Italia
Internacional 01/10/2021

Trece años de prisión para el alcalde que acogía a refugiados

Domenico Lucano convirtió la localidad de Riace en símbolo de la solidaridad

3 min
El exalcalde de Riace Domenico Lucano

Domenico Lucano, el exalcalde de Riace, la localidad italiana símbolo de la acogida de inmigrantes, ha sido condenado a trece años y dos meses de prisión por la gestión fraudulenta de los fondos destinados a la acogida de refugiados y solicitantes de asilo, cinco años más que la pena que pedía la Fiscalía. El Tribunal de Locri ha considerado que el exresponsable político es culpable de fraude, malversación de fondos, asociación para delinquir y abuso de autoridad.

Mimmo Lucano fue detenido en 2016 en el marco de una investigación de la Guardia de Finanzas abierta para esclarecer las supuestas irregularidades en la gestión de los fondos procedentes de la Unión Europea y del ministerio del Interior italiano para financiar el sistema de acogida de inmigrantes en Riace, un municipio de tan solo 2.000 habitantes situado en Calabria, en el sur del país, una de las regiones más empobrecidas y azotadas por la mafia.

La Fiscalía acusó al exalcalde de Riace de utilizar indebidamente fondos destinados a los migrantes y de haber facilitado matrimonios por conveniencia entre hombres italianos residentes en la localidad y mujeres extranjeras, con el fin de que ellas obtuvieran los permisos de residencia en Italia. "La verdadera finalidad de los proyectos de acogida en Riace era crear un sistema clientelar" en el que el máximo responsable era Lucano, que actuaba motivado por un "interés político". "No le importaba la calidad de la acogida, sino hacer que sus vecinos trabajaran para obtener, a cambio, el apoyo político electoral", defendieron los fiscales en el juicio.

"Esta es una historia sin precedentes. Me he pasado la vida persiguiendo ideales, he luchado contra las mafias, también para mejorar la imagen negativa de mi tierra", ha declarado este jueves el exalcalde después de conocer la sentencia en primer grado, que será recurrida por sus abogados. "No tengo palabras, no me lo esperaba. No creo que los delitos de la mafia sean castigados con penas tan severas", ha lamentado.

De 400 a 2.000 vecinos

El modelo Riace dio la vuelta al mundo. Todo empezó a finales de los años 90, cuando Mimmo Lucano, profesor de química en la escuela local, tuvo la idea de repoblar su municipio, que entonces tenía tan solo 400 habitantes, ofreciendo una casa abandonada a los inmigrantes que llegaban a las costas italianas. En compañía de otros vecinos, Lucano fundó la asociación Ciudad Futura, y con los primeros refugiados que empezaron a llegar desarrolló un sistema de acogida innovador.

Lucano creó un sistema basado en la economía social, con el cual lo que entregaba a los inmigrantes era una especie de vale que después podía ser intercambiado en los comercios locales del municipio. El Ayuntamiento cedió decenas de casas que estaban abandonadas, puesto que la mayoría de sus propietarios habían emigrado al próspero norte de Italia o incluso a fuera del país, para que los inmigrantes las arreglaran y las ocuparan gratuitamente.

En la asociación, los inmigrantes estudiaban italiano y aprendían varios oficios que les permitieron en poco tiempo empezar a trabajar en la agricultura, la artesanía, fundar sus propios negocios... Y el pueblo empezó a repoblarse. Gracias a este proyecto, se calcula que Riace ha acogido a más de 6.000 refugiados durante las últimas décadas.

Lucano fue elegido alcalde de Riace por primera vez en 2004 y, hasta la llegada de Matteo Salvini al ministerio del Interior en 2018, ganó todas las elecciones municipales. La cruzada contra la inmigración del líder de la Liga encontró en Lucano uno de los opositores más firmes.

En 2016 la revista Fortune lo incluyó en la lista de las 50 personas más influyentes del mundo, junto con el papa Francisco y Angela Merkel, por haber devuelto la vida a un pueblo a través de un modelo de acogida ejemplar. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que lo visitó, definió el modelo Riace como un "ejemplo de buena política en la acogida de refugiados" y de "lucha contra la xenofobia". Los abogados del exalcalde han defendido que Lucano "hizo en Riace lo que tendría que haber hecho el Estado". "Y lo hizo, no solo tapando la ausencia del Estado, sino sin ánimo de lucro", añaden.

stats