Internacional 21/02/2022

La UE anuncia sanciones después del "acto ilegal" de Putin

Los líderes europeos condenan la "violación flagrante" del derecho internacional después de que Rusia reconozca las repúblicas del Donbás

3 min
El ministro de Asuntos exteriores de Ucraina, Dmytro Kuleba, con el Alto Representante de la UE, Josep Borrell

BruselasLa crisis entre Ucrania y Rusia avanza en forma de montaña rusa. Cuando este lunes el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, se ha reunido con los ministros de Exteriores de la UE a primera hora de la mañana, la atención se centraba en una posible cumbre entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y el de los Estados Unidos, Joe Biden. Pero al salir del largo encuentro la situación era completamente diferente: Putin estaba a punto de anunciar el reconocimiento de las repúblicas prorrusas del Donbás, y pocas horas después, el presidente ruso firmaba los documentos con que reconoce políticamente las repúblicas de Donetsk y Lugansk y la UE respondía con el anuncio de sanciones.

A través de un comunicado conjunto, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el mismo Borrell han condenado el reconocimiento de las repúblicas de Donetsk y Lugansk como una "violación flagrante" del derecho internacional, de los acuerdos de Minsk y de la integridad territorial de Ucrania, y han anunciado "sanciones contra los implicados en este acto ilegal".

Borrell ya había avisado que propondría a los ministros de Exteriores activar el paquete de sanciones que hace semanas que se cocina en Bruselas en caso de que Rusia reconociera estas regiones. Los socios europeos habían amenazado a Putin con sanciones, pero la posición mayoritaria del bloque era que solo se activaran en caso de ataque militar. Así pues, según las palabras de Borrell, si hay una invasión militar las medidas sancionadoras (que pueden afectar tanto el sistema financiero como el energético o personas particulares) se activarían de manera casi automática, porque la unanimidad está garantizada, mientras que en caso de reconocimiento político, se abre el camino para activarlas, que requiere, sin embargo, un debate entre los socios comunitarios. No todos tienen la misma visión, y esta es la grieta que Putin quiere explotar con este movimiento. Fuentes europeas no aclaran si las sanciones a las cuales se refieren Von der Leyen y Michel son el conjunto del paquete preparado o solo una parte, y hará falta que los veintisiete socios europeos acuerden de qué manera quieren que se concrete esta "firmeza, unidad y determinación".

Ucrania presiona

"Hay buenas razones y legítimas para imponer como mínimo algunas sanciones inmediatamente, para demostrar que la Unión Europea no solo habla de sanciones, sino que está preparada para iniciar el camino", decía a primera hora de la mañana el ministro de Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, que presionaba a Europa justamente para que no se espere a un ataque militar. Kuleba denunciaba que su país ya hace tiempo que vive bajo un ataque híbrido por parte de Moscú, con campañas de desinformación, ciberataques y un aumento creciente de la presencia militar a su alrededor. Pero también lo defienden los países europeos más cercanos, como por ejemplo Lituania o Letonia: "No hay que esperar a un ataque militar, Ucrania ya está siendo atacada: su economía está afrontando retos graves provocados desde Rusia y hay una campaña de terror con un ejército que rodea el país. Tenemos que empezar a responder a lo que pasa ahora", ha dicho el responsable de la cartera de Exteriores de Lituania, Gabrielius Landsbergis.

Por ahora, la Unión Europea ha redoblado su apoyo en Ucrania con la aprobación de un paquete de ayuda financiera de 1.200 millones de euros para responder al ahogo económico que Moscú está ejerciendo sobre el país, y también se han enviado expertos para dar apoyo contra los ciberataques, y a asesores en el flanco militar. El anuncio de Putin, pues, pone a prueba la unanimidad de los veintisiete miembros de la Unión, que tienen relaciones, intereses e incluso temores diversos respecto a Moscú.

stats