew Taylor, jefe ejecutivo del organismo, insta al gobierno a hacer obligatorio el uso de las mascarillas en determinados espacios, la introducción del pasaporte covid –medida prometida por Johnson para Inglaterra, pero abandonada por la falta de apoyo de sus diputados– y más teletrabajo. "La cuestión –dice Taylor– es esta: actuemos en base a todas las evidencias que tenemos, y tomemos las medidas que tenemos que tomar, a pesar de todos los inconvenientes que ocasionan, para reducir la presión sobre el NHS, o entramos de nuevo en una nueva crisis". Prieto-Alhambra está totalmente de acuerdo. Pero recuerda que "sensato y Johnson son casi antónimos" y, por lo tanto, no se puede esperar un comportamiento razonable desde Downing Street para hacer frente al estallido actual. El gobierno descartó el martes por la tarde dar ningún paso atrás. Al menos por ahora.

Medidas mitigantes

Las causas de esta nueva subida son de tres tipos, también según Prieto-Alhambra: "Falta de restricciones y medidas mitigants de ningún tipo, incluyendo las mascarillas; [la ya mencionada] vacunación muy tardía de los adolescentes de 12 a 15 años, y si hay cierta pérdida de efectividad vacunal con el tiempo en gente mayor, como algunos dicen: este país empezó antes la vacunación y verá los efectos antes que otros".

De hecho, a pesar de haber sido pionero, con la excepción de Israel, el Reino Unido ya no ocupa ninguno de los diez primeros lugares del ranking de la tasa de vacunación del mundo. Durante las dos primeras semanas de octubre, la proporción de residentes de más de 12 años que han recibido al menos una dosis apenas se ha movido.

Además, ahora se podría estar asistiendo a la confirmación apuntada por el catedrático de Oxford de que cinco o seis meses después la protección de las vacunas podría disminuir. Y son, precisamente, los datos de Israel los indican que, después de un repunte, los casos han vuelto a bajar una vez se ha extendido el refuerzo entre la gente mayor.

¿Es preocupante la situación? Las últimas cifras semanales indican que en las islas Británicas, especialmente en Inglaterra, el incremento de hospitalizaciones y de muertos crece por encima del 10% cada siete días, si bien solo suponen todavía el 20% de las de principios de 2021. Este martes, por ejemplo, el número de infecciones llegó a las 43.738 y las defunciones a las 223. El lunes se rozaron los 50.000 contagios, a pesar de que las muertes fueron muchas menos, 45. En la última semana, sin embargo, ha habido un 16,1% más de nuevos casos, un 14,6% más de muertos y un 10% más de hospitalizados: 5.937.

¿Un espejo para Catalunya?

¿Es posible que el aumento actual conduzca a una oleada como la del invierno, según decía el martes en el Evening Standard David King, el ex asesor científico jefe del gobierno? Podría ser, se contestaba.

¿Hay una nueva variante más contagiosa? En cuanto a este punto, la alarma no es generalizada. Andrew Pollard, el jefe del equipo que desarrolló la vacuna de Oxford/AstraZeneca, ha afirmado este miércoles al programa Today, de BBC Radio 4: "El descubrimiento de nuevas variantes es, por supuesto, importante, pero no hay nada que indique que esta nueva mutación será la siguiente que sustituirá a la delta. E, incluso si lo hace, la delta es muy buena a la hora de propagarse en una población vacunada. Y una nueva puede ser un poco mejor, pero es poco probable que cambie la situación general de manera dramática".

¿Es necesario que Catalunya tome nota, en especial ante el aumento de la tasa de reproducción, ya por encima del 1, como este miércoles se ha confirmado? El profesor e investigador Salvador Macip, de la Universidad de Leicester, aporta una reflexión tan interesante como evidente: "Lo que pasa en el Reino Unido es que no se puede hacer ver que no hay pandemia", que es exactamente lo que Boris Johnson decidió el famoso "día de la libertad", el 19 de julio. "Ahora hay 20 veces más casos en el Reino Unido que en España. Aunque la mortalidad sea baja, ¡también habrá 20 veces más! Pasa igual con los ingresos hospitalarios. Siempre hay un porcentaje de no vacunados y de vacunados que no están protegidos, aunque sea bajo. Cuanto más contagios, más sube el número absoluto de afectados. Estamos todavía en plena oleada en el Reino Unido, con tantos casos como principios de verano, lo que pasa es que la mortalidad seguirá relativamente baja en comparación con el año pasado porque las vacunas funcionan".

La protección de las vacunas

Los efectos positivos de la vacunación son otra evidencia. Lo confirman los datos disponibles. Entre julio y octubre de este año, ha habido poco más de tres millones de casos y unas 79.000 personas han acabado en el hospital. De octubre a enero de 2020-21 hubo poco más de 2,7 millones de casos, pero más de 185.000 enfermos necesitaron tratamiento hospitalario.

Así, pues, ¿es posible otro confinamiento en el Reino Unido? Incluso el epidemiólogo Neil Ferguson, del Imperial College de Londres, uno de los primeros científicos en advertir de la seriedad de la situación en China, y que forzó el cambio de opinión de Boris Johnson en marzo de 2020 para acabar confinando el país, asegura que no. Lo mejor es la prudencia, recuerda Macip. En Catalunya y España, donde la situación está, de momento, bajo control, "el peligro es que ahora haya la misma actitud que en el Reino Unido y hagan como si la pandemia se hubiera acabado, porque los casos subirán". Más claro el agua: Macip recuerda que la pandemia continúa muy viva.

stats