Media 10/02/2022

¿Quién es Anna Delvey, la estafadora rompecabezas que recupera Netflix?

Shonda Rhimes explica la historia de la chica que engañó a la alta sociedad de Nueva York

4 min
Julia Garner interpretando Anna Delvey

BarcelonaUn acento que nadie acababa de identificar y un aura de vida glamurosa a partir del cual todo el mundo que se cruzaba con ella se la imaginaba nadando en billetes. Estas son algunas de las características que identifican a Anna Delvey, también conocida como Anna Sorokin, la socialité de orígenes inciertos que con solo 26 años estafó a bancos, hoteles y a buena parte de la jet set de Nueva York (incluyendo a algunas personas que se consideraban sus mejores amigas). Su historia se hizo muy conocida en Estados Unidos a raíz de un artículo de la periodista Jessica Pressler publicado en el New York Magazine, pero ahora tendrá difusión mundial gracias a ¿Quién es Anna?, la serie que Netflix estrena este viernes.

Condenada en 2019 por ocho cargos diferentes, entre ellos el de hurto mayor en segundo grado, Delvey, nacida en Rusia y que se hacía pasar por una millonaria heredera alemana, está actualmente en un centro de internamiento para extranjeros a la espera de ser deportada, puesto que su visado caducó al poco de salir de prisión, en febrero del 2021. Desde el centro de internamiento, la estafadora, que siente cierta atracción por los medios, ha escrito un ensayo para Insider en el que anuncia que no piensa ver la serie, a pesar de que Netflix le pagó por los derechos de su historia 320.000 dólares, un dinero que se ha utilizado para restituir a sus víctimas. "No pienso ver ¿Quién es Anna? próximamente. Aunque pudiera mover algunos hilos y conseguir tener acceso, no me atrae nada ver una versión ficcionada de mí misma en este lugar demencial y criminal", dice la joven, que participó activamente en la serie asesorando a su creadora, Shonda Rhimes.

Anna Sorokin.

La personalidad de Delvey, con muchos elementos culebronescos, es un material casi hecho a medida para Rhimes, la reina Midas de la televisión y experta en crear series adictivas. Este es el segundo proyecto que estrena la productora en Netflix después de su fichaje en exclusiva, y es el primero del cual es la creadora (en Los Bridgerton ejerce splo de productora). En una entrevista con la revista Time, Rhimes aseguraba que se sintió atraída por la historia de Delvey desde el momento en que leyó el reportaje del New York Magazine. "Era una persona tan compleja, interesante y difícil de conocer... ¿Si hubiera sido un hombre habría tenido tantos problemas? ¿La gente se habría sentido tan fascinada? ¿Si Anna Delvey hubiera sido lo que habitualmente denominamos una «tía buena», la gente se habría escandalizado tanto?", reflexionaba Rhimes.

Encantadora e intimidante

La productora acierta en uno de los aspectos más singulares de la historia de Delvey. La estafadora, que ahora tiene 31 años, podría parecer poca cosa físicamente, pero la serie deja constancia de cuán intimidante podía ser. La encargada de interpretarla es Julia Garner, que después de destacar con personajes secundarios en Ozark y The Americans, asume un papel protagonista en el que los matices son esenciales. Más allá de transformarse físicamente en Delvey, la actriz se ha concentrado en imitar su manera de hablar. El resultado, que se puede ver en la versión original, es una mezcla de acentos que fluctúa del inglés británico al alemán, pasando por el ruso, un guirigay que hacía imposible que la gente de su alrededor descifrara sus orígenes. Garner ha explicado que en una de las visitas que le hizo, Delvey le pidió expresamente escuchar como haría sus diferentes acentos.

"Anna puede ser muy encantadora y agradable. Es una persona que puede ir de la oscuridad a la luz y de la luz a la oscuridad muy rápidamente. De repente lo ves todo claro y entiendes cómo fue capaz de hacer lo que hizo. Porque la gente se le acercaba, los embrujaba", dice Garner sobre la protagonista real de la historia, que vivió una vida de lujo gracias a sus amistades.

A pesar de que la serie se centra en la figura de la rusa, toda la historia está explicada a través del punto de vista de una periodista, Vivian Kent (Anna Chlusmky, la niña de Mi chica), que empieza a investigar su caso. A la hora de preparar el papel, Chlumsky tuvo la ayuda de Jessica Pressler, que también es productora de la serie, y tuvo acceso a todas las notas que la periodista utilizó cuando escribió el artículo que sacaba a la luz las estafas de Delvey. "Fue como un máster en periodismo", asegura la actriz, que añade que uno de los núcleos de la serie es la relación entre la periodista y el sujeto de su artículo.

El hecho de que ¿Quién es Anna? se articule a través de la visión de Vivian, sin embargo, no ha gustado a la Anna real. "Cuatro años de preparación y después de horas de conversaciones telefónicas y visitas la serie se basa en mi historia y está explicada desde la perspectiva de la periodista. Aunque me despierta la curiosidad ver cómo han interpretado el material que se les ha proporcionado, no puedo evitar sentirme como una acotación", se quejaba Delvey en Insider.

stats